Inicio Noticias La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: safeties

La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: safeties

978
0

El campamento de entrenamiento está muy cerca de volver a ser lo que siempre fue. El 21 de julio es la fecha en la que Dallas podrá iniciar su preparación en Oxnard porque será parte del Pro Football Hall of Fame Game el 5 de agosto. Por esa razón estaremos analizando la situación de cada jugador según su puesto. Hoy: safeties.

Decir que este es el puesto con menos talento del roster no sería errado. La ausencia de un titular indiscutido es lo que hace que exista una bandera roja en torno al potencial. En un sector donde los Cowboys nunca invierten demasiado hay serias incógnitas sobre cómo será el rendimiento. Una selección del día 3 tiempo atrás surge como favorito junto con alguien firmado en la agencia libre que estará regresando de una lesión complicada.

Lista completa de jugadores disponibles

Damontae Kazee, Jayron Kearse, Donovan Wilson, Darian Thompson, Israel Mukuamu, Steven Parker y Tyler Coyle. Un dato importante para tener en cuenta es que Keanu Neal fue considerado en el artículo de los linebackers. El coordinador defensivo fue quien dejó en claro que esa sería su posición cuando lo contrataron, aunque eventualmente podría aparecer allí si lo necesitan.

Los que tienen un lugar asegurado

El único que podría tener cierta tranquilidad es Wilson. Los flashes que mostró hacen que su trayectoria se vea en ascenso con un rol más importante. Hasta aquí la selección global 213 del draft 2019 sería el strong safety del equipo. La violencia que utilizó para generar intercambios de balón fue una característica que lo destacó la temporada pasada. Wilson finalizó con dos intercepciones, tres fumbles forzados, dos recuperados, 3.5 capturas y 71 tackles combinados en 14 juegos.

En la burbuja

La primera aparición de esta categoría está vinculada directamente con su recuperación. El protagonista es otro ex Falcon como Kazee. El pasado en común que tiene con Dan Quinn fue lo que catapultó su llegada a Dallas. En su mejor actuación podría ser el free safety que la defensiva tanto necesita desde hace mucho, pero está regresando de una rotura del tendón de Aquiles que suele limitar la capacidad atlética de muchos jugadores.

Si no tiene mayores inconvenientes en el campamento de entrenamiento, seguramente sea el FS al iniciar la temporada. El caso que mencioné varias veces es el de Ha Ha Clinton-Dix, quien tuvo un desempeño tan malo en esa parte de la offsean el año pasado que ni siquiera superó el corte final. Una versión de Kazee cercana a lo que aportó antes de lesionarse podría generar un impacto muy bueno en la unidad.

La experiencia de Thompson tanto en la NFL como en la franquicia es lo que le da al veterano la posibilidad de conseguir una vacante. Un débil grupo le abre a su vez una oportunidad hasta de pelear por la titularidad. En una situación similar quizás esté el recién llegado Kearse. Otro experimentado que sirve como seguro estará compitiendo por estar en el equipo. Ambos veteranos deberían ser simplemente piezas de rotación en condiciones favorables.

Esta lista la completa Mukuamu. El novato estaba originalmente listado como esquinero cuando los Cowboys lo draftearon en la sexta ronda. Sin embargo, ni bien fue seleccionado se dio a conocer que sería movido a safety. Su gran longitud combinada con sus largos brazos le permiten tener el radio de alcance mayor que tanto busca Quinn.

Menos chances

Parker fue un agente libre no drafteado en 2018 que tiene 22 juegos en la liga. La temporada pasada de hecho estuvo en ocho representando a Dallas. Aunque fueron las lesiones lo que le dieron ese lugar, ya que fue firmado en un principio en el equipo de prácticas. Si bien logró ser parte de roster activo, en esta ocasión da la sensación de que correrá desde atrás. Un UDFA como Coyle comenzará con aspiraciones de estar en el practice squad.

Expectativas del puesto

El objetivo de los safeties esta temporada estará centrado en causar más intercambios de la posesión. Sea con golpes fuertes que ocasionen balones sueltos por parte de Wilson o mediante picks del free safety, esa será la misión de los titulares. Eso significa una modificación en la filosofía con respecto a años anteriores. Sobre todo cuando estaba Rod Marinelli, darle una última línea de defensa confiable al equipo siempre fue el enfoque principal.

Esa mirada conservadora que tuvieron los Cowboys en su etapa hizo que Xavier Woods y Jeff Heath ocuparan esos roles por tanto tiempo. Sin embargo, el nuevo coordinador busca más agresividad en sus defensivos. Si bien cubrir los envíos profundos es una cualidad esencial del puesto, se espera que puedan ocurrir más jugadas que alteren el transcurso de un juego. Aunque la falta de talento sobresaliente es un aspecto que podría dificultar una ejecución efectiva.