Inicio Noticias Cinco claves del Vikings – Cowboys de la semana 11

Cinco claves del Vikings – Cowboys de la semana 11

781
0

El juego que se le viene a Dallas en Minnesota representará una gran prueba. Si bien los Cowboys ya ganaron ahí el año pasado con Cooper Rush como quarterback, los Vikings ahora están mucho mejor. Enfrentar a un adversario que llega de vencer a los Buffalo Bills como visitantes indudablemente requerirá de solidez en todos los sectores.

Dalvin Cook

Un área esencial será lo que ocurra con el juego terrestre de los Vikings por los inconvenientes mostrados por la defensiva. Al comienzo de la temporada este era un punto con margen para mejora dentro de una unidad dominante. Sin embargo, se convirtió en una debilidad que podría comprometer la fortaleza principal de Dallas, que es presionar al quarterback rival.

Por ese motivo este será un emparejamiento decisivo para las aspiraciones de ambos. Es cierto que Minnesota no fue tan eficiente esta temporada corriendo el balón, pero tiene a un running back top 5 en la NFL. La anotación de 81 yardas que logró Cook el domingo pasado fue un recordatorio de lo que puede hacer. Cook se ubica octavo en la liga con 727 yardas por tierra además de poder contribuir por aire, por lo que será un factor muy importante.

Micah Parsons

El nivel mostrado en Green Bay fue preocupante por lo importante que es la defensiva para el éxito colectivo. Este roster está conformado esencialmente para que la unidad sea la que cargue al equipo. Por esa razón generó bastantes dudas el rendimiento ante una ofensiva con tantos problemas esta temporada como la de los Packers. En esa dirección será necesaria la producción de su estrella.

Lógicamente los jugadores de este calibre suelen ser siempre relevantes. Sin embargo, es cierto que el linebacker pasó un poco inadvertido en Green Bay y la defensiva lo notó. Ahora será clave que Parsons incomode al QB Kirk Cousins para que la unidad recupere la confianza. Un elemento para tener en consideración gira en torno a Christian Darrisaw. El tackle izquierdo debió salir por una conmoción en Buffalo, por lo que está cuestionable. Parsons debe aprovechar ese emparejamiento incluso si el titular está presente.

Justin Jefferson

La gran estrella del juego no es ninguno de los dos quarterbacks, sino el jugador en cuestión. El receptor abierto tuvo diez recepciones para 193 yardas frente a los Bills en una producción inolvidable. En particular su atrapada en 4ta y 18 con el juego en la línea es una muestra de lo que puede hacer en cualquier snap. Este será un desafío extremadamente complicado para la defensiva.

Sobre todo por lo que ocurrió ante los Packers, con un novato como Christian Watson explotando con tres touchdowns a pesar de las inconsistencias que había tenido hasta acá. Será interesante saber qué hará Dan Quinn con Trevon Diggs en esta disputa tan relevante porque una batalla 1 vs 1 posiblemente no sea conveniente. Será un juego demasiado difícil para los Cowboys si no encuentran cómo contener a Jefferson.

Línea ofensiva de los Cowboys vs. Línea defensiva de los Vikings

La defensiva de Minnesota quizás no tenga tanta atención centrada en ellos, pero definitivamente tiene una dupla que puede generar disrupción. Zadarius Smith lidera la presión a los mariscales de campo con 9.5 capturas y esa cifra lo deja segundo en toda la liga. Allí habrá otro punto para considerar porque podría hacer la tarea de la ofensiva incluso más laboriosa.

Los linieros deben tener una actuación consistente para que Dak Prescott no lance apresurado. En particular será una difícil tarea porque Smith no es el único pass rusher destacado de los Vikings. La línea defensiva también tendrá a Danielle Hunter yendo por el quarterback. Por ese motivo esta batalla podría ser un factor determinante para el resultado del juego.

Michael Gallup

Quizás la actuación del receptor abierto no sea de tanta influencia en lo que al marcador final se refiere en esta visita. Sin embargo, si eleva su rendimiento podría ser vital para destrabar a la ofensiva. CeeDee Lamb fue sencillamente brillante en Green Bay con once recepciones para 150 yardas aéreas y dos anotaciones. Sin embargo, es el único que está aportando algo bueno.

Gallup aún no fue el de antes de la lesión. Eso es algo totalmente entendible. Es un poco injusto esperar de él su mejor versión tan rápido y hasta ahora resultó ser una equivocación de la directiva. Pero ahí es donde se encuentra la ofensiva. Necesita que sea un WR2 consistente y no lo está consiguiendo. El wide receiver tiene apenas 16 atrapadas para 170 yardas y una anotación en seis juegos. A su vez, en ninguno de ellos alcanzó las 50 yardas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí