Inicio Noticias ¿Será esta temporada la última de Kellen Moore como coordinador ofensivo de...

¿Será esta temporada la última de Kellen Moore como coordinador ofensivo de los Cowboys?

6664
0

El inicio de Dallas sorprendió a todos por la solvencia que mostró en ambas unidades. No era imposible que alcanzara un récord de 4-1, aunque la contundencia con la que lo está haciendo ciertamente llama la atención. Ese protagonismo no genera elogios únicamente de los fanáticos, sino que las demás franquicias ya comienzan a ver más de cerca cada paso que dan los Cowboys.

Los coordinadores son el principal foco de análisis. Dan Quinn ya era un entrenador muy bien catalogado por la NFL. Sus experiencias previas tanto en los Seahawks como en los Falcons permiten que se mantenga en la conversación para un puesto de head coach en un futuro cercano. Sin embargo, muchos están descubriendo de a poco a Kellen Moore.

“Me gusta lo que hace. Me gusta la forma en que atacan a la defensiva. Creo que es inteligente. Utilizan muy bien a su personal. Disfrazan mucho de lo que hacen. Y eso es lo que hacen las grandes mentes ofensivas. Para los jugadores, parece muy simple y son los mismos conceptos, pero lo ocultan y ejecutan jugadas con muchos estilos diferentes”, comentó Troy Aikman en una entrevista radial con The Musers en 105.3 The Ticket.

Con respecto a esta cuestión hay algo que hizo muy bien Moore. La semana 1 había dejado más que una caída frente a los Buccaneers. En ese juego quien sufrió una lesión fue Michael Gallup. Si bien el puesto de receptor abierto está cubierto en el roster, no era sencillo reemplazar a Gallup en lo que se esperaba fuera un ataque predominantemente aéreo.

La solución del coordinador ofensivo fue brillante porque sirvió para darle una dimensión adicional a la unidad. Una gran revelación el año pasado fue Dalton Schultz. Con la ausencia del wide receiver, quedó una situación ideal para utilizar dos alas cerradas. Esa combinación de Schultz con el recuperado Blake Jarwin le dio grandes réditos.

En el área en la que se vieron los frutos fue en el ataque terrestre. Se dedicaron varias horas a debatir si Ezekiel Elliott aún debía ser el corredor titular. La idea de darle más snaps a Tony Pollard era otro elemento para incluir en la discusión. Lo que logró hacer Moore es realizar ambas con una efectividad sorprendente.

Elliott parece más cerca de su versión en años anteriores. Sus 452 yardas lo colocan tercero en la liga, aunque lo más importante son sus 5.3 yardas por acarreo. Pollard se convirtió en el cambio de ritmo tan necesario y sus estadísticas ratifican su potencial porque él también está entre los diez mejores. El RB totaliza 325 yardas promediando un extraordinario 6.4 por intento.

Una innovación que implementó Moore resultó ser tan novedosa como peligrosa para las defensivas. Esa fue la inclusión de un paquete que tiene a Connor McGovern como fullback. El guardia suplente se vio muy bien en esa faceta creando huecos para los corredores. Teniendo en cuenta cómo funcionó hasta aquí, seguramente continuarán apareciendo.

La otra gran virtud es la selección de jugadas que está realizando en cada juego. Un movimiento muy fluido es lo que consigue la ofensiva con consistencia. A su vez el balance está siendo equitativo. Dallas usó el ataque terrestre en 163 oportunidades y el brazo de Dak Prescott en 165. Esa distribución permite ser impredecible.

Varias veces se vieron diseños muy originales que significaron acciones clave. Por ejemplo, para cerrar el triunfo ante los Panthers con una entrega de Zeke a Pollard. Otra decisión brillante fue en la anotación por aire más reciente de Elliott. Sin embargo, tanta atención hará muy complicado alejar a los competidores de tentar a Moore en la offseason.

Un comentario de Aikman podría verse materializado si la ofensiva sigue aplastando a quienes tiene enfrente: “Sé que Dak se da cuenta de que con toda probabilidad Kellen no será su coordinador por mucho tiempo más. Porque ha impresionado a tanta gente de la liga”, concluyó. Para que se vaya aún falta. Ahora es momento de concentrarse en la actual temporada.