Inicio Noticias ¿Qué ha hecho que la ofensiva de los Cowboys sea tan peligrosa...

¿Qué ha hecho que la ofensiva de los Cowboys sea tan peligrosa en 2021?

3377
0

La ofensiva de los Cowboys parece estar finalmente cumpliendo las expectativas. Tras una temporada 2020 donde su potencial estuvo debilitado por las bajas, en 2021 la situación es totalmente diferente. Si bien aún no llegamos a la mitad de la temporada regular, Dallas se proyecta a llegar a los playoffs, e incluso más allá. Y su rendimiento en ataque es una clara prueba de ello.

Tras las primeras cinco semanas de temporada, Dallas está en el top de varias estadísticas ofensivas de la liga. El equipo vaquero es segundo en la NFL en yardas totales (2.198), yardas promedio por encuentro (439,6), yardas terrestres por encuentro (172,8), y puntos por encuentro (34,0). Por otro lado, los Cowboys ocupan el 11º lugar en yardas de pase por juego (266,8). Esto debido a su ataque principalmente terrestre en los últimos encuentros.

En el apartado individual, Dallas también tiene presencia entre los líderes de las estadísticas tras la semana 5. El mariscal Dak Prescott es segundo en la liga en porcentaje de pases completados (73,9%), por detrás de Kyler Murray (Cardinals, 75,2%). Además, es tercero en pases para touchdown (13) y rating de pases (116.9).

Por otro lado, el top 10 de corredores con más yardas terrestres tiene doble presencia vaquera. Ezekiel Elliott es tercero con 452 yardas, mientras que Tony Pollard ocupa el puesto 10 con 325 yardas. Aparte, de los corredores que han jugado todos los encuentros hasta ahora, Pollard es quien tiene mejor promedio de yardas por acarreo (6,4 yardas).

¿Qué factores han influido en este desempeño ofensivo?

El primer factor que ha influido en este desempeño es la versatilidad en ataque. El coordinador ofensivo Kellen Moore ha sido capaz de tener un plan de juego diferente para cada encuentro hasta ahora. Incluso, también ha sido creativo con jugadas inesperadas que le han salido bien.

Vale mencionar que Moore le dijo a sus dirigidos desde el principio de temporada cual sería el enfoque este año: tomar con agresividad lo que la defensa les dé, y prepararse pasa lo que sea que planteen. Ese ha sido el enfoque durante cada uno de los cinco encuentros. Y lo será también este domingo contra los Patriots, el cual se espera que sea un rival defensivamente complejo.

Otro factor importante ha sido el llamado “fútbol complementario” que está mostrando Dallas. Aunque el equipo vaquero ha atacado más por tierra que por aire en los últimos encuentros, es igual de peligroso en ambas facetas ofensivas. A eso se le suma la falta de egoísmo de los jugadores, ya que todos se enfocan en hacer su trabajo por el bien de equipo. Y eso es algo que los rivales lo notan.

“Diría que (los Cowboys) hacen muchas cosas bien” dijo Ja’Whaun Bentley, apoyador de los Patriots, de cara al juego de este domingo. “Buen fútbol complementario, el juego terrestre encajando con el juego de pases. Todo el mundo está haciendo su trabajo. Nosotros (los Patriots) estamos emocionados. Es una gran oportunidad para que podamos hacer jugadas”.

Otro factor importante ha sido el gran estado físico de Dak Prescott y Ezekiel Elliott. El mariscal ha cumplido las expectativas, manteniendo el mismo nivel mostrado en 2020 hasta el momento de su lesión. Mientras, Elliott parece estar dispuesto a borrar el mal desempeño del año pasado. Y tal parece que su trabajo con un entrenador privado en temporada baja está dando frutos.

Por supuesto, el regreso tras lesión de varios linieros ofensivos titulares ha influido en la mejoría en ambas facetas del ataque vaquero. Sin embargo, hay que destacar que Dallas no ha tenido aún a su línea ofensiva titular al completo en ningún juego este año. Zack Martin se perdió el juego de semana 1 debido al COVID-19, mientras que La’el Collins está cumpliendo una suspensión de cinco encuentros desde la semana 2.

A pesar de esto, los respaldos han cumplido con su rol. Terence Steele ha mejorado muchísimo este año ocupando el lugar de Collins durante su ausencia. Mientras, Connor McGovern hizo un buen trabajo supliendo a Martin contra Tampa Bay, e incluso jugando como fullback contra los Panthers en semana 4. Esto como otra idea de Kellen Moore que dio un buen resultado.

La temporada 2021 apenas está entrando a su semana 6. Muchos esperan un duelo contra un rival de mayor entidad para confirmar las sensaciones actuales en torno a la ofensiva de los Cowboys. Sin embargo, el equipo va a un gran paso. Y, como dijimos antes, parece estar cumpliendo las altas expectativas puestas en su potente ataque.