Inicio Noticias Los Cowboys suman más bajas por COVID-19 mientras algunos jugadores violan los...

Los Cowboys suman más bajas por COVID-19 mientras algunos jugadores violan los protocolos

1054
1

Con el repunte de casos positivos en la NFL, no queda duda que el COVID-19 podría ser un factor que afecte a muchos equipos de cara a los playoffs. Y esto sin importar que se trate de un equipo que trate de mantener las precauciones al máximo como los Cowboys. De hecho, puede que el equipo vaquero esté cerca de tener un brote importante.

Este jueves, los Cowboys incluyeron a dos jugadores más en la lista de COVID-19 tras resultar positivos en pruebas del virus. Se trata del tackle ofensivo Tyron Smith y el esquinero Anthony Brown, quienes fueron incluidos en el protocolo de seguridad. Ambos se suman al apoyador Micah Parsons, quien dio positivo el martes. Como se esperaba, estos tres jugadores están descartados para jugar contra los Eagles esta semana.

Sin embargo, puede que ellos no sean las únicas bajas por el virus. Según el reporte de prácticas de Dallas este jueves, el esquinero Trevon Diggs y el profundo Donovan Wilson están en duda para el encuentro del sábado. Ambos son baja por enfermedad, pero han dado negativo en pruebas del virus hasta ahora. De momento, estos backs defensivos estarán monitoreados por el equipo y a la espera de los resultados de nuevas pruebas.

Con esto, los Cowboys tienen un total de siete jugadores en la lista de COVID-19. De los titulares, de momento solo están Smith, Brown y Parsons. Aparte de ellos, en la lista están el tackle ofensivo Josh Ball, el pateador de despejes Hunter Niswander, el tackle defensivo Josiah Bronson y el apoyador Francis Bernard. Niswander y Ball están en la reserva de lesionados, y el último fue designado para volver pronto a las prácticas.

Algunos jugadores de Dallas violan los protocolos de seguridad

Por otro lado, existe el riesgo que el número de positivos en el equipo vaquero se incremente en los próximos días. Esto, en buena parte, debido a que algunos jugadores de Dallas rompieron los protocolos de prevención que estaba manejando la NFL con respecto a eventos sociales y masivos.

El primer caso que llama la atención es el de Micah Parsons. El día lunes, el novato asistió a un juego de la NBA entre los Dallas Mavericks y los Denver Nuggets. Allí, Parsons estaba entre el público sin usar mascarilla de protección. Es muy probable que el apoyador se haya infectado allí, ya que su positivo del virus se dio justo al día siguiente.

Sin embargo, resulta más alarmante el caso de CeeDee Lamb y Amari Cooper. El miércoles, ambos receptores estaban en el American Airlines Center de Dallas, viendo también un juego de los Mavericks. Vale señalar que en este juego se retiró oficialmente el número de Dirk Nowitski, ex jugador de ese equipo de la NBA.

Más allá de la ocasión, lo preocupante es que Lamb y Cooper hayan sido vistos sin mascarilla en un evento deportivo concurrido. Y más aún 24 horas después del positivo de Micah Parsons, justo tras también asistir a un juego de los Mavs. Recordemos que ambos receptores ya han sido baja por el virus este año (Lamb en agosto y Cooper en noviembre). Sin embargo, ya vimos hace poco a Keanu Neal dar positivo por segunda vez en la campaña.

Pero eso no es todo. Por esta acción, es muy probable que Amari Cooper sea multado. En estos momentos, la NFL prohíbe a los jugadores no vacunados asistir a eventos públicos de asistencia masiva. En caso de eventos deportivos, deben estar rodeado de grupos pequeños y usar mascarilla. Cooper sigue sin estar vacunado, aparte que estaba viendo el juego de los Mavericks en primera fila y sin protección.

Sobre este asunto, Cooper dio su opinión durante una entrevista radial este viernes en 105.3 The Fan. Según sus palabras, el receptor dice que ningún ambiente es seguro y que es posible contraer el virus incluso evitando este tipo de eventos. Así mismo, Cooper dijo que aparecía sin mascarilla en las fotos de él durante el juego porque estaba comiendo y bebiendo en ese momento. Y, claramente, se nota que no fue así.

Para muchos fanáticos y reporteros, lo que hicieron Parsons, Cooper y Lamb es una clara irresponsabilidad. En especial de parte de los receptores, viendo que el linebacker dio positivo horas antes. Esto, sin duda, rompe el patrón de precaución que estaban manejando los Cowboys desde la semana pasada.

Desde los días previos al Año Nuevo, los líderes del vestuario y el cuerpo técnico instaron a los jugadores a cuidarse y no exponerse al virus. Esto se hizo para mantener al mínimo las bajas por COVID-19, más ahora que Dallas jugará la postemporada por primera vez desde la campaña 2018. Sin embargo, parece que algunos jugadores olvidaron que la temporada 2021 aún no ha terminado y que podrían causar un brote en el equipo.

De momento, quedará por ver si los Cowboys registran nuevos casos positivos de COVID-19 en las próximas horas. Así mismo, esperemos que la irresponsabilidad de los jugadores mencionados no termine afectando al equipo vaquero de cara a la postemporada. Si un brote masivo llega a ocurrir, esto puede traer muchas críticas. Y más aún al tratarse de algunas de las estrellas de Dallas.

1 COMENTARIO

  1. Lo vengo, comentando en otros comentarios, que he dejado aquí, no hay un sentido de responsabilidad en los jugadores, y en el cuerpo de entrenadores, estos jugadores no han ganado nada con el equipo, y andan paseandose como si ya hhubieran ganado un Súper tazón, y no es así, en otros tiempos esto no hubiera pasado, insisto no hay disciplina en el equipo

Comments are closed.