Inicio Noticias Los Cowboys están saludables y recuperando su nivel en el momento ideal

Los Cowboys están saludables y recuperando su nivel en el momento ideal

2715
0

 A comparación de años anteriores, este final de temporada está suponiendo serias dificultades para varios equipos. Además de las lesiones, muchas franquicias también han tenido que lidiar con numerosas bajas por COVID-19 en sus rosters. Sin embargo, este no parece ser el caso de los Cowboys en este punto de la campaña.

De hecho, el equipo vaquero está pronto a reincorporar a algunos jugadores que estaban en la reserva de lesionados. Tal es el caso del receptor Noah Brown, quien estaba en dicha lista debido a una lesión en la ingle. Ahora, los Cowboys designaron a Brown para ser activado, iniciando así su ventana de 21 días de práctica para poder volver al roster activo.

Así mismo, el tackle ofensivo Josh Ball y el receptor Brandon Smith también fueron designados para volver de la lista de lesionados. Aunque ambos jugadores apuntan a entrar al escuadrón de prácticas, sus altas no dejan de ser una buena noticia para el equipo.

A esto, por supuesto, se suma la vuelta a los entrenamientos de Tyron Smith. El tackle ofensivo estuvo de baja dos semanas tras sufrir una lesión de rodilla en la semana 14. Ahora, todo indica que Smith podría jugar esta semana contra los Cardinals. Con el regreso del Pro Bowler, la línea ofensiva de Dallas estará bastante reforzada de cara a los playoffs.

En cuanto a las bajas por COVID-19, los Cowboys han recuperado a varios jugadores esta semana: Jourdan Lewis (esquinero), Malik Hooker (profundo), Trysten Hill (tackle defensivo), JaQuan Hardy (corredor) y Brandon Smith (receptor). Todos ellos ya están entrenando nuevamente con el equipo vaquero.

Con estas activaciones, Dallas solo cuenta en estos momentos con tres jugadores dentro de los protocolos de seguridad. Dos de ellos pertenecen al escuadrón de prácticas: el esquinero Kyron Brown y el profundo Tyler Coyle, quienes fueron incluidos en la lista de COVID-19 este jueves. A ellos se le sumó este viernes el tackle defensivo Quinton Bohanna, tal como informó el entrenador en jefe Mike McCarthy durante una rueda de prensa.

La ofensiva de Dallas está recuperando su nivel en el momento preciso

Con la buena salud general del equipo, otro factor que Dallas necesita tener a su favor en la postemporada es el buen nivel de juego de todas sus unidades. La defensa y los equipos especiales han hecho su parte en las últimas semanas, siendo la ofensiva la unidad que tenía varias semanas quedando en deuda.

Sin embargo, esto parece estar cambiando. Y el juego contra Washington el pasado domingo es una señal de ello. En la contundente victoria por 56-14 sobre el Football Team, la ofensiva de Dallas fabricó la mayoría de los 8 touchdowns logrados ese día. Y esto, a diferencia de juegos anteriores, ha sido una gran mejoría.

Parte de la mejoría pasa por Dak Prescott. El mariscal vaquero pareció finalmente salir de su bajón de rendimiento con una actuación similar a las que tuvo a comienzos de temporada. Prescott completó 28 pases de 39 intentos ante Washington, lanzando para 330 yardas y cuatro touchdowns. Y esto tomando en cuenta que el QB salió del encuentro al final del tercer cuarto debido a que el juego estaba prácticamente sentenciado.

Aparte de Dak, otros que volvieron a mostrar su mejor versión el pasado domingo fueron el receptor CeeDee Lamb y el ala cerrada Dalton Schultz. Ambos se habían visto algo desconectados en los juegos anteriores. Sin embargo, ante Washington, Lamb y Schultz volvieron a estar a la altura de su rendimiento habitual.

Por último, tenemos a Ezekiel Elliott. Recordemos que el corredor aún arrastra una lesión en su rodilla que sufrió en la semana 4. Dicha lesión ha frenado muchísimo su rendimiento, y esto ha afectado la producción terrestre de Dallas. Sin embargo, Elliott aseguró en declaraciones recientes que está sintiéndose mejor de esa molestia, y que podría estar al 100% o cerca de ello en la postemporada.

Con todos sus jugadores clave saludables y jugando a su mejor nivel, no queda duda que los Cowboys pueden ser bastante temibles en la postemporada. El equipo vaquero parece estar comprometido a cuidarse y prepararse adecuadamente de cara a los playoffs. Si logran esta meta, Dallas estará en ventaja por ese lado con respecto a otros equipos. Y eso incluye a sus posibles contendores en los playoffs.