Inicio Noticias Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la defensiva para frenar a...

Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la defensiva para frenar a los Saints?

886
0

El día de Acción de Gracias estadounidense dejó un muy mal sabor para los Cowboys en todas sus unidades. La defensiva permitió 36 puntos frente a los Raiders sin su mejor ofensivo en la mayor parte del juego, por lo que deben mejorar rápido. Es cierto que hubo demasiadas infracciones señaladas por los árbitros, pero el rendimiento debe ser superior para evitar otra caída.

Alvin Kamara vs. Linebackers

La única luz de esperanza que posee el adversario para hacer daño está en el backfield. Las lesiones hicieron que los Saints tengan como única superestrella a Kamara. Todo lo que ocurra en ese ataque pasa por el corredor. Sin embargo, no está 100% confirmada su presencia porque se perdió tres juegos por una lesión de rodilla.

No está clara cuál será la disponibilidad del running back, aunque la defensiva debe prepararse como si estuviera en el terreno. Kamara es quizás el mejor RB de la NFL aportando por aire. En yardas aéreas es el tercero de su equipo con 310. Aunque la estadística que mejor describe su importancia es que lidera con 32 recepciones a pesar de haberse perdido varios duelos.

Lo bueno para Dan Quinn es que no hay otras herramientas que podrían complicar su planeamiento. Kamara debe ser el centro de atención a partir del cual armar todo el resto. Si Mark Ingram regresa podría darle un poco de descanso al ingresar para correr entre los tackles, pero eso no debería causar tanto daño.

El quarterback y línea ofensiva vs. Pass rushers

La era de Drew Brees finalizó el año pasado. Lo que hubiera sido una visita cuesta arriba ahora se convirtió en un obligado triunfo para cualquier contendiente. El head coach Sean Payton eligió a Jameis Winston como su sucesor. Sin embargo, la mala fortuna hizo que Wintson sufriera una rotura de ligamentos cruzados que concluyó su temporada de manera anticipada.

New Orleans está 0-4 desde la lesión del QB, por lo que es un rival que también pasa un por un momento muy difícil. Su reemplazante temporario fue Trevor Siemian, pero no logró hacer funcionar a la ofensiva. Más allá de que tuvo actuaciones discretas, no fue suficiente para que New Orleans logre victorias.

Una alternativa si está saludable es Taysom Hill. La descripción de navaja suiza aplica a la perfección en este caso. Hill es un quarterback que corre el balón con poder en la zona de gol, que lo puede atrapar o hasta en ocasiones bloquear con eficacia. En esa situación la defensiva sí debería tener ciertas precauciones, aunque está lejos de ser un atleta imparable.

Un sector en el que son bastante sólidos es en la línea ofensiva. En esa área se ubican octavos en la liga habiendo permitido 19 capturas. Esa fortaleza es lo que los ayudó a ser competitivos. SI bien arriban con cuatro derrotas consecutivas, fue recién en las últimas dos en las que hubo mucha diferencia con sus rivales. Con la salvedad de que había otras ausencias relevantes por lesión.

Transcurrió otra semana con Micah Parsons separándose del resto de la unidad. La presencia del novato será esencial porque es el único que está causando verdadera disrupción en los quarterbacks. Una buena noticia es que podría regresar DeMarcus Lawrence de lista de lesionados. Sin embargo, sería entendible que lo haga con una producción terrenal.

Receptores abiertos vs. Defensiva secundaria

El gran foco de la caída en el Thanksgiving Day estuvo en las infracciones que cometió la defensiva. En particular fue Anthony Brown con cuatro interferencias de pase quien más contribuyó al desastre ocurrido días atrás. Sin embargo, en este duelo no debería tener tantas preocupaciones sobre los wide receivers.

Otra estrella que ya no está en el equipo es Michael Thomas. Si bien el receptor abierto aún es parte del roster, está en IR desde el inicio de la temporada. Esa ausencia limitó mucho las posibilidades del ataque aéreo de New Orleans. Por todas las inconsistencia ocupan el puesto 29 promediando 198.2 yardas mediante esa vía.

Los principales objetivos deben ser tanto Deonte Harris como Marquez Callaway. Harris es el líder en yardas con 427, aunque podría perderse el TNF por suspensión. Callaway es la otra amenaza con 396 yardas. No hay ninguna excusa para que la defensiva secundaria repita una actuación tan endeble por todos los inconvenientes que presenta la ofensiva rival.