Inicio Noticias Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para dañar a...

Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para dañar a los Saints?

624
0

Los Cowboys no dejaron una buena impresión en su caída frente a los Raiders. Si bien el marcador indica que consiguió 33 puntos, una anotación llegó a través de los equipos especiales mediante Tony Pollard. Aunque incluso dejando de lado esa cuestión en cuanto al marcador, en ningún momento se vio la fluidez de tiempo atrás. Quizás este rival tampoco permita ver un juego tan abierto, por lo que la eficiencia será esencial.

Corredores vs. Defensiva terrestre

Una gran preocupación para Kellen Moore debe ser el estancamiento del ataque por tierra. Desde la bye week da la sensación de que no hay manera de mover el balón por esa vía. La inconsistencia de la línea ofensiva es un factor decisivo. No tener a Ezekiel Elliott en perfectas condiciones es otra razón. Sin embargo, hay suficiente personal para que el nivel sea otro.

Las limitaciones no son muy grandes como para ver un retroceso tan pronunciado. Creer que se puedan obtener 200 yardas terrestre en un juego como ocurrió ante los Giants y los Panthers es inverosímil a esta altura, pero ese no debería ser el estándar. Con tener una producción aceptable se podrían solucionar muchas cuestiones del funcionamiento global de la ofensiva.

La mala noticia para los Cowboys es que los Saints son de lo mejor de la NFL en esa área. En yardas permitidas por tierra se ubican terceros con apenas 91.9 yardas. Una cifra aún más escalofriante es que conceden un promedio de 3.4 por acarreo, lo que representa media yarda menos que el segundo mejor número.

Por esa razón es justo pensar en una actuación discreta de los running backs. Existe la posibilidad de darle descanso a Elliott, pero eso no debería aumentar exageradamente las expectativas sobre Pollard. Si el RB no tiene una planilla destacada sería entendible. En caso contrario sería un beneficio sustancial para las aspiraciones del equipo.

Receptores abiertos vs. Defensiva secundaria

Parte del motivo por el que New Orleans es tan sólido por tierra está en el esquema que utilizan. La estrategia es llenar la caja de defensivos para eliminar esa posibilidad porque confían en sus esquineros. En el perímetro hay constante cobertura individual para permitirse añadir más gente cerca de la línea de scrimmage.

Esa situación hace que el regreso de CeeDee Lamb sea vital. Ver todo el tiempo asignaciones de ese tipo ante receptores abiertos de menor nivel puede complicar mucho la tarea del quarterback. Si bien aún no se sabe si Amari Cooper estará presente, contar con la selección de primera ronda en 2020 es una inyección de talento necesaria.

El último cuarto de la derrota en el Thanksgiving Day fue productivo. Sin embargo, dependió mucho de las jugadas grandes a Michael Gallup o a Dalton Schultz en algunas ocasiones. Para superar a esta defensiva se necesitará más regularidad de Dak Prescott. El cornerback para tener en cuenta en cada snap será Marshon Lattimore.

Línea ofensiva vs. Pass rushers

Una conclusión que debe obtener el staff de la caída ante Las Vegas es lo sucedido en este sector. Es bastante inédito ver una rotación de linieros en el medio de un juego. Si hay algo que ayuda a una línea ofensiva es la continuidad. Esa decisión fue muy curiosa sobre todo porque el coach de ese grupo posicional Joe Philbin ni siquiera estaba en el terreno por coronavirus.

Olvidarse de esa idea es un paso muy importante para recuperar la solidez perdida allí. La colocación de Terence Steele en la lista covid ayudará a evitar una modificación en el tackle derecho durante la competencia. No es un detalle irrelevante al notar que la línea defensiva rival tiene a varios experimentados.

La presencia para enfocar es indudablemente Cameron Jordan. El ala defensiva cosechó nada más cuatro capturas, pero no puede ser descontado nunca. Sus 13 QB Hits demuestran que está causando disrupción. Una ausencia que simplificaría un poco la tarea en la protección de pase es la de Marcus Davenport, aunque aún no está confirmada su disponibilidad para el TNF.