Inicio Noticias La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: esquineros

La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: esquineros

1268
0

El campamento de entrenamiento está muy cerca de volver a ser lo que siempre fue. El 21 de julio es la fecha en la que Dallas podrá iniciar su preparación en Oxnard porque será parte del Pro Football Hall of Fame Game el 5 de agosto. Por esa razón estaremos analizando la situación de cada jugador según su puesto. Hoy: cornerbacks.

El puesto de esquinero genera mucha incertidumbre en torno a las opciones que hay en el roster. Si bien hay potencial en los novatos recién drafteados, aún deben ser pulidos para competir en el máximo nivel. Ese motivo haría que la temporada la inicien los veteranos junto con la joven promesa de la defensiva.

Lista completa de jugadores disponibles

Anthony Brown, Trevon Diggs, Jourdan Lewis, C.J. Goodwin, Kelvin Joseph, Nahshon Wright, Reggie Robinson, Rashard Robinson, Maurice Canady y Deante Burton. El caso de Israel Mukuamu será analizado en el artículo de los safeties porque Stephen Jones confirmó que la intención es que sea movido precisamente a ese puesto.

Los que tienen un lugar asegurado

En el roster actual no hay aún un CB1 capaz de detener de manera individual a un receptor abierto de elite. Sin embargo, sí hay bastante certeza acerca de las piezas que estarán en el equipo por el potencial que tienen. Si bien genera mucha incertidumbre cómo será la defensiva por aire de Dallas, lo cierto es que hay varios nombres con un cupo bajo su poder.

Diggs es quizás el más destacado de todos por lo que mostró como novato. Luego de un inicio complicado en cobertura, logró reponerse y ser una parte fundamental en la unidad. El pick de segunda ronda en 2020 lideró a Dallas con tres intercepciones y buscará hacer lo propio con más tiempo de preparación. Es un pilar fundacional de la renovación de la unidad.

Brown da la sensación de que será el esquinero opuesto a Diggs al menos para comenzar la competencia. Al haber tanta juventud en este grupo sería lógico que Dan Quinn confíe más en un veterano que en un rookie. Por esta senda se encuentran a su vez Lewis y Goodwin. La sorpresiva renovación de Lewis en la offseason le garantiza un puesto como slot corner. El caso de Goodwin se basa principalmente en su aporte vital en equipos especiales.

Esta sección la completan dos novatos. Podría decirse que son también las dos grandes incógnitas que de la última clase que llegó a la franquicia. El primero lógicamente es Joseph. No hay ninguna duda de que tiene el talento suficiente para convertirse en un esquinero de gran nivel, pero su poca experiencia podría hacerlo empezar lento hasta que logre adaptarse.

Wright fue la mayor sorpresa del draft para los especialistas en el fútbol americano universitario. Muchos lo tenían catalogado como un priority free agent, por lo que causó mucho revuelo que los Cowboys lo hayan elegido en la colocación 99. El atributo por el que Quinn no quiso arriesgarse a que otro lo tome son su estatura y sus largos brazos.

En la burbuja

Tres jugadores son los que estarían en esta categoría. Todos ellos serían parte de la profundidad, pero con las lesiones suelen abrirse oportunidades inesperadas. Por un lado está Reggie Robinson, quien casi no participó en su primera temporada en la NFL. Al no ser alguien seleccionado por el actual coordinador defensivo deberá pelar mucho por ganarse una plaza.

Las otras opciones son Rashard Robinson y Canady. Robinson totaliza 42 juegos en su carrera y estuvo en cuatro con los Cowboys. Tener experiencia en la liga es una ventaja que podría hacer que esté en el roster. Canady estará regresando tras optar por no competir en 2020. Ambos son jugadores que no deberían estar tanto tiempo en el terreno, aunque tener reemplazos en una posición tan importante es decisivo.

Pocas chances

Burton es el que menos posibilidades de superar el corte final tiene. El wide receiver convertido en cornerback firmó como agente libre no drafteado con los Falcons en 2017. Estuvo en varios equipos sin poder afirmarse más allá del equipo de prácticas y llegó a los Cowboys para las últimas dos temporadas. Sin embargo, difícilmente pueda superar a los tantos competidores que habrá en su puesto.

Expectativas del puesto

Mostrar un nivel competente es lo que se espera de la defensiva a nivel global. Tener una ofensiva explosiva le saca algo de presión a la unidad, pero no será suficiente si repiten la actuación más reciente. Las yardas por aire quizás no fueron una estadística tan mala, aunque todo tiene que ver con lo fácil que era conseguir yardas por tierra para los rivales de Dallas.

En las anotaciones permitidas por esa vía se puede ver un poco mejor el rendimiento mostrado por los backs defensivos. Los 33 touchdowns concedidos fueron la tercera marca más alta de la NFL, por lo que será imperiosa una mejoría. Sobre todo porque la NFC Este tendrá ataques aéreos más peligrosos que en la pasada temporada.