Inicio Noticias Kellen Moore se va a convertir en alguien muy solicitado la próxima...

Kellen Moore se va a convertir en alguien muy solicitado la próxima offseason

7637
0

En el medio de los resultados positivos que han tenido los Cowboys estas tres semanas, sobre todo en los aspectos defensivos, se ha olvidado un poco la ofensiva vaquera y todo el gran trabajo que ha estado haciendo su coordinador Kellen Moore. Claro está, el equipo perdió por un margen muy cerrado ante Tampa Bay en la semana 1. Pero eso no les resta mérito para haber luchado hasta el final ante el actual campeón del Super Bowl.

Sin embargo, el récord actual de los Cowboys es 2-1, en donde hay que analizar algunos aspectos ofensivos desde el duelo ante los Buccaneers. Para la semana 1, la ofensiva vaquera se tuvo que enfocar en el juego de pases. En donde Dak Prescott tuvo que lanzar para 403 yardas y el mismo Zeke Elliott tuvo que ejercer labores de bloqueador. Durante el encuentro ante los Chargers, el juego por tierra predominó en comparación a la semana anterior, en donde Elliott y Pollard lograron en conjunto 180 yardas.

Ya para el encuentro ante los Eagles, básicamente la ofensiva hizo lo que quizo en el juego de pases y por tierra. Con un Prescott dejando 238 yardas en jugadas de pase y tres anotaciones. Y un juego por tierra de 155 yardas, con dos anotaciones de Zeke Elliott.

Nada de esto ha llegado por casualidad, esto es por tener un gran equipo y un entrenador del nivel de Kellen Moore. En donde en este instante, tiene a la ofensiva vaquera como la quinta mejor de la liga, con un total de 1296 yardas a lo largo de tres partidos.

Este éxito tampoco es que ha llegado de la noche a la mañana, ya que Moore tiene en el radar como entrenador desde el año 2018, cuando comenzó a manejar a los Mariscales de campo de los Dallas Cowboys. Por supuesto, tras retirarse de la NFL jugando por seis años como QB.

Ahora bien, al año siguiente le asignaron el cargo de coordinador ofensivo a finales de enero, trabajando bajo las órdenes del anterior entrenador en jefe de Dallas, Jason Garrett. Si bien es cierto que el equipo no pasó a la postemporada, asunto que le costó el cargo a Garrett, Kellen dejó gratas impresiones en el manejo de la ofensiva. Dejando un promedio de 27,1 puntos por encuentro, 4751 yardas por jugadas de pase y 2153 yardas por tierra.

Con la llegada de Mike McCarthy al año siguiente, Moore fue uno de los pocos entrenadores que se quedó en la organización y ha seguido trabajando desde entonces. De manera desafortunada, las cosas no salieron como se esperaban en la campaña 2020 por múltiples razones. Entre ellas, las lesiones de la línea ofensiva y Dak Prescott, así como los fallos generales en la defensiva vaquera.

Pero como ya se mencionó, todo parece que las cosas están mejorando de manera superlativa y Kellen Moore es pieza fundamental de ese éxito. Bien lo diría Stephen Jones inclusive antes del encuentro ante los Eagles el lunes por la noche, acerca de todo el aprecio y el respeto que le tienen a su trabajo.

“Primero que nada, me quito el sombrero ante él”, afirmó Stephen a través de 105.3 The Fan. “Merece que lo entrevisten, ya que dejó de ser un secreto bien guardado. Cuenta con gran inteligencia en el fútbol americano. Su papá fue entrenador, fue un gran jugador en Boise State y jugó en la NFL. En lo que respecta a coaching, tiene todo el futuro por delante”.

Por lo tanto, lo que haga Moore en esta temporada tendrá mucho que ver con el futuro que tenga como entrenador. “Solo queremos aprovecharnos de su tiempo acá y obtener lo mejor que podamos porque sabemos que su gran día llegará”, continuó Stephen.

Claro está, con el trabajo creativo y de manera positiva que ha estado realizando Moore, no sería una sorpresa que cualquier otra franquicia de la NFL llegue con una oferta para un cargo mayor. Los Cowboys saben que tienen algo complicado retener a Moore por mucho tiempo. Quien más bien ya rechazó una oferta de Boise State antes de comenzar esta temporada. Aunque hay rumores que indican que el coordinador aceptó el cargo de entrenador en jefe de su universidad, y luego lo rechazó. De cualquier manera, esto ya es historia del pasado y lo que importa es lo que Kellen pueda ofrecer durante el resto de la temporada.

Por supuesto, parte del éxito de Moore tiene que ver con la convivencia con sus jugadores, en especial Dak Prescott. Ya llegará el momento en el que tanto Moore como los Cowboys tengan que andar en caminos diferentes, al menos por un tiempo. Pero por ahora, Dallas tiene un compromiso muy duro ante una de las mejores defensivas de la NFL por la semana 4. Se trata de los Carolina Panthers. Por lo que esta será una gran prueba para Kellen y los muchachos. De cualquier forma, se espera un resultado positivo y seguir dominando la NFC Este.