Inicio Noticias Los Cowboys eligieron a Micah Parsons con el pick global 12: ¿Cómo...

Los Cowboys eligieron a Micah Parsons con el pick global 12: ¿Cómo encaja en el esquema de Dan Quinn?

3339
0

La primera ronda del draft no se dio como Dallas esperaba. Estar dentro del Top 10 representaba la posibilidad de elegir a un esquinero que podría convertirse en un CB1 para la próxima década. Sin embargo, los planes debieron modificarse en tiempo real por lo que sucedió justo delante de ellos.

Quizás era predecible que al menos un cornerback no estuviera disponible cuando llegara el momento para Jerry Jones. Pero lo que llamó la atención es que tanto Patrick Surtain II [video como Jaycee Horn [videofueron seleccionados justo antes. El movimiento de los Panthers por Horn y el de los Broncos por Surtain dejó a los Cowboys sin muchas opciones para mejorar la defensiva.

Lo bueno para Jones es que un receptor abierto de nivel como Devonta Smith aún no había sido elegido. Allí recibió una oferta interesante de los Eagles para bajas apenas dos puestos en el orden y la aceptó. Sabiendo cuál era el deseo de Philadelphia, esa fue una buena decisión. La palabra final fue entonces utilizar el pick 12 en el linebacker de Penn State.

¿Cómo encaja en la nueva defensiva?

Parsons [video] es un jugador que le aportará mucha velocidad a la unidad. La combinación de tamaño, fuerza y rapidez que lo caracteriza será vital para una de las peores defensivas de la NFL. Sobre todo en un área que tuvo un declive notorio en la última temporada a partir de un mal rendimiento de Jaylon Smith y las lesiones de Leighton Vander Esch.

El joven de los Nittany Lions brindará a su vez la capacidad de presionar al quarterback en jugadas diseñadas para eso. Su desarrollo en high school lo hizo como ala defensiva, por lo que tiene instintos interesantes para generar disrupción en el backfield rival. Esas son las cosas que podría otorgarle al equipo. La pregunta es si realmente encaja en lo que suele pedir Quinn.

Hay varias incógnitas en torno al egresado de Penn State. Su comportamiento fuera del terreno es uno muy importante, pero quedándonos únicamente con lo que ocurre dentro también hay ciertas dudas. Por lo pronto, apenas jugó dos años como linebacker. Seguir las indicaciones del staff para mejorar será fundamental porque todavía tiene mucho que aprender.

El coordinador prefiere utilizar a sus linebackers en cobertura. Si bien Parsons podría forzar a añadir más cargas al playbook por el impacto que generaría, no se ven tantos blitzes en los esquemas de Quinn. Cubriendo es donde usa mayormente a los LBs y allí es donde la inexperiencia en el puesto se nota más.

En los Nittany Lions tenía muy pocas responsabilidades en esa área. Mayormente era alineado cerca de la línea de scrimmage para estar libre de ir por quien tuviera el balón. Los pocos snaps en los que era parte del juego aéreo era haciendo cobertura por zonas muy simples. Sin embargo, el potencial que posee hace posible verlo como una pieza fundacional a futuro.

Cubriendo individualmente quizás sea superado con relativa facilidad en el inicio. Pero la capacidad atlética que tiene lo convierte en un potencial linebacker que podrá estar en los tres downs. En su Pro-day de hecho marcó 4.39” en las 40 yardas a pesar de pesar 111 kilos. Lo que queda claro es que la energía que añadirá es un excelente punto de partida para Quinn.