Inicio Noticias Trevon Diggs estuvo a punto de no ser un esquinero en la...

Trevon Diggs estuvo a punto de no ser un esquinero en la NFL

2741
0

En el medio de las victorias de Dallas y lo que va de temporada, todos los ojos en la liga están fijando su atención en el esquinero Trevon Diggs. El back defensivo vaquero ya cuenta con seis intercepciones en cinco encuentros. Y está muy cerca de igualar y romper unos cuantos récords si logra otra intercepción ante los Patriots este domingo.

Sin embargo, es por coincidencias de la vida que Diggs está jugando como esquinero en la NFL. Siendo más específicos, por una decisión técnica durante su paso por la Universidad de Alabama.

Trevon durante su etapa en la secundaria jugó en buena parte como receptor. Y esa era en teoría la posición que iba a jugar a nivel universitario. Sin embargo, el destino le tendría preparada otra sorpresa.

Nick Saban, quien es el legendario entrenador en jefe de Alabama Crimson Tide desde el año 2007, vio el potencial de Diggs para la defensiva, así como sus habilidades. Por lo tanto, durante el segundo año del jugador, le comentó a Diggs que el cuerpo técnico había decidido mover a Trevon a esquinero de manera completa.

Para el año 2017, esta se veía como la decisión más obvia. El equipo universitario tenía una gran cantidad elementos como receptores titulares así como de reserva. Entre ellos, Calvin Ridley quien ya estaba en su última campaña. Además que estaban llegando Henry Ruggs, Jerry Jeudy y alguien que ya encaró Diggs hace tan solo unas semanas, DeVonta Smith.

Por supuesto, en su momento el jugador no se tomó la noticia de la mejor manera. Sobre todo porque su hermano Stefon había llegado a la liga en 2015 por medio del Draft. Los Minnesota Vikings lo seleccionaron en la quinta ronda y ha sido un elemento que sigue en la NFL hasta este momento. Para ese entonces, Trevon solo tenía en su mente seguir los pasos de su hermano.

“Honestamente, al principio me dolió”, afirmó Trevon en rueda de prensa. “Llamé a mi hermano y estaba llorando”.

Claro está, la decisión la terminó aceptando el esquinero sin problemas. Después de todo, el consejo de su hermano menor ayudó mucho. Para Trevon, su hermano ha sido una figura paterna y no le aconsejó precisamente que se sintiera mal por eso. Todo lo contrario, que asumiera el reto y que trabajara lo mejor posible en su nueva posición.

“Eso es exactamente lo que hice”, comentó Diggs. “Lo acepté y volví al trabajo. Realmente le agradezco a Saban por eso, lo aprecio”.

Sin dejar ninguna idea por fuera, una de las grandes ventajas que tiene Diggs desde que era un prospecto para entrar en la NFL en 2020, era su pasado como receptor. El simple hecho que el back defensivo conociera la posición de antemano y haberla jugado varios años le daba mucha ventaja por encima de muchos otros elementos que terminaron seleccionando en primera ronda.

Ciertamente, se puede decir que el esquinero bajara hasta la selección 51 de segunda ronda con Dallas fue un gran regalo para la organización. Sobre todo porque elementos con mayor publicidad que salieron ese año, como Jeff Okudah o C.J. Henderson, que básicamente los seleccionaron entre los primeros diez, han fallado en lo que respecta a sus expectativas.

“Por haber sido un receptor, conozco todas las rutas”, continuó Diggs. “Me conozco todos los ángulos, y debo reconocer que hace que las cosas sean mucho más fáciles. No es extraño para mi, ya que se lo que va a pasar”.

Viendo cualquiera de las grabaciones de las intercepciones de Diggs que van en lo que hay de campaña, se puede notar que sus manos están muy adecuadas para el trabajo de receptor. Un ejemplo cualquiera puede ser la intercepción a Mike Glennon este fin de semana. Como se puede ver en la jugada, Diggs tiene total control del balón al momento de atraparlo. Gracias a su entrenamiento en ambos aspectos del juego, dara la impresión que está más acostumbrado a recibir balones que a defenderlos realmente.

Por lo tanto, gracias a su excelente rendimiento, habilidades con el balón y velocidad, han sido varios los que lo han estado comparando con el legendario Deion Sanders, quien jugó en la organización entre 1995 a 1999. Hablamos de Stephen Jones, Michael Irvin y el mismo Troy Aikman. Este último lo hizo durante la transmisión del duelo de los Cowboys ante los Giants.

Aún es muy temprano para sacar conclusiones, pero Trevon Diggs va en camino a ser una gran estrella. Esto en parte hay que agradecérselo a Nick Saban, quien vio el potencial del muchacho y decidió que tomara otro camino. Ahora Diggs tendrá un nuevo encuentro para seguir dejando su marca y tendrá que verse las caras con el Mariscal Mac Jones en el Gillette Stadium. Esperamos que Trevon siga aumentando sus números y que el equipo de la estrella solitaria siga dominando sin problemas la NFC Este.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí