Inicio Noticias Randy Gregory afirmó que no lo dejaron producir más en 2020

Randy Gregory afirmó que no lo dejaron producir más en 2020

1682
0

A pesar que quizás muchos quieran olvidar los resultados de la campaña 2020 de los Cowboys, aún siguen saliendo noticias referentes a lo que sucedió en ese resultado final de 6-10. Entre ellas, el gran rendimiento que tuvo el ala defensiva Randy Gregory y como sin ninguna explicación razonable, prácticamente no contaba para algunos coaches defensivos.

En lo que pudo participar en 2020 desde la semana 7 tras su última suspensión, tan solo estuvo presente en 271 snaps defensivos. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que para la vuelta de Gregory ante el equipo de Washington, el jugador terminó con dos capturas y tres tacleadas en solitario. Ante este rendimiento en un primer encuentro, cualquiera podría pensar que el jugador estaba listo para arrancar como titular el resto de la campaña. Cosa que obviamente no se pudo observar.

De hecho, Randy no arrancó como titular en ninguno de los diez juegos en los que pudo participar en 2020. Y para hacer las cosas un poco más tensas, a pesar que su rendimiento ante Washington fue soberbio, tan solo en dos oportunidades logró jugar 40 o más snaps defensivos.

Ciertamente, esto deja grandes incógnitas de cómo un jugador que se ve tenía mayor rendimiento o claramente iba en ascenso lo dejaron en la banca. Por supuesto, las razones por las que Gregory apenas pudo arrancar en la semana 7 tienen que ver plenamente con la burocracia de la NFL. Durante la pandemia, la liga no hizo pruebas de sustancias ilícitas, así que Gregory no pudo tener la oportunidad de probar que estaba limpio. Igualmente, la NFL le permitió volver a las instalaciones del equipo al comienzo de la temporada. Pero le impidieron jugar los primeros seis encuentros, aparentemente para ver si podía manejar una re introducción a la liga de forma adecuada.

Apartando los aspectos burocráticos en el asunto, ciertamente en lo que respecta a los deportivos, se puede notar la frustración de Gregory en sus declaraciones. A pesar que no da nombres como tal, siente que hubo ciertas injusticias y tan solo hay que leer lo que afirmó para sacar conclusiones lógicas. “Sentí que había un poco de favoritismo”, afirmó el ala defensiva. “Se negaron a que eclipsara a su favorito. Sabían que podía hacerlo, así que hicieron lo que pudieron para mantenerme a raya. Tuve mis momentos en los que estaba molesto. Solía hablar con Peter (su agente) al respecto, y lo mejor que podía hacer era salir al campo con las jugadas que me daban y hacer que valieran la pena. Lo hice, pero realmente sentí que me robaron el año pasado”.

Uniendo los puntos de manera lógica, el favoritismo tiene que ver con quien fuera su compañero de posición Aldon Smith. Que si bien este último tuvo un rendimiento superlativo en los primeros tres encuentros de la campaña, el mismo se estuvo diluyendo. Habría sido la oportunidad perfecta para que Randy saltara al campo y mejorara los números de la defensiva, pero eso nunca llegó a suceder.

No es secreto para nadie la conexión que tenía Smith junto al que era coordinador de línea defensiva Jim Tomsula, y esto a su vez llegaba al coordinador defensivo en ese momento, Mike Nolan. De hecho, analizando con mucho mayor detalle los números, para el final del año pasado Aldon tuvo una mayor cantidad de snaps que el mismo DeMarcus Lawrence.

Claro está, esto no pasaría desapercibido para el dueño de la franquicia Jerry Jones. Quien aparentemente confrontó al entrenador Mike McCarthy en una reunión de personal al respecto. De acuerdo con Mike Fisher de Sports Illustrated, Jones le preguntó a McCarthy qué estaba sucediendo con Gregory y por qué no estaba jugando más.

Asimismo, con la llegada de Dan Quinn a la organización como nuevo coordinador defensivo, se hizo la misma pregunta. Sobre todo al ver las grabaciones de Gregory de la pasada campaña. “Me sorprendió que no jugara más”, comentó Quinn. “Se lo planteé a Mike. Él estaba en la parte superior de la lista para mí en lo que respecta a definir un rol. Su tiempo de juego va a aumentar, es totalmente seguro. Creo que realmente va a despegar”.

Con la llegada de Quinn, no solo se espera que Gregory tenga mayor tiempo de juego, sino que sea el ala defensiva titular derecha, mientras que DeMarcus Lawrence estará del otro lado. Además, se podría tentar la posibilidad que Randy también juegue como “LEO”. Esto quiere decir, un híbrido entre ala defensiva y linebacker.

Ahora que Aldon Smith, al igual que los entrenadores Jim Tomsula y Mike Nolan están fuera del equipo, hay grandes posibilidades que Gregory pueda explotar de una vez por todas. Cuenta con el apoyo de toda la organización y ahora no hay excusas para fallar. Ver a Randy practicando en Oxnard será algo muy gratificante de ver sobre todo por la amarga travesía que ha tenido como profesional desde su llegada a la liga en el año 2015. Y falta poco para eso, ya que el campamento de entrenamiento comenzará esta semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí