Inicio Noticias Zeke Elliott hace caso omiso a las críticas por su rendimiento en...

Zeke Elliott hace caso omiso a las críticas por su rendimiento en la semana 2

1284
0

Tras la apretada victoria de los Cowboys por 20 a 17 en el SoFi Stadium, hay muchas notas positivas que han quedado referentes al resultado. Entre ellas, la gran presentación del corredor Tony Pollard, quien terminó con 13 acarreos para un total de 109 yardas y una anotación. Dejando un promedio muy interesante de 8,4 yardas por cada acción de juego por tierra.

Todo esto suena espectacular, si tomamos en cuenta que el muchacho está apenas comenzando su tercera campaña como profesional, además que este ha sido apenas su tercer juego con más de 100 yardas por tierra. El detalle es que Pollard no es el corredor titular. Ese cargo es para Ezekiel Elliott, quien a pesar del gran contrato que posee, muchos afirman que sigue teniendo bajo rendimiento.

Elliott terminaría la jornada del domingo por la tarde con un total de 16 acarreos para 71 yardas, junto a otra anotación. A pesar de las críticas, claramente el equipo contaba con un plan de juego que se ejecutó a la perfección. Por un lado, Pollard con su explosión se encargó de correr por las bandas y ganar terreno por los lados. Mientras que Zeke iba de frente contra la línea defensiva de los Chargers, para ganar yardas por el interior. Por supuesto, a Pollard le fue mucho mejor promediando 8,4 yardas por acción. En el caso de Elliott, la cosa sería muy distinta, tan solo dejando 4,4 en la semana 2.

Sin embargo, estas críticas no parecen inquietar a Elliott, quien en rueda de prensa fue muy contundente con sus declaraciones. “Se escucha, pero lo que realmente importa es lo que sucede en este edificio”, aclaró Zeke. “Ellos (los críticos) no son los que están pagando el cheque o tomando las decisiones, así que no creo que importe”.

Una de las grandes notas de Zeke durante la offseason y la pretemporada es el hecho que estuvo practicando por su cuenta junto al entrenador personal Josh Hicks. Asimismo, ha estado comiendo mucho más sano y se ve en su mejor forma física desde que estaba en Ohio State, su antigua universidad. No obstante, se esperaba que ese rendimiento se viera reflejado desde la semana 1 ante Tampa Bay, cosa que no sucedió.

Claro está, durante el encuentro ante los Buccaneers, Elliott estuvo realizando otras tareas. Entre ellas, bloquear a la complicada línea defensiva de los Bucs, todo esto para darle mucho más tiempo al Marical Dak Prescott de hacer sus pases. A pesar que Zeke realizó su tarea de manera estupenda, igual se le criticó el hecho que en ese encuentro tan solo logró 33 yardas por tierra en 11 acarreos.

“Es una hermandad, y cada semana tenemos el mismo objetivo, y ese es el de ganar los encuentros”, comentó el running back. “Lo que sea que tengamos que hacer, es lo que haremos. Estoy feliz de ver a Tony y el empeño en su trabajo. Es uno de los que más se esfuerza en el equipo y es muy talentoso, merece salir al campo de juego y jugar como lo hace”.

Ciertamente, puede que Pollard haya tenido mejor desempeño ante los Chargers, pero Zeke seguirá siendo el titular y por su jerarquía, no deja de ser un referente en el equipo. Las cosas apenas están comenzando, por lo que no hay que prender las alarmas por su rendimiento. En dado caso, tanto Mike McCarthy como Kellen Moore seguirán utilizando a ambos corredores en las situaciones que sean necesarias.

“Nos motivamos el uno al otro, nos mantenemos frescos”, continuó el corredor. “Hacemos lo que podemos para impulsarnos, retarnos, mejorar. Si hay algo en lo que podría ayudar que pueda mejorar su juego o algo en lo que pueda ayudarme a mejorar el mío se hace. Solo nos presionamos a ser mejores jugadores”.

A pesar de las declaraciones de Elliott, la verdad es que el equipo está atado de manos con su situación. Si sus números en el juego por tierra no mejoran, es probable que se tomen cartas en el asunto a futuro, aunque el panaroma es muy complicado. Después de todo, su extensión en 2019 era para ganar yardas por tierra, no solo por labores de bloqueo. En dado caso, el jugador estaría cobrando para el próximo año un estimado de 12,9 millones de dólares. Con respecto a esto, las opciones serían canjearlo o cortarlo. Pero en ambas situaciones, igual va a obtener mucho dinero de parte de la organización y es un lujo que no se pueden dar por el tope salarial.

Analizando cualquier otro escenario, para el final de la temporada 2022 tendrán que ver que hacer con Tony Pollard. De seguir manteniendo este rendimiento, en las oficinas van a tener que darle una extensión o dejarlo ir.  De cualquier manera, falta mucho para eso y los Cowboys deben enfocarse en los resultados de esta campaña para finalmente volver a los playoffs.

Lo que si es seguro es que si Elliott sigue manteniendo los números bajos en el juego por tierra, las críticas van a seguir. Se espera que ambos corredores produzcan en gran medida, pero a su vez, que Elliott se mantenga a la par con Pollard o pueda mejorar su desempeño. Ya veremos lo que suceda ante los Eagles este lunes por la noche.