Inicio Noticias Los Cowboys son un equipo de gran nivel, aunque su único enemigo...

Los Cowboys son un equipo de gran nivel, aunque su único enemigo podrían ser ellos mismos

11042
2

Los Cowboys nuevamente se quedarían con otra victoria, la tercera consecutiva que va en la temporada, por 36 a 28 ante los Carolina Panthers. Aunque el resultado se ve mucho más apretado de lo que realmente fue, el equipo como tal permitió ciertas situaciones que no tenían que darse. Entre malas decisiones técnicas, junto al hecho de sentar algunos titulares, los colocó contra las cuerdas en el último cuarto del encuentro. Sin lugar a dudas, el gran señalado de toda esta situación es el entrenador en jefe Mike McCarthy. Quien nuevamente ha cometido equivocaciones en la lectura del juego y ha tenido que defender sus posturas en la rueda de prensa tras el partido.

En par de ocasiones, McCarthy optó por la conversión de dos puntos en vez de asegurar los puntos extra con el pateador Greg Zuerlein. Ya para la mitad del tercer cuarto, en donde Dallas falló su segundo intento de conversión, el equipo pudo haber estado con un marcador parcial de 28 a 14. En su lugar, era de 26 a 14 y todavía con mucho tiempo por jugar.

Analizando el último cuarto de la ofensiva de Carolina, esos dos puntos de diferencia se podrían haber convertido en diez y habría sido más desesperante para el equipo rival buscar un resultado positivo. Sobre todo con el poco tiempo que ya quedaba en el reloj y con el hecho que los Cowboys tenían la última serie ofensiva del encuentro.

En lo que respecta al primer intento de conversión, McCarthy se escudó con el hecho que tuvieron una penalización a favor que los dejaron en la yarda 1. Ya que los Panthers tenían demasiados hombres defensivos en el campo de juego. Sin embargo, para el segundo intento, tan solo afirmó que había que confiar en ir por dos.

No importa si se esté ganando o perdiendo, puede que McCarthy decida hacer algo tonto en algún punto del encuentro. Ya sucedió ante los Chargers y el manejo del reloj en los últimos segundos del partido. Su explicación realmente no convenció a nadie y menos mal que Zuerlein anotó ese gol de campo de 56 yardas. En todo caso, podríamos estar hablando de algo totalmente distinto de no haber sido así.

Se podrían haber perdido más puntos, ya que al final del tercer cuarto el entrenador retó una jugada en tercera y uno en donde Zeke Elliott no pudo lograr la acción. Ya estando en la yarda 20 del equipo rival, McCarthy retó la jugada. Los árbitros mantuvieron la decisión así que en el medio de la bronca, McCarthy optó por la lógica y mandó a Zuerlein a ejecutar un gol de campo de 37 yardas. Para el comienzo del último cuarto, Dallas iba 36 a 14.

Tomando en cuenta que Trevon Diggs ejecutó dos intercepciones de manera consecutiva y mantuvo a raya a los rivales, quizás no fue una decisión tan inteligente dejarlo en la banda el último cuarto. De acuerdo con un vocero del equipo, Diggs tenía tensión en la espalda y esos fueron los motivos por lo que los entrenadores lo dejaron por fuera.

De cualquier manera, Diggs ha saltado al campo sin problemas aún teniendo molestias en varias ocasiones. Un caso similar al de Amari Cooper, quien ha jugado con lesiones en las costillas o los tendones. Los jugadores de fútbol americano puede que en muchos casos no estén al 100%. Pero si pueden hacer jugadas, los mismos elementos van a querer salir al campo de juego.

Sería el mismo Jerry Jones quien daría su opinión al respecto, dejando en claro que no estaba de acuerdo con el asunto. “Creo que fue un poco temprano sacar a algunos de los elementos clave cerca del final”, dejando en evidencia las decisiones del cuerpo técnico. “Entiendo que algunos de ellos estaban limitados y tenían razones para estar fuera del campo de juego. Pero no se terminaba de cerrar el asunto, los rivales seguían llegando”.

Quizás la única decisión que se le pueda perdonar a McCarthy fue la de haber confiado en su defensiva en un momento clave del partido. Durante el arranque del segundo cuarto, a Cameron Erving lo penalizaron por sujetar el casco del ala defensiva vaquera Randy Gregory. La acción pudo terminar en segunda y largo, pero el entrenador confió en su defensiva y optó por jugar en tercera y 12. Eventualmente, el equipo fallaría en las coberturas. Situación que terminaron capitalizando los de Carolina dejando el marcador 14 a 13. Pero no se puede negar la voluntad de McCarthy de confiar en su equipo.

En otro orden de ideas, quien realmente le salvó el encuentro al entrenador en jefe fue el coordinador ofensivo Kellen Moore. Los Cowboys estaban en tercera y uno tras la pausa de los dos minutos del último cuarto. Con el marcador tan cerrado, lo mejor era evitar que Sam Darnold y el resto de la ofensiva rival volvieran a pisar el campo. Pues bien, Moore llamó a una jugada de triple opción. En donde Dak le entregó el balón a Zeke Elliott, para que luego este último se lo lanzara a Tony Pollard para ganar cinco yardas.

Con esta acción, se pudo asegurar el encuentro y Prescott tan solo tenía que ejecutar la formación victoria para quemar el tiempo restante. No es secreto para nadie que Kellen Moore se está convirtiendo en una gran sensación esta temporada y su manejo en los esquemas ofensivos hablan por él. Como bien afirmó Stephen Jones antes de jugar contra los Eagles el lunes por la noche, saben que podría ser el entrenador en jefe de cualquier otra franquicia próximamente.

No obstante, si Jerry Jones en un hipotético caso decide despedir a Mike McCarthy tras terminar la campaña, no podría descartar la opción de ofrecerle al cargo a Kellen Moore. Claro está, eso va a depender plenamente de los resultados. Y que ciertamente el cuerpo técnico termine de una buena vez experimentar tanto con los resultados e ir a buscar lo seguro. Los Cowboys tienen las herramientas necesarias para grandes cosas, pero hay que saber utilizarlas.

Su próximo reto será en condición de local ante los New York Giants en la semana 5. Quienes finalmente ganaron su primer encuentro de la temporada, en condición de visitantes ante los Saints y en tiempo suplementario. El objetivo será buscar un resultado positivo, para mantenerse lejos del equipo de Washington quienes van detrás en la división con un récord de 2-2. Y de esta forma, ganar nuevamente un duelo directo, que puede ayudar en demasía al final de la temporada.

2 COMENTARIOS

  1. El título de la nota realmente me parece lo mas real que existe, pero principalmente por el lado de no haber procurado un buen respaldo, joven preferiblemente para mí, para Dak, ya que si lesiona, adiós temporada, cómo el año pasado, ya que le s QB’s sirven para nada (0) y a pesar de tener corredores, cerrados y receptores de primera, no habría quien los aprovechara. Esperemos que Dak no tenga contratiempos de salud (protocolo de COVID) ni lesiones; así lo veo yo

  2. Bueno, nada te parece, lo digo con respeto, a mi realmente me gustó la agresividad de querer tomar 2 puntos en vez de uno en la conversión, finalmente Dallas tiene excelente juego terrestre, no se dió, ni hablar, no hay nada escrito y en la segunda conversión, también me parece correcto tratar de recuperar el punto perdido de la 1er conversión, el FA se juega agresivo y a ganar, no siendo medrosos y obviamente ki tú ni yo estábamos en la banca para saber que tan bien o tan mal estaba Diggs y que llevó al coach a tomar la decisión o fue el Dr?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí