Inicio Noticias ¿Qué fortalezas y debilidades tienen los Buccaneers? ¿Cómo podrían los Cowboys vencerlos?

¿Qué fortalezas y debilidades tienen los Buccaneers? ¿Cómo podrían los Cowboys vencerlos?

4078
2
ARLINGTON, TEXAS - DECEMBER 23: Dak Prescott #4 of the Dallas Cowboys scores a touchdown against Jordan Whitehead #31 and Carlton Davis #33 of the Tampa Bay Buccaneers in the first quarter at AT&T Stadium on December 23, 2018 in Arlington, Texas. (Photo by Tom Pennington/Getty Images)

Ya falta menos para el juego inaugural de la temporada 2021 entre los Cowboys y los Buccaneers. Los campeones actuales del Super Bowl contra el Equipo de América. Y aunque se anticipa un duelo electrizante y llamativo, lo cierto es que Tampa Bay parte como favorito para ganar el encuentro.

Para tener una mejor idea de lo que tendrán que enfrentar los Cowboys el próximo jueves, presentamos un análisis de los Buccaneers. A continuación, detallamos las fortalezas y debilidades del equipo de Tampa Bay, y cuáles son las claves para que el equipo vaquero pueda llevarse la victoria.

Fortalezas de los Buccaneers

#1 – Tom Brady como mariscal. Después de 20 años y seis títulos con los Patriots, muchos pensaban en 2020 que Tom Brady no tendría éxito en Tampa Bay. Sin embargo, un tiempo de adaptación y un equipo reforzado ayudaron a Brady a volver a lo suyo pronto. El que muchos consideran como el mejor de todos los tiempos sigue siendo decisivo a pesar de sus 44 años. Sin duda, eso hace de Brady una de las grandes fortalezas de los Bucs.

#2 – El equipo campeón regresa en su totalidad. Algo que impresiona sobre los Buccaneers es que la dirigencia logró mantener al núcleo duro que logró el campeonato en la temporada 2020. Los 22 titulares del Super Bowl, quienes tuvieron más de 200 snaps en la pasada campaña, vuelven al completo. Lo mismo ocurre con todo el cuerpo técnico, liderado por el head coach Bruce Arians.

Esto no es usual en la NFL. Desde que el tope salarial se implementó en la liga, ningún equipo campeón mantuvo a todos sus titulares de cara a la siguiente temporada. Así, Tampa Bay sería el primero en lograrlo en esta era. Esto es gracias a la gestión del director general Jason Licht, quien pudo renovar y mantener contratados a los 22 titulares.

#3 – Suerte con las lesiones. Otro punto fuerte de Tampa es su suerte con las lesiones. En 2020, los Bucs fueron el equipo más sano de la NFL. Esto resultó ser una sorpresa, considerando que muchos equipos tuvieron plagas de lesiones debido a la falta de entrenamientos en temporada baja y a la pandemia, entre otros factores.

Por supuesto, la suerte con las lesiones de los equipos no siempre es la misma, y los Buccaneers no van a ser la excepción. Esto puede ser diferente en 2021, claro. Pero si hay algo poco probable es que el campeón actual pueda sufrir una o varias bajas por lesión antes o durante el juego contra los Cowboys, y que eso pueda influir en una posible derrota.

#4 – El juego de pases. Sin duda, una de las fortalezas de Tampa Bay actualmente es su juego por aire. En 2020, los Bucs fueron el segundo mejor equipo en este apartado con 4.626 yardas de pase, promediando 289.1 yardas por encuentro. Solo los Chiefs los superaron en esta estadística.

Pero eso no es todo. Los Bucs también fueron el segundo equipo con más pases para touchdown durante la temporada regular 2020, con 42 pases en total. Solo fueron superados por Green Bay, que registró 48. Esto hace de Tampa Bay una real amenaza en el juego por aire.

#5 – Los receptores a disposición de Brady. A simple vista, el cuerpo de receptores de Tampa Bay podría subestimarse. Pero, en el fondo, los Bucs tienen armas ofensivas de temer. La primera de ellas es el receptor Mike Evans, quien logró 13 touchdowns en 2020 a pesar de solo lograr 70 recepciones. Además, su gran tamaño hace de él una seria amenaza en la zona roja.

Tampoco hay que perder de vista a Chris Godwin y al veterano Antonio Brown. Godwin, elegido para el segundo equipo All Pro en 2019, bajó un poco su rendimiento en 2020 pero pudo mantener estable su producción. Brown, por otro lado, aún tiene gasolina en el tanque y sigue siendo un receptor interno bastante fiable.

Por último, no hay que olvidar al ala cerrada Rob Gronkowski. Su excelente conexión con Tom Brady le hacen una de las armas ofensivas más peligrosas de Tampa Bay. Una clara muestra de ello fue el pasado Super Bowl contra Kansas City, en el cual registró ocho recepciones para 110 yardas y dos touchdowns.

#6 – Línea ofensiva. Para que Brady pueda ser más efectivo, debe tener una línea ofensiva que lo mantenga protegido. Eso lo entendió la dirigencia de Tampa, la cual extendió los contratos de los tacleadores Tristan Wirfs y Donovan Smith. Con esto, el equipo bucanero logró conservar a toda su línea ofensiva titular de cara a este año.

#7 – Línea defensiva. Durante los playoffs, la línea defensiva de Tampa Bay demostró ser implacable. Eso pudo notarse especialmente al “secar” a Patrick Mahomes en el Super Bowl. Con jugadores como Vita Vea, Ndamukong Suh y Williams Goldston, la línea ofensiva de Dallas tendrá mucho trabajo para mantener protegido a Dak Prescott.

#8 – El cuerpo de apoyadores. Complementando la línea defensiva, los Bucs cuentan con dos de los mejores linebackers de la actualidad: Shaquil Barrett y Lavonte David. Entre los dos acumularon 5 sacks y 35 tacleadas combinadas en cuatro juegos de playoffs en 2020. Con ellos, los siete jugadores que tiene Tampa al frente de su defensa son una seria amenaza para las ofensivas rivales. Y la de Dallas no será la excepción.

#9 – La presencia de público en el estadio. Un gran factor a favor que tendrán los Bucs será el regreso del público en su estadio. Si los fanáticos de Tampa pudieron hacer bastante ruido con la capacidad reducida en el Super Bowl, el estadio lleno este jueves puede llevar las cosas a otro nivel.

De hecho, la fanaticada de los Buccaneers demostró ser bastante ruidosa y comprometida con su equipo. Esto pudo verse en los juegos como local en pretemporada, con el Raymond James Stadium totalmente lleno. Aparte, también se hicieron sentir durante el campamento de los Bucs. Por ello, los Cowboys pueden estar ante un auténtico “infierno” este jueves en Tampa Bay.

Debilidades de los Buccaneers

#1 – El estado de forma de Tom Brady. Es cierto que, a sus 44 años, Tom Brady tiene un gran estado de forma. Pero el paso del tiempo no perdona, y eso puede seguir mermando la fuerza de sus pases. Sin embargo, no hay que subestimarlo. Y menos considerando que el experimentado mariscal llevó a Tampa Bay al campeonato en 2020 jugando con una lesión en el ligamento colateral medio de la rodilla.

De hecho, Brady se sometió a una cirugía de rodilla en la temporada baja para corregir ese problema. El mariscal estuvo en recuperación los últimos meses, e incluso jugó un poco durante la temporada baja. Quedará por ver si, contra los Cowboys, Brady está al 100% de sus condiciones. Si no es así, el equipo vaquero puede tomar ventaja. Pero si Brady es capaz de ganar un Super Bowl estando lesionado, es capaz de todo.

#2 – La falta de movilidad de Brady. Para nadie es un secreto que el punto débil de Tom Brady es su falta de movilidad. Si la defensa rival vence a sus protectores y lo pone en aprietos, el rating de pases de Brady baja hasta en un 50%. Eso los Cowboys lo saben, y lo han estudiado. Así lo dejaron ver las declaraciones de Osa Odighizuwa esta semana, que muchos interpretaron como una “subestimación” del novato hacia el veterano mariscal.

#3 – La línea secundaria de Tampa Bay. A diferencia de los siete del frente, los backs defensivos de los Bucs no son tan efectivos.  Según ESPN, Tampa fue el 12º equipo con más yardas de pase recibidas en 2020, con 3.945 yardas (303 más que Dallas, que ocupa el puesto 22). Sin embargo, el desempeño de los linieros defensivos y apoyadores de Tampa Bay ha logrado que el bajo nivel de su línea secundaria no los penalice.

#4 – El ataque por tierra. El juego terrestre no es el fuerte ofensivo de los actuales campeones. En la temporada regular 2020, Tampa Bay fue el quinto equipo con menos yardas por tierra en la NFL con 1.519. En promedio, registraron 94.9 yardas por juego.

Por supuesto, esto es algo que el equipo bucanero mejoró con la contratación de Leonard Fournette. De hecho, el ex de los Jaguars es otra de las armas ofensivas que los Bucs tienen en su arsenal. Y aunque el juego de pases de Tampa es superior, el equipo vaquero no puede descuidar al ataque terrestre rival.

Claves para que los Cowboys puedan vencer a los Buccaneers

Aunque Tampa Bay tiene más fortalezas que debilidades, los dirigidos por Bruce Arians son un equipo que puede ser vencido. Y, para ello, los Cowboys tendrán que tener en cuenta estas claves:

#1 – Presionar a Tom Brady. Esto es algo que el equipo vaquero tiene en su lista de prioridades. Así lo dejaron ver los novatos Micah Parsons y Osa Odighizuwa quienes, al igual que el resto de la defensa de Dallas, saben que Brady no es muy móvil. Y no solo eso, sino que su porcentaje de pases baja muchísimo cuando su defensa colapsa.

De hecho, mantener presionado a Brady es la clave para limitar su potencial ofensivo. Logrando eso fue que se gestaron las victorias de los Giants sobre los Patriots en las ediciones 42 y 46 del Super Bowl. Y si los Cowboys quieren derrotar a los Buccaneers, esa es una de las claves principales.

#2 – No ceder una ventaja de más de dos anotaciones. Según estadísticas de 2020, los Bucs tuvieron más posibilidades de ganar un encuentro al tener una ventaja de dos o más touchdowns. Por ello, mantener el juego con un marcador cerrado será vital para el equipo vaquero el próximo jueves.

#3 – Limitar a la ofensiva de Tampa Bay a anotar goles de campo. Con Tom Brady al mando, no queda duda que la ofensiva de los Bucs explotará el juego de pases. Por ello, es vital que la defensa de los Cowboys evite que los campeones sumen puntos. Y, si es posible, limitar sus anotaciones a goles de campo.

Según estadísticas, Tampa tuvo record de 12-1 (incluyendo juegos de postemporada) logrando 4 touchdowns o más. Por ello, lo ideal sería que Dallas pudiera limitarlos a tres anotaciones o menos.

#4 – Anotar, como mínimo, 27 puntos. Aunque el duelo entre los Cowboys y los Buccaneers puede ser cerrado, una clave para la victoria vaquera es anotar la mayor cantidad de puntos posible. Esto, claro, siempre que Dallas pueda limitar las anotaciones rivales. Según datos, cuatro de las cinco derrotas de los Bucs ocurrieron en juegos donde permitieron más de 27 puntos. Por lo tanto, esa es una cifra que los vaqueros deben tener en mente.

#5 – Lograr más cambios de posesión que los Bucs. Algo que marcó las derrotas de Tampa Bay en 2020 fue perder la batalla de los turnovers o cambios de posesión. Eso no es ningún secreto, ya que en la NFL perder mucho el balón es sinónimo de perder el encuentro. Y eso lo saben bien los Cowboys tras lo vivido el año pasado.

Por ello, hacer que los Bucs pierdan el balón es muy importante, especialmente en forma de intercepciones. Esto es algo que los Cowboys deben mejorar este año. Sin embargo, el hecho de contar ahora con un “halcón del balón” como el profundo Damontae Kazee debería hacer que Dallas haga intercepciones en el juego inaugural. Y esto, claro, sin saber aún si Malik Hooker podrá participar en dicho encuentro.

Sin duda, el juego inaugural contra los Buccaneers será muy complicado para los Cowboys. El simple hecho de tener una defensiva en reconstrucción contra una ofensiva intacta liderada por Tom Brady complicará las cosas para el equipo vaquero, y ni hablar de la defensa de Tampa. Sin embargo, el comienzo de la temporada suele ser una ruleta rusa. Y si los Cowboys explotan las debilidades rivales, podrían salir vivos de Tampa y comenzar la campaña con el pie derecho.

2 COMENTARIOS

  1. Soy Vaquero de toda la vida.
    Ésta temporada será una incógnita mientras los dos apoyadores novatos entren en ritmo y superen el proceso de adaptación de NCAA a NFL.
    Mientras Dak este sano habrá posibilidades de marca ganadora, más no de postemporada, aunque en esa división tan miserable cualquier equipo puede pasar a postemporada aún con marca perdedora, ya se comprobó la temporada pasada.
    Finalmente, espero que con Dan Quinn mejore la defensiva.
    Para evitar corajes, sólo me pondré en “automático” para disfrutar la temporada y no sufrirla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí