Inicio Noticias Jerry Jones afirmó que Prescott se encuentra en un bajón

Jerry Jones afirmó que Prescott se encuentra en un bajón

1968
0

Los Cowboys siguen manteniendo una racha positiva de 9-4 y son los líderes sin discusión de la NFC Este. Han vuelto a la senda de la victoria y han logrado buenos resultados consecutivos ante los Saints y el equipo de Washington. Sin embargo, algo que se ha estado criticando y viene desde el mes de noviembre es la producción de la ofensiva. La cual no se ha visto tan imponente como en la primera parte de la temporada regular. En consecuencia, el principal señalado de la falta de producción es el Mariscal Dak Prescott.

A través de 105.3 The Fan, el dueño de los Cowboys Jerry Jones estuvo hablando de diversos tópicos el día martes. Claro está, no se iba a pasar por alto el hecho que los últimos resultados positivos han sido mayormente gracias a acciones de la defensiva que de la ofensiva como tal.

“No quiero decir eso, bajón, pero quizás sea lo justo”, comentó Jerry Jones a la emisora con respecto a la situación de Prescott y la ofensiva. “Pero es una evaluación tan multifacética. Diría que nuestra ofensiva está muy lejos de como jugaban hace cinco o seis juegos atrás desde el punto de vista de la producción. Lo que las defensivas rivales tengan que ver con eso debe ser considerado. Pero lo que sí creo es que tenemos que salir y jugar con confianza, no importa lo que nos lancen”.

Claro está, como bien ha comentado Jones el bajón tiene que ver con un montón de factores que maneja actualmente el equipo. En especial en la ofensiva, en donde se sabe que ambos corredores están lesionados. Aparte de esto, ha sido poco lo que han podido jugar juntos el trío titular de receptores. Y para colmo de males, la línea ofensiva nunca se mantiene constante. El mejor ejemplo de ello será el duelo de este domingo ante los Giants, en donde ya se sabe que el tackle ofensivo izquierdo Tyron Smith no estará en el encuentro.

De cualquier manera, Jones también dejó en claro que Dak está sano y que buscará la manera de solventar las cosas. Independientemente de lo que suceda, el QB es quien carga con la responsabilidad del resto de la ofensiva y a pesar de los errores o lesiones, él es quien debe dar la cara. Y desde la semana 9 de la temporada eso no se está viendo de a mucho.

Analizando sus números a partir del duelo ante los Broncos, en donde volvió oficialmente de su molestia en la pantorrilla, Dak ha completado 151 pases de 239, para un total de 1568 yardas, ocho anotaciones y seis intercepciones. Sus logros han bajado drásticamente en comparación con las primeras semanas del torneo, en donde Dallas peleaba mucho más los encuentros y terminaron con un récord de 5-1 antes de la semana de descanso.

Por supuesto, otro detalle que hay que señalar es la manera en que las defensivas rivales han estado actuando contra los Cowboys a partir de la semana 9. Bien lo dijo Vic Fangio tras derrotar con sus Broncos a Dallas, que quizás había encontrado la fórmula para poder vencer al equipo de la estrella solitaria. Esto no es necesariamente cierto, ya que los Cowboys vencieron por paliza en la semana siguiente a los Falcons por 43 a 3.

No obstante, si hay algo que analizar del juego de Prescott es que el QB trabaja mucho mejor cuando está jugando rápido y no tiene mucho tiempo para procesar sus opciones. Cuando recibe demasiada información, puede dudar o comenzar o apuntar mucho en sus lanzamientos. Es mejor lanzando a los muchachos en movimiento que a los que reducen la velocidad y encuentran espacios en las zonas de cobertura.

Esto tiene una causa en específico y es la falta de cargas de parte de las defensivas rivales al Mariscal de campo. En el caso particular de Prescott, puede que hayan encontrado la fórmula precisa para que baje su rendimiento. En todo caso son teorías, pero son cosas que se han estado viendo durante las diferentes transmisiones de los Cowboys.

Una de las claras soluciones en este asunto es que Prescott realmente salga de su mala racha bajo cualquier método posible. Esto podría suceder si el Mariscal acelera un poco más a pesar de no recibir muchas cargas ni presión. Se ha visto que Dak es mucho mejor bajo presión y si suelta rápido el balón. Pensar mucho dentro del campo de juego le está pasando factura y ya es hora que haga algo al respecto.

El próximo domingo los Cowboys tendrán el duelo ante los Giants en el MetLife Stadium por la semana 15. Aún hay unos cuantos días para que el coordinador ofensivo Kellen Moore y el resto del cuerpo técnico busquen soluciones claras a la producción de Prescott. Por otro lado, el jugador debe poner de su parte y concentrarse mucho más, o al menos lo necesario. Ya que el duelo ante Washington fue un claro ejemplo que si la ofensiva no produce, cualquier otro rival puede quedarse con la victoria. Hay que evitar esos sustos a toda costa.