Inicio Noticias Evaluando la temporada 2021 de los Cowboys: Mike McCarthy

Evaluando la temporada 2021 de los Cowboys: Mike McCarthy

2621
7

El año calendario inició de manera muy desafortunada para los fanáticos. Se esperaba desde el campamento de entrenamiento una buena producción del equipo tras una temporada para el olvido. La lesión de Dak Prescott había descarrilado todos los planes en la semana 5 en 2020. Sin embargo, el regreso del quarterback hacía creer en la posibilidad de un desenlace favorable. Eso quedaría descartado tan temprano como la ronda de comodines.

Varios días transcurrieron desde la caída en casa frente a los 49ers que le puso el punto final a esas ilusiones. Las equivocaciones para llegar a esa decepcionante eliminación fueron muchas. Tantas como los responsables de que no se hayan cumplido las exigentes expectativas que el roster había generado. Teniendo en cuenta que dentro de poco será momento de mirar hacia adelante, aún queda algo de espacio para calificar las actuaciones de cada protagonista. Hoy: el head coach

Mike McCarthy, entrenador en jefe: D

La calificación no es mejor porque el motivo por el que fue contratado es para que la franquicia diera un salto de calidad sobre la era de Jason Garrett. En un proceso muy criticable por la poca variable de alternativas que Jerry Jones entrevistó, el camino elegido por el dueño fue el de un veterano consagrado. Otras opciones con proyección fueron desechadas por la inmediatez de resultados pretendida.

Aunque la manera en la que ocurrió la eliminación es muy descriptiva del período de McCarthy en los Cowboys. No tanto por la derrota en sí ante un gran adversario como San Francisco, sino por cómo sucedió todo. La innumerable cantidad de infracciones cometidas por los jugadores habla de un conjunto sin disciplina alguna. Las penalizaciones como interferencias de pase defensivas pueden pasar, pero no la del estilo que se vieron el domingo pasado.

Es cierto que son errores de los que están en el terreno. Pero eso puede servir para explicar cuando se ven de forma aislada. En este caso se trata de un roster indisciplinado. Las faltas antes del snap son imperdonables para cualquier profesional. Que en la primera acción haya una invasión de la zona neutral es difícil de aceptar. Bastante más grave aún fueron los dos false start al retornar del entretiempo que transformaron una accesible 3ra y 4 en 3ra y 14.

Los árbitros suelen cometer errores. En situaciones como la del Thanksgiving Day con los Raiders fueron decisivos en contra de Dallas. Sin embargo, es una excusa muy básica cuando un equipo es el más penalizado de toda la NFL a lo largo de 17 juegos. Es posible ser privado de algún triunfo en ocasiones, aunque creer que eso se da en la duración de toda un temporada es una simplificación falaz. Fueron los más castigados por la ausencia de atención.

Una preocupante falta de responsabilidad es otra evidente falencia en el head coach. No hacerse cargo de lo propio es algo en lo que McCarthy cae a menudo. La prueba perfecta está en lo sucedido en la que fue la última imagen del equipo en los playoffs. Más allá de la opinión que puede tener cada uno, cuando una decisión es condenada por todos los expertos de un sector como son los ex jugadores y entrenadores es porque probablemente hubo una falla.

Nadie creyó que optar por un QB draw con 14” segundos haya sido una buena idea. Era demasiado riesgo por ganar diez o quince yardas. Sobre todo porque se necesitaba de una sincronización perfecta. De que todos los participantes estuvieran concentrados en su tarea. Para que Prescott tuviera tiempo de azotar el balón cada detalle debía salir bien. Si verdaderamente esa acción hubiera estado entrenada hasta el cansancio, tenía que funcionar.

La culpa en esa jugada es compartida por varios. Desde Kellen Moore, pasando por McCarthy y hasta llegar lógicamente a Prescott por no deslizarse antes o darle el ovoide al árbitro. Pero que el head coach redoblara la apuesta días más tarde diciendo que fue lo correcto habla de una carencia de autocrítica alarmante.

En ese final tan bizarro para un equipo importante como los Cowboys se evidenció la característica que define al HC. Cada vez que un duelo entra en la parte decisiva lo que reina no es la tranquilidad. En esas instancias es el caos quien toma las riendas del equipo. De esa manera se puede ganar la NFC Este, pero resulta incompetente ante rivales bien coacheados.

Eso ya se había visto en 2020. La excusa del coronavirus sirvió como el chivo expiatorio ideal para McCarthy, a pesar de que otros entrenadores nuevos no pasaron por los inconvenientes que mostró Dallas. La lesión de Prescott fue el otro argumento utilizado. Sin embargo, hasta la lesión de Dak también se había visto desorden por doquier.

Entre semana Stephen Jones afirmó que estaba convencido de que el entrenador iba continuar en el cargo. En su conferencia de presencia el propio HC se mostró confiado. Sin embargo, el viernes la palabra de Jerry fue otra. “Tengo mucho en qué pensar con respecto a estos entrenadores”, comentó en su entrevista radial con 105.3 The Fan.

“No voy por eso. He tratado de impulsarlo. Quiero que esas cosas se reconozcan y se aborden después del primer juego. O del sexto. No quiero esperar hasta que estemos sentados aquí sin temporada para ver lo que estamos haciendo o no. Hay que ajustar o no tienes trabajo”, respondió acerca de corregir detalles en la offseason.

Lo cierto es que habrá que tener algo de paciencia para saber qué hará el dueño de la franquicia. Por lo pronto, la contribución del head coach quedó en deuda. Su contrato de cinco años podría ser un factor relevante, aunque no debería depender de eso. La decepcionante salida de los playoffs lo tuvo como un responsable principal por no tomar las decisiones acertadas.

7 COMENTARIOS

  1. Antes lo hacían por amor a la camiseta. Hoy lo hacen por amor al dinero. Y no les importa la afición y el equipo.

  2. Jerry jones tendría que hacer una limpia profunda empezando por corres al godo inepto del HC y asistentes. Al mito de Quinn que no sirve para nada y sobre todo al mediocre de Prescott como extrañamos a un verdadero vaquero como Troy eikman

  3. NO ME EXTRAÑA NADA LA MENTALIDAD Y EL EQUIPO DE BUFFALO BILLS QUE LLEGUEN MAS PRONTO A UN SUPERBOWL CON JOS ALLEN QUE DAKOTA ROMO!!!! DE LOS COWBOYS!!!!!

  4. LA VERDAD ES LA MISMA NOVELA DE TODA LA VIDA CON LOS COWBOYS !!!!! MAS DE 26 AÑOS ESPERANDO UN CAMPEONATO YO ME QUEDO CON LOS TIEMPOS DE TROY AIKMAN !!!!! ESOS SI ERAN COWBOYS NO EL ESPEJISMO Y LAS ILUCIONES QUE VENDE JERRY JONES!!! CON PURO JUGADOR CAPRICHOSO QUE NO VALE LO QUE PIDEN !!!! EMPEZANDO POR DAK QUE ALEGUAS SE VE QUE PINTA PARA OTRO TONY ROMO !!!!! PURO FRACAZO!!!!!

  5. Esta vez no leeré lo que ya he leído 100 veces ayer quedó más que claro, que esos 6 de los 8 en play off son equipos son elite, mí afición por vaqueros esta intacta todo lo demás lo conocemos, Mike MC ya no tiene ideas (ahi esta Queen y Sean Payton gente sería y con ideas por lo menos de hacer a vaqueros de un buen protagonismo, Prescott un Qb que cobra como elite y juega a nivel para jets de NY, podemos seguir así con los de mas jugadores y la respuesta es clara, vean videos de los 4 juegos de play off de ayer.

  6. Siempre ha quedado claro que Prescott es una excelente persona,pero no es un pasador nato con habilidades para lanzar pases certeros, además ha demostrado no saber ganar los juegos difíciles ante rivales poderosos.
    Con Prescott ,Dallas no llegara a un Superbowl.

Comments are closed.