Inicio Noticias La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: alas cerradas

La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: alas cerradas

1114
0

El campamento de entrenamiento está muy cerca de volver a ser lo que siempre fue. El 21 de julio es la fecha en la que Dallas podrá iniciar su preparación en Oxnard porque será parte del Pro Football Hall of Fame Game el 5 de agosto. Por esa razón estaremos analizando la situación de cada jugador según su puesto. Hoy: tight ends.

El grupo de las alas cerradas debería volar debajo del radar por el trío de receptores abiertos que posee Dak Prescott a su alrededor. Sin embargo, la temporada pasada fue un indicio de que podrían ser muy productivos. Si bien individualmente quizás no sean tan talentosos, la atención que genera la ofensiva en otros puestos es algo que fue aprovechado. Aún queda muy abierta la disputa del tercer lugar del depth chart.

Lista completa de jugadores disponibles

Dalton Schultz, Blake Jarwin, Jeremy Sprinkle, Sean McKeon, Nick Eubanks y Artayvious Lynn.

Los que tienen un lugar asegurado

Jarwin es un regreso muy interesante para el ataque de los Cowboys. El ala cerrada había recibido un contrato importante el año pasado, pero apenas pudo estar en 25 snaps por una rotura de ligamentos cruzados en la semana 1. Su rol en el equipo seguramente será menor al esperado la temporada anterior, aunque está claro que será parte del roster.

Un motivo por el que no es evidente quién va a ser el TE1 es el rendimiento que tuvo Schultz en 2020. Antes catalogado como un simple bloqueador, se destapó como receptor incluso tras la baja de Prescott. La prueba está en las 63 recepciones para 615 yardas y cuatro anotaciones que consiguió. Schultz tendrá la motivación de que será agente libre el próximo marzo.

En la burbuja

Es bastante probable que Dallas complete el equipo con un ala cerrada más. Sin embargo, el nombre que ocupará esa vacante está lejos de ser cosa juzgada. Podría creerse que porque Sprinkle es un experimentado de cuatro temporadas que llegó en la agencia libre es el favorito para ese cupo, pero eso no es tan así. Su contrato marca que no tiene nada asegurado al no ocasionarle inconvenientes a la franquicia si lo cortan. Según Spotrac el dead cap sería de apenas 137.500.

Este puesto se definirá plenamente en el campamento de entrenamiento. Un competidor cercano que tendrá es McKeon. El tight end que se ganó una plaza el año pasado a pesar de ser un undrafted free agent volverá con esa misión. Siendo novato fue parte del equipo en 14 juegos, con una titularidad frente a Washington. Sus estadísticas indican que no tuvo cifras recibiendo el balón, sino que contribuyó principalmente en equipos especiales.

Los que deben ser añadidos a esta sección son los otros dos UDFA que están vinculados en la actualidad. En condiciones normales los rookies que no fueron seleccionados en el draft tienen un camino lleno de obstáculos para llegar a la liga. Pero ese no es el caso aquí porque tanto Sprinkle como McKeon son piezas prescindibles. Eso les deja una oportunidad muy valiosa a Eubanks y a Lynn para que puedan filtrarse entre los 53.

Expectativas del puesto

Una ventaja que tendrán los alas cerradas es que no habrá mucha presión sobre ellos. En los ataques por aire serán los wide receivers los que deberán llevar la carga. Bloqueando se verá lógicamente a los linieros ofensivos más que a nadie. Con el juego terrestre se repite la historia acerca de las responsabilidades. Si bien todos deben contribuir en cada faceta, los reflectores estarán lejos de los TEs.

Aunque eso podría ser precisamente el factor que desencadene aún más producción de la ofensiva. Nadie tenía a esta posición como una de temer la temporada pasada. Sobre todo tras la lesión del titular Jarwin. Sin embargo, las opciones que tiene Dak junto con la explosividad que impulsa Kellen Moore hicieron que Schultz se destaque con números más que aceptables. Una tarea en la que podrían ser muy influyentes es en terceras oportunidades.