Inicio Noticias Para los Cowboys ya no hay margen de error ni de victorias...

Para los Cowboys ya no hay margen de error ni de victorias morales

1286
0

Si algo se ha aprendido de la visita de los Cowboys al Raymond James Stadium, es que pueden encarar sin problemas a las mejores franquicias del la NFL. Eso lo demostraron ante Tampa Bay, actuales campeones del Super Bowl. En donde la defensiva vaquera logró realmente poner a Tom Brady contra las cuerdas. Solo que ciertos errores puntuales costaron el encuentro. Como los fallos en cobertura de Anthony Brown o los puntos perdidos de parte de Greg Zuerlein.

Ahora bien, Dallas tendrá una prueba muy complicada cuando tengan nuevamente que jugar como visitantes ante Los Angeles Chargers en el SoFi Stadium. Sin embargo, de hacer las cosas bien, pueden terminar tranquilamente con un récord de 1-1 e irse tranquilamente al AT&T Stadium y esperar a los Eagles el próximo 27 de septiembre.

De cualquier manera, los Cowboys tendrán que evaluar el rendimiento de los Chargers, al menos con lo que se ha podido ver en la semana 1 ante el equipo de Washington. Si bien es cierto que no fueron explosivos o contundentes, si fueron altamente efectivos, dejando a los rivales con un resultado negativo en su propio estadio de 20 a 16. Justin Herbert en su segundo año como profesional lanzó para 337 yardas con una anotación y también una intercepción. Pero lo que llama particularmente la atención, es que lograron resultados positivos en 14 de 19 terceras oportunidades.

Ciertamente, esta última estadística hay que tomarla claramente en cuenta si los Cowboys realmente buscan hacerle daño a Herbert y compañía. En especial porque algunos fallos de cobertura dejaron mucho que desear ante Tampa Bay. La única anotación por jugada de pase de los Chargers llegó tras un fumble a tres yardas de la zona para anotarle a Washington durante el último cuarto. Para el Mariscal de los Chargers esto se convirtió en pan comido, pero como era de esperarse, lograron hacer la anotación en tercera oportunidad.

Por otro lado, hay que tomar en consideración al novato Rashawn Slater. Quien se convirtió en una verdadera pesadilla para el ala defensiva de Washington Chase Young, el novato defensivo de la temporada pasada. Esto podría representar un gran problema para las alas defensivas, en especial para DeMarcus Lawrence. A pesar de tener un buen rendimiento ante la línea ofensiva de Tamba Bay. Logrando un fumble que terminó recuperando su compañero de posición Randy Gregory.

Entre todos estos detalles que hay que analizar del equipo rival, están las ausencias propias de los Cowboys. El equipo no contará ni con el tackle ofensivo derecho La’el Collins ni el receptor Michael Gallup. A su vez, se está esperando que Randy Gregory tenga dos pruebas negativas de Covid-19 a 24 horas que comience el encuentro. En el caso contrario, tendrán que buscar otra opción para acompañar a D-Law como ala defensiva por la derecha.

De por sí, ya se sabe que Terence Steele jugará en lugar de Collins en California. Asimismo, el equipo tendrá a Cedrick Wilson Jr. ocupando el puesto de tercer receptor en la rotación. Y una gran noticia es que el equipo contará plenamente con el guardia derecho Zack Martin, así como con Brandon Knight para dar profundidad a la línea ofensiva.

Revisando nuevamente las estádisticas, y esta vez haciendo énfasis en los resultados, durante siete temporadas los Cowboys han arrancado 0-2. De las cuales en seis de ellas no han ido a la postemporada. Por supuesto, la única vez que esto sucedió, sería en 1993, en donde el equipo de la estrella solitaria terminaría ganando el Super Bowl XXVIII.

Claro está, con esto no se quiere afirmar que los Cowboys tengan que perder el juego ante los Chargers para acceder al Super Bowl. Todo lo contrario, acá estamos hablando de una liga que tan solo su temporada regular se resume en 17 encuentros. Y que la postemporada se juega a partido único. Por lo tanto, no hay tanto margen de error como se puede ver en la NBA o la MLB. Cada resultado cuenta, y ciertamente por una diferencia de un partido cualquier equipo se puede quedar fuera de la postemporada.

De cualquier manera, si tanto la ofensiva como la defensiva juegan como lo hicieron el pasado jueves ante los Buccaneers, no deberían tener problemas para enfrentar y vencer a los Chargers. Ahora bien, se espera un mejor rendimiento del pateador Greg Zuerlein. En el caso contrario, se puede llegar a sufrir y mucho.

Ya queda por ver lo que suceda el domingo por la tarde en el SoFi Stadium. Lo que si es un hecho es que los Cowboys deben salir del juego con una victoria entre sus manos. Más tomando en cuenta que los Eagles le ganaron a los Falcons y se verán con ellos las caras en la semana 3. La temporada apenas está comenzando, pero esos no son motivos para comenzar a perder los juegos. Sea un resultado cercano o no, Dallas debe ganarle a los Chargers a como de lugar.