Inicio Noticias Lo más resaltante de los Cowboys antes de comenzar el campamento de...

Lo más resaltante de los Cowboys antes de comenzar el campamento de Oxnard en 2021

1736
0

Tras la pausa que tuvo el evento gracias a la pandemia el año pasado, los Cowboys tendrán nuevamente la oportunidad de volver a Oxnard para su edición en 2021. Eso sí, con las expectativas muy altas, ya que habrá una lucha muy interesante por los puestos en el roster. Si bien es cierto que algunos jugadores están más que seguros aún hay algunas posiciones y duelos que llamarán mucho la atención.

Mariscales de campo

Dak Prescott ya está seguro como el QB titular del equipo, y de hecho se ve muy complicado que participe inclusive en los encuentros de pretemporada.

Sin embargo, la situación no está clara para Garrett Gilbert, Ben DiNucci y Cooper Rush. Cualquiera de los tres podría quedar como el Mariscal de campo de respaldo de la organización. Aunque ciertamente puede existir la posibilidad que la organización se decante por algún Mariscal agente libre que ande por allí. De cualquier manera, los juegos de pretemporada serán determinantes para tomar una decisión final. Como por supuesto, las prácticas en California.

Línea ofensiva

Con la vuelta de La’el Collins y Tyron Smith, se espera que la línea ofensiva tenga una cara distinta a lo que demostró en 2020. Entre las lesiones y bajo rendimiento, fueron de los grandes señalados del 6-10 del año pasado.

Junto a ellos, se espera un gran Zack Martin que volverá a su posición de guardia derecho, pero que también puede actuar como tackle si la situación así lo requiere. Junto a ellos tres, se espera que tanto Connor Williams como Tyler Biadasz se presenten como guardia izquierdo y centro, respectivamente.

En lo que respecta a Biadasz, como tal no tiene un respaldo en su posición, ya que la organización hasta la fecha no ha vuelto a firmar a Joe Looney. Puede que la franquicia traiga al veterano de vuelta, o bien podrían trabajar con el novato Matt Farniok. Quien durante el mini campamento de novatos, estuvo practicando como centro. También se encuentra el agente no seleccionado del Draft Braylon Jones, pero ninguno de los novatos da la seguridad de respaldo en la posición que bien podría otorgar Looney.

El resto de la ofensiva

El cuerpo de receptores está completo con Amari Cooper, CeeDee Lamb y Michael Gallup. En lo que respecta a este último, entrará en año de contrato y existe la posibilidad que la franquicia lo deje ir para 2022 si no se llega a un acuerdo que pueda beneficiar a ambas partes. Para muchos, sería un error dejar ir a Gallup ya que es un jugador de una calidad indiscutible.

Sin embargo, hay 14 receptores en total, en donde hay que resaltar también a Cedrick Wilson Jr. y al novato Simi Fehoko. En lo que respecta a los otros nueve receptores, en las prácticas de Oxnard se verá quienes de ellos finalmente podrán tener un lugar en el roster final.

Asimismo, será interesante de ver el duelo de alas cerradas entre Blake Jarwin y Dalton Schultz. Cualquiera de los dos podría ser el titular ante Tampa Bay en septiembre. Sobre todo porque Jarwin volvió de su lesión el año pasado y Schultz dejó gratas impresiones la pasada campaña. Junto a ellos, Sean McKeon podría también dejar notas muy altas.

Y en el apartado de los corredores, finalmente se podrá ver el progreso de Zeke Elliott tras su entrenamiento privado en la offseason junto a Josh Hicks. Junto a él estará Tony Pollard, quien ya entra en su tercer año de contrato de novato. Dejando gratas impresiones las veces que saltó al campo en 2020.

Línea defensiva

En el aspecto interior, este es un puesto que claramente tendrá mucha pelea ya que prácticamente hay un solo elemento seguro en la ecuación. Se trata de Neville Gallimore, quien entra en su segundo año como profesional y que dejó una nota muy alta cuando tuvo que salir al campo el año pasado.

Junto a él regresa Trysten Hill, tras su lesión en la semana 5 de 2020. Solo que a diferencia de años anteriores, el mismo Hill tendrá mucha competencia para quedarse con un lugar. Por un lado, están los veteranos Brent Urban y Carlos Watkins. Y por otro, a los novatos Quinton Bohanna y Osa Odighizuwa. Por lo que podría inclusive existir la posibilidad que Trysten quede fuera del roster si no cumple con las expectativas ya en su tercer año en la NFL.

En lo que respecta a las alas defensivas, DeMarcus Lawrence es el titular indiscutible, junto a la gran posibilidad que Randy Gregory finalmente pueda arrancar como tal en Dallas. Junto a ellos también se encuentran Tarell Basham y el novato Chauncey Golston. En donde se verá un duelo muy interesante entre Dorance Armstrong y Bradlee Anae por el quinto puesto en la posición. Sin dejar por fuera al apoyador Micah Parsons, quien el mismo coordinador defensivo Dan Quinn lo estuvo colocando en esta posición durante las actividades organizadas y el mini campamento.

Apoyadores

En el apartado de linebackers, la lucha está muy fuerte gracias al Draft. Con el retiro de Sean Lee, la organización seleccionó a Micah Parsons y  Jabril Cox durante el evento. Junto a los novatos, están los veteranos Jaylon Smith y Leighton Vander Esch, quienes tendrán mucho que probar si desean quedarse en la organización de cara al futuro. En el caso de Smith tiene que ver con rendimiento, mientras que a Vander Esch lo aquejan las lesiones.

Tampoco hay que olvidarse del veterano Keanu Neal. Quien el cuerpo técnico afirmó que no estará jugando como profundo sino como apoyador. Se cree que estos puedan ser los elementos que estén realmente peleando por un puesto en la posición. A menos que haya una sorpresa, como puede ser el caso de Luke Gifford y ese gran nivel que demostró en la pretemporada de 2019 antes de su lesión. De cualquier manera, todo parece indicar que se verán nuevas tendencias en el futuro de los linebackers vaqueros.

Esquineros

Esta es otra de las posiciones a la que realmente habrá que estar atentos. Con un total de nueve elementos en el apartado, se espera que Trevon Diggs en su segundo año arranque como titular. Junto a él, se espera lo mismo del veterano Anthony Brown y Jourdan Lewis como interno, quien acaba de renovar.

No obstante, no hay que dejar por fuera a la selección de segunda ronda Kelvin Joseph. Así como a Nahshon Wright, quien estuvo llamando mucho la atención durante las OTAs y el mini campamento.

Por otro lado, vuelve Reggie Robinson II a su posición habitual tras experimentar con él como profundo el año pasado. Y Maurice Canady, que se ausentó por la pandemia pero buscará quedarse con un lugar al menos de respaldo o en los equipos especiales.

Profundos

Donovan Wilson se ve como el referente principal, mientras que la organización también cuenta con el veterano Damontae Kazee y Jayron Kearse. Tampoco hay que olvidarse de Keanu Neal, quien a pesar que se afirmó será apoyador, puede que en algún momento se le requiera en su antigua labor.

Por otro lado, tenemos al novato Israel Mukuamu, quien el mismo Dan Quinn le comentó que pasaría de esquinero a profundo a tan solo unas horas de haber sido seleccionado en el Draft.

Equipos especiales

Algo que será interesante de ver va a ser el duelo entre los pateadores de despeje Bryan Anger y Hunter Niswander. En el caso del último se ve como el titular, pero claramente la organización quiere crear algo de competencia para tomar una decisión final.

Dan Quinn y Mike McCarthy bajo los reflectores

Con el anuncio a principios de mes que Dallas formaría parte del show “Hard Knocks” de HBO en su edición 2021, una de las grandes expectativas es ver a McCarthy y a Quinn manejando al equipo. El grupo tendrá en Oxnard cámaras extra por un lapso de cinco semanas, lo que puede que genere mayor presión para el cuerpo técnico.

Ciertamente, será algo muy interesante para los fanáticos. Pero para McCarthy y el resto de los entrenadores, tendrán que evitar que muchos de los esquemas no se revelen demasiado y que las demás organizaciones eviten tomar notas sobre ello.

La llegada de alguien más al roster

Como absolutamente nada está concreto, puede que la organización a última hora se decante por traer a algún agente libre. Ya sea para suplir alguna lesión o para respaldar una posición, es posible que se pueda traer a alguien más.

Sin embargo, se ve muy poco probable que paguen altas cantidades por alguien que aún está rondando por el mercado. Para ser más específicos, alguien como el esquinero Richard Sherman, mucho menos tras su escándalo de violencia doméstica hace algunos días atrás.

Si los Cowboys buscan a alguien en último momento, es casi seguro que será alguien de la casa. En este caso, la mejor opción es el centro Joe Looney, que sirva de respaldo para Tyler Biadasz.