Inicio Noticias ¿Qué sigue para los Cowboys este año? ¿Están superando las expectativas?

¿Qué sigue para los Cowboys este año? ¿Están superando las expectativas?

3367
1

El buen inicio de temporada de los Cowboys está levantando muchas expectativas. Con un record de 5-1 y viendo el calendario restante, puede que Dallas tenga en sus manos el título divisional de la NFC Este. Y esto puede que lleve a pensar más allá.

Tal como detalla RJ Ochoa de Blogging The Boys, tres de los próximos 11 encuentros de Dallas serán contra rivales que tienen record positivo tras las primeras seis semanas: Raiders (4-2), Saints (3-2) y Cardinals (6-0). Esto, en el papel, plantea un panorama favorecedor para el equipo vaquero.

Claro, no hay que dar por ganado el duro duelo contra los Chiefs (3-3). Es cierto que no están pasando por un buen momento, esto debido a sus pérdidas de posesión y su bajo rendimiento defensivo. Sin embargo, Patrick Mahomes y compañía no dejan de ser rivales peligrosos.

A pesar de esto, el campeonato de la NFC Este puede estar en bandeja de plata para los Cowboys este año. Ni Washington, ni Philadelphia ni New York han demostrado tener capacidad para disputarlo. La ventaja que les han sacado los Cowboys en la tabla de posiciones habla por sí sola.

Solo el Football Team podría tener ciertas chances de dar algo de pelea debido a su defensa, aunque esta unidad no esté en su mejor momento. Pero si la temporada 2020 demostró algo, es que al equipo capitalino no le sirve de nada tener una buena defensa si no tienen una ofensiva que pueda estar a la par.

Por lo tanto, si los resultados siguen acompañando, Dallas debe ir ya pensando en los playoffs. En ese punto, la próxima meta debería ser tener el primer lugar en la Conferencia Nacional. Esto le permitiría al equipo vaquero una semana de descanso al comienzo de los playoffs, cosa que no le vendría nada mal.

Con respecto a esto, la situación podría estar reñida. En estos momentos Arizona se planta como el rival a batir para lograr esa meta, esto tras mantener un record intachable de 6-0 hasta ahora. Aparte, tanto Buccaneers como Packers y Rams tienen marca de 5-1 al igual que los Cowboys. Sin embargo, cualquier cosa puede ocurrir durante las próximas 12 semanas de temporada.

¿Los Cowboys han sobrepasado las expectativas?

Es muy pronto aún para sacar conclusiones al respecto. Pero, si nos referimos a lo que se esperaba del comienzo de la temporada regular, podemos decir que sí. Efectivamente, Dallas ha superado las expectativas iniciales.

Al comienzo de la temporada, muchos pensaban que el juego contra los Buccaneers terminaría en una abultada derrota para Dallas. Sin embargo, el equipo vaquero se mantuvo realmente competitivo y estuvo a punto de lograr la victoria. De hecho, pudo hacerlo de no ser por los goles de campo fallados por el pateador Greg Zuerlein. Si las cosas hubieran sido diferentes, en estos momentos los Cowboys estarían invictos en estos momentos.

Ahora, ¿qué ha hecho que las expectativas se hayan sobrepasado?

El primer factor es Dak Prescott. Tras volver a la acción luego de su fractura de tobillo en 2020 y su lesión de hombro durante el campamento, muchos pensaban que el mariscal tardaría en “sacudirse el óxido” y tomar ritmo. Sin embargo, esas dudas quedaron enterradas en la semana 1 contra Tampa Bay. Y la semana pasada contra los Patriots quedó confirmado que Dak está a un gran nivel.

En segundo lugar, tampoco se esperaba que la labor de Dan Quinn como coordinador defensivo y las nuevas caras en esta unidad surtieran efecto tan pronto. Es cierto que la defensa de Dallas es una de las más permisivas en el juego de pases tras seis semanas. Y esa es una faceta en la que tienen que mejorar pronto.

Sin embargo, los Cowboys tienen una de las mejores defensas terrestres hasta ahora, siendo quintos en menor cantidad de yardas permitidas por juego (86.2). Además, son el segundo equipo con más cambios de posesión (14) hasta ahora, justo detrás de los Bills (16). Y esto es algo que no estaba en las quinielas, al menos no en este punto de la campaña.

Un tercer factor, muy relacionado con los cambios de posesión, tiene que ver con la explosión de Trevon Diggs. Muchos esperaban que el esquinero mostrara una gran mejoría en su segundo año en la NFL. Pero algo que nadie esperaba es que Diggs lograra seis juegos seguidos con intercepciones, registrando siete en total. Aparte, el producto de Alabama también es líder en pases defendidos en la NFL, y muchos lo proyectan como candidato temprano a Jugador Defensivo del Año.

Por último, tenemos la mejoría física de Ezekiel Elliott. Tras tener una mala campaña en 2020, Elliott trabajó durante la temporada baja con un entrenador privado para mejorar su condición física y su estilo de juego. En el campamento, Elliott dejó buenas impresiones. Y en la temporada regular también ha mostrado estar en un gran estado de forma.

Aunque está compartiendo snaps con Tony Pollard y teniendo otros roles en ofensiva, Zeke es una gran amenaza por tierra este año. Y el hecho de ser el tercer corredor con más yardas por tierra en lo que va de campaña así lo confirma.

Todavía queda mucha temporada por delante y cualquier cosa puede ocurrir. Sin embargo, las sensaciones y expectativas en torno a los Cowboys pueden ser positivas. Esta puede ser una temporada especial para Dallas, la primera en mucho tiempo. Solo podemos esperar que el cuerpo técnico haga los ajustes necesarios durante estos días de descanso, y que el equipo vaquero mantenga su buen momento en los próximos encuentros.

1 COMENTARIO

Comments are closed.