Inicio Noticias Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para superar a...

Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para superar a los Chargers?

1019
0

La prueba inicial del ataque tuvo una calificación más que aprobada. En su regreso después de casi un año, Dak Prescott hizo lo que quiso frente a una defensiva dominante. El siguiente desafío para la ofensiva será similar en cuanto al potencial del rival. Si bien tiene una línea un poco menos imponente que los Buccaneers, Los Angeles tiene piezas muy interesantes. Un factor que podría ser vital para Dallas es la ausencia de La’el Collins.

Línea ofensiva vs. Pass rushers

Una noticia que impactó al equipo fue indudablemente la suspensión de Collins. El tackle derecho se perdió toda la temporada pasada por una operación de cadera, pero en el estreno en Tampa Bay se vio bien. Sin embargo, este traspié requerirá de un liniero suplente. Jerry Jones confirmó en su 105.3 The Fan que Terence Steele ocupará ese lugar.

Lo que complica más el planeamiento de Kellen Moore es que enfrente habrá un ala defensiva Top 5 de la NFL como Joey Bosa. Seguramente será movido en su alineamiento dependiendo lo que pretenda su coordinador defensivo, aunque tendrá muchas más probabilidades por ese lado que ante Tyron Smith. Por esa razón habrá que poner mayor énfasis en ese sector.

Para tranquilidad de Prescott habrá un retorno más que esperado en el puesto de guardia derecho. Zack Martin no pudo estar en la semana 1 por el coronavirus y su vuelta será muy bienvenida. Más allá de que Connor McGovern cumplió esa tarea de manera aceptable, contar con Martin será incluso más apreciada tras la baja de Collins.

El primer adversario al que tendrá que ver Prescott antes de pedir el balón es Bosa. Si los Cowboys logran contener a la tercera selección global del draft 2016, una gran parte estará hecha. Perder al RT podría ser compensado con un ala cerrada que ayude al sustituto. Algo que no puede ocurrir es que ese tight end quede en una isla con el DE porque perderá fácilmente.

Receptores abiertos vs. Backs defensivos

En el duelo ante Washington la ofensiva apenas totalizó 135 yardas por aire. Sin embargo, no sirve tanto como parámetro porque el Football Team tiene un ataque mucho más precario que el de Dallas. Con la salida de Ryan Fitzpatrick por lesión, era lógico que arriesgaran menos el ovoide. Pero aún así los Chargers son más confiables en el perímetro que los Buccaneers.

No poder tener a Michael Gallup será algo importante para la dinámica de la unidad. Cedrick Wilson podrá hacer un aporte valioso, pero Gallup le da una opción adicional al quarterback que los rivales no pueden olvidar. A pesar de perder a un integrante del temible trío, las herramientas disponibles son más que suficientes para generar yardas.

Aunque la defensiva rival carece de un verdadero CB1, la versatilidad que posee en sus paquetes nickel o dime son envidiables. El líder indiscutido de la unidad es Derwin James. Si bien está listado como safety, en realidad es capaz de realizar cualquier asignación sin ningún inconveniente por su talento. Ese es el otro elemento que Dak siempre tiene que considerar.

Las dificultades que podría ocasionar Los Angeles pasan mayormente por la habilidad de sus jugadores para cumplir varios roles. Pero si hay alguien que se destacó el pasado jueves fue Moore por su creatividad en la selección de jugadas. En caso de que tanto Amari Cooper como CeeDee Lamb queden en cobertura individual, la ofensiva mantendrá su potencial.

Corredores vs. Defensiva terrestre

Si se mira únicamente la planilla estadística de la derrota en TB se podría decir que el juego terrestre fue muy malo. La cifra total de 60 yardas a un promedio de 3.3 por acarreo debería generar cierta preocupación. Sin embargo, eso tuvo que ver con el plan. Competir contra una defensiva que por tierra es inexpugnable y por aire endeble obliga a pasar más que correr.

Eso podría modificarse un poco el domingo para encontrar cierto balance ofensivo. Utilizar la variante de Tony Pollard para darle un cambio de ritmo al ataque fue una cuestión destacable. La muestra para evaluar el estado de Ezekiel Elliott con el balón en sus manos no es tan representativa, por lo que este choque será una oportunidad para verlo más en acción.

En los Chargers habrá un linebacker que está en todos lados como Kenneth Murray. El LB lideró al equipo en tackles con 10 en el triunfo inaugural. Aunque los Cowboys ahora contarán con un arma adicional en esta faceta que no tuvieron en el inicio. Martin no servirá únicamente para proteger al QB, sino que ayudará a abrirle camino a los running backs.