Inicio Noticias Tres novatos no drafteados de Dallas que no hay que perder de...

Tres novatos no drafteados de Dallas que no hay que perder de vista

4269
0

Los novatos no seleccionados en el Draft de cada año siempre son subestimados. Por lo general, estos jugadores suelen terminar en el escuadrón de prácticas del equipo que los elija, o dando vueltas por los escuadrones de media liga por varios años. Solo muy pocos logran ir más allá, logrando un lugar en los equipos especiales. O, incluso, llegar a ser titulares.

En el caso de los Cowboys, hay jugadores que llegaron como novatos no reclutados y que terminaron teniendo una gran carrera en el equipo vaquero: Drew Pearson, Everson Walls, Tony Romo… y esto por sólo mencionar algunos. Uno de los casos más recientes es el ala cerrada Blake Jarwin, quien a pesar de la lesión que sufrió en 2020, apunta a ser titular en su posición en la venidera campaña.

Ahora, ¿qué ocurrirá en 2021? Este año, el equipo vaquero incorporó una intrigante camada de novatos agentes libres, muchos de ellos de corte ofensivo. Si bien la mayoría serán cuerpos adicionales para el campamento de entrenamiento, hay algunos de ellos que pueden convertirse en “proyectos en desarrollo” para el cuerpo técnico. Y quien sabe: incluso podríamos verlos en el roster activo cuando comience la temporada.

A continuación, presentamos a tres novatos no seleccionados del Draft 2021 que no podemos perder de vista.

Nick Ralston (fullback)

Tener un fullback en el roster es algo cada vez menos común en la NFL. Sin embargo, los Cowboys son uno de los equipos que gustan de contar con este tipo de jugador, híbrido entre corredor y ala cerrada. Alguien que iba a ocupar ese rol era Jamize Olawale, quien decidió no jugar en 2020 debido a la pandemia de COVID-19 y fue liberado durante la temporada baja. Ahora, Dallas parece haber encontrado un sustituto: Nick Ralston.

Este novato comenzó su carrera universitaria en Arizona State, donde jugó como corredor e incluso como linebacker. Sin embargo, Ralston destacó al jugar su último año de universidad en Louisiana, donde jugó como ala cerrada. En diez encuentros con los Ragin’ Cajuns, Ralston registró 15 recepciones para 100 yardas y cuatro anotaciones.

En sí, Nick Ralston cuenta con un buen set de habilidades que lo harían un firme candidato para ser el nuevo fullback de Dalas. Según John Owning, analista de Dallas Morning News, Ralston cuenta con buenas capacidades para bloquear rivales y para recibir pases al fondo del campo. Sin duda, es un jugador versátil de esos que no le vienen mal a ningún entrenador.

Ahora bien, Ralston tendrá como competidor por el puesto a Sewo Olonilua. Llegado a Dallas en 2020 como novato no drafteado, Olonilua participó en los equipos especiales al final de la campaña. Sin embargo, no jugó ningún snap ofensivo. Aunque ofrece un buen set de habilidades, Olonilua no tiene experiencia previa jugando como fullback. Eso es algo que sí ha hecho Ralston, y por ello el ex de Arizona State parte como favorito.

Tyler Coyle (profundo)

Otro novato no reclutado que podría llegar a los equipos especiales de Dallas es Tyler Coyle. Este joven profundo tuvo un gran desempeño en sus tres primeros años en el fútbol colegial jugando con Connecticut. Sus registros hablan por sí solos: 261 tacleadas totales, 7.5 tacleadas para pérdidas de balón, tres intercepciones, 15 pases defendidos, dos fumbles forzados, dos balones sueltos recuperados y un touchdown. Todo en 34 encuentros.

Sin embargo, el joven prospecto fue transferido en 2020 a Purdue, donde pasó a jugar en la posición de linebacker o apoyador. Estos factores hicieron que Coyle tuviera una pobre producción defensiva, registrando apenas 13 tacleadas totales y un pase defendido ese año.

Ahora, ya en Dallas, es posible que Coyle pueda dar algo de batalla a sus competidores. El novato tiene el tamaño, el atletismo y la velocidad que gustan de un jugador de un profundo. De hecho, Coyle podría aportarle profundidad de roster a esta posición, en la cual Dallas cuenta con pocos elementos. Aparte, su experiencia como apoyador le sería útil al coordinador defensivo Dan Quinn, quien gusta de tener jugadores versátiles en el roster.

Lo más probable es que Tyler Coyle logre llegar a los equipos especiales, donde John Fassel puede aprovechar sus habilidades defensivas. Sin embargo, el novato podría entrar en la competencia por un lugar en la rotación. Solo quedará por ver si Coyle logra impresionar en el campamento de entrenamiento, así como lo hizo en el mini campamento de novatos.

Brandon Smith (receptor abierto)

Por último, tenemos al receptor Brandon Smith. El producto de Iowa no la tendrá nada fácil para entrar en el roster, considerando que se trata de una de una posición superpoblada. Además, Smith no fue el único receptor no drafteado que llegó al equipo vaquero en esta temporada baja.

Sin embargo, Smith podría ser un prospecto que los Cowboys estarían interesados en desarrollar. De hecho, el equipo le dio al novato un contrato de alta prioridad, incluyendo además un bono por firmar.

Posiblemente, lo que les atrae a los Cowboys de Brandon Smith es su físico. Se trata de un receptor de brazos largos (86.99 cm), 1.85 metros de altura y 98.8 kg de peso, características impresionantes para alguien de su posición. Además, cuenta con excelentes manos, gran nivel de concentración y un buen control corporal.

La producción ofensiva de Smith, sin embargo, fue algo limitada en sus cuatro años con Iowa. En 29 encuentros, el receptor registró 91 recepciones para 1.041 yardas y nueve touchdowns. Todo esto en 29 encuentros. Sin embargo, su capacidad de luchar y dar grandes saltos para apoderarse del balón parece compensar dicha producción.

Sin duda, Brandon Smith tendrá que trabajar duro en el campamento de entrenamiento para lograr entrar al roster activo. En la última práctica del mini campamento ya dejó una buena impresión, esto al anotar un touchdown tras un pase de Ben DiNucci. Solo quedará por ver si eso se queda sólo en un destello, o si los Cowboys tuvieron razón al fijarse en Smith.

Como ya mencionamos, los novatos no reclutados en el Draft suelen terminar en los escuadrones de prácticas. Sin embargo, nunca se descarta que en una camada pueda surgir un talento por desarrollar. En el caso de los Cowboys, estos tres novatos que reseñamos aquí merecerán especial atención durante el campamento de entrenamiento. Ya el tiempo dirá si alguno de ellos logra destacar y superar las expectativas.