Inicio Noticias ¿Qué debe hacer la defensiva de los Cowboys para frenar a los...

¿Qué debe hacer la defensiva de los Cowboys para frenar a los Vikings?

839
0

La actuación de los Cowboys frente a los Packers dejó dudas en varios sectores. Aunque el rendimiento de la defensiva quizás fue el más preocupante porque el éxito del equipo depende mucho de esa unidad. En este caso tendrán por delante un desafío muy complicado al estar enfrentando a estrellas tanto en su corredor como en su receptor abierto.

Defensiva terrestre vs. Ataque por tierra

Esta área es la que definitivamente aparece como una debilidad en el lado defensivo. Ante los Chicago Bears habían concedido 240 yardas por tierra, pero mucho había tenido que ver la enorme capacidad atlética del quarterback Justin Fields. Sin embargo, el domingo pasado no ocurría eso teniendo en cuenta que Aaron Rodgers es un pasador puro.

Aún así hubo muchos inconvenientes para contener el juego terrestre. El running back Aaron Jones consiguió 138 yardas junto con una anotación en 22 acarreos, por lo que tuvo un promedio de 6.2. La otra opción era AJ Dillon, quien tuvo 65 yardas en apenas 13 intentos. Entre ellos se combinaron para 203 yardas.

Esa producción hizo que Dallas continúe bajando al estar como el cuarto peor de la NFL concediendo 143.1 yardas por juego. En yardas por acarreo ahora se ubica en el puesto 26 con 4.8. El número es alarmante de por sí, pero empeora al ver quién será el próximo adversario.

Los Vikings no surgen como uno de los conjuntos más eficientes al utilizar esta vía. Apenas están en la colocación 23 en yardas por juego con 107 y 17° con 4.5 yardas por acarreo. Sin embargo, la presencia de Dalvin Cook es para prestarle mucha atención. La mejor forma de verlo es con lo que hizo sobre los Buffalo Bills al escaparse para un touchdown de 81 yardas. Por ese motivo será esencial que Dan Quinn busque cómo contener a la ofensiva por tierra o será una contienda muy difícil de levantar.

Defensiva aérea vs. Ataque por aire

Aquí es donde los Cowboys tendrán posiblemente el desafío más complicado de la temporada. Si bien ya les tocó enfrentar a grandes wide receivers, ahora tendrán enfrente al mejor. La producción de Justin Jefferson desde que fue drafteado en 2020 fue extraordinaria. Aunque a eso hay que añadir la monstruosa actuación que tuvo en el reciente triunfo de su equipo.

Este duelo sí será demasiado desafiante para Trevon Diggs. Jefferson es un jugador veloz y con una excelente habilidad para hacer todo lo que se necesita en esa posición. Pero el problema para Diggs es que aquí el esquinero quizás no pueda explotar su mejor virtud por la contextura física dominante del WR. Allí surge otra incógnita acerca del rendimiento de la unidad.

Quién jugará del otro lado es algo que debe ser un punto importante. Más allá de que Anthony Brown dejó el juego, antes de hacerlo no había estado tan bien. El ingreso de Kelvin Joseph fue incluso más preocupante, sobre todo porque el veterano tuvo una conmoción que lo deja en duda. Eso derivó en que un novato como Christian Watson en el que Rodgers no confiaba concluyera la victoria de los Packers con tres anotaciones.

Lo que debe ser corregido de inmediato está en que un par de ellas fueron profundas. Una bomba de 60 yardas y otra de 39 indudablemente generan cierta incógnita. Lógicamente Kirk Cousins no es el mariscal de campo más temible, aunque si está cómodo en la bolsa de protección puede hacer daño. La tarea de Micah Parsons será demasiado relevante en este juego para evitar que se desarrollan trayectorias de muchas yardas.