Inicio Noticias La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: Mariscales de campo

La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: Mariscales de campo

1466
0

El campamento de entrenamiento está muy cerca de volver a ser lo que siempre fue. El 21 de julio es la fecha en la que Dallas podrá iniciar su preparación en Oxnard porque será parte del Pro Football Hall of Fame Game el 5 de agosto. Por esa razón estaremos analizando la situación de cada jugador según su puesto. Hoy: quarterbacks.

La espera por resolver el futuro del quarterback por fin concluyó en la offseason. Un par de años más tarde de lo ideal Jerry Jones cayó en la cuenta de que un contrato multianual era lo necesario y le entregó 160 millones de dólares al líder del equipo. Sin embargo, detrás de él la situación es completamente diferente a la temporada pasada. Ya no hay un reemplazante con experiencia como lo era Andy Dalton, por lo que el puesto de suplente está para cualquiera.

Lista completa de jugadores disponibles

Dak Prescott, Garrett Gilbert, Cooper Rush y Ben DiNucci.

Los que tienen un lugar asegurado

El hombre de los 40 millones por año está anotado con tinta indeleble como QB1 en el depth chart. La tremenda lesión que sufrió en la semana 5 le hizo perder un año que tenía destino de varios récords. Una fractura de tobillo tan compleja como la que sufrió debería limitar mucho sus condiciones, pero el propio mariscal de campo confirmó que estará en perfectas condiciones cuando inicie la competencia.

Prescott se mostró muy cómodo moviéndose en los ejercicios que pudieron verse de las OTAs. El toque en sus envíos es otra cuestión que generó la esperanza de verlo bastante recuperado. Lógicamente no es lo mismo competir que entrenar con compañeros, pero es importante la confianza que le dio al resto. En el poco tiempo que estuvo en cancha totalizó 1.856 yardas, con nueve pases de anotación y cuatro intercepciones. A su vez tuvo tres TDs por tierra y uno aéreo.

En la burbuja

Por ahora todo indica que hay tres escalones en este grupo. En uno está Dak, en el siguiente se encuentra Gilbert y en el último se ubican tanto Rush como DiNucci. En caso de que la franquicia no contrate a un veterano que se quede sin equipo en los últimos cortes de roster, la ex estrella de la AAF parece quedarse con el lugar del sustituto. Sin embargo, no da las garantías que podía brindar Dalton.

Aunque es cierto que fue Gilbert quien más competitividad mostró en su única titularidad. Un factor que le da mucha importancia a su buena actuación es que enfrentó a la mejor defensiva de la NFL en ese entonces. El QB logró mover el balón con eficiencia frente a los Steelers que llegaban invictos a la semana 9. Si bien finalizó con derrota 24-19 de los Cowboys, su rendimiento fue aceptable. Las estadísticas marcan que lanzó para 243 yardas, con un touchdown y un pick.

Menos chances

El campamento de entrenamiento siempre es un punto que puede cambiar varias opiniones. Los duelos de pretemporada son la otra instancia en la que las sensaciones del staff pueden modificarse. Por esa razón es que los dos pasadores restantes podrían haber ingresado en la sección anterior. Pero no hay que desconocer que ambos están al menos un paso atrás de Gilbert o de quien llegue desde afuera.

Un pick de la última ronda del draft no puede considerarse nunca como un bust. En esa parte del evento las franquicias buscan simplemente a alguien con potencial físico o a un prospecto con cierta versatilidad posicional como lo es el liniero ofensivo Matt Farniok. Pero seleccionar a un quarterback atrae más miradas que lo usual para un joven del día 3. Sobre todo si quien tomó la decisión es el head coach.

Nadie esperaba que DiNucci participara en su temporada de novato. El proyecto era desarrollarlo a largo plazo para tener un suplente barato. Esa estrategia es algo que Mike McCarthy siempre intentó. Aunque la cantidad de lesiones que hubo hicieron que sea el titular ni más ni menos que en un Sunday Night Football en Philadelphia. Dallas perdió esa noche incluso a pesar de las cuatro entregas de balón que logró la defensiva.

Las cifras del egresado de James Madison University reflejaron lo que fue su rendimiento. Completó 21 pases sobre 40 para 180 yardas, sin anotaciones ni intercepciones. Lo que más lo perjudicó fueron los dos fumbles perdidos. La otra presencia en el sector tiene aún menos experiencia a pesar de estar en la liga hace más tiempo. Rush tiene cinco juegos como profesional, aunque su total de snaps es de apenas 26.

Expectativas del puesto

La posición que más presión tiene por definición es la del mariscal de campo. Por ese motivo Prescott deberá rendir desde el primer día hasta el último. Si bien se suele tener algo de paciencia con aquellos que regresan de lesiones tan difíciles, ser el quarterback de los Cowboys no le da tregua a nadie. Mucho menos si firmas un contrato multimillonario. Aunque si hay una persona preparada mentalmente para el desafío, ese es Dak.

Conseguir triunfos es la estadística más importante de todas. No se puede cargar toda la presión de un deporte colectivo en un jugador, pero posiblemente allí estará la vara. La explosividad que tuvo el ataque en las cinco participaciones del quarterback es otro indicio de la peligrosidad que puede lograr con los receptores estelares que hay en el roster. Una ofensiva que mueva las cadenas con consistencia será una parte decisiva en el éxito del equipo.