Inicio Noticias La confianza de Micah Parsons está creciendo en Dallas, a pesar de...

La confianza de Micah Parsons está creciendo en Dallas, a pesar de la presión en torno a él

3023
0

Tras ser elegido por los Cowboys en la primera ronda del Draft 2021, es lógico que habrá mucha presión en torno a Micah Parsons. El joven linebacker llega a Dallas en una temporada donde se espera un alto rendimiento de la defensa, dirigida ahora por Dan Quinn como coordinador defensivo. Por ello, y por las dudas en torno a los apoyadores veteranos del equipo, todas las miradas estarán puestas en Parsons.

Sin embargo, el producto de Penn State parece estar manejando bien la situación, esto mientras sigue adaptándose al equipo. De hecho, Parsons ha sido uno de los más destacados de Dallas durante las actividades organizadas de equipo (OTAs) estos últimos días. Al mismo tiempo, está ajustándose a los esquemas que está implementando Dan Quinn en defensa.

“Diría que estoy 50-50 en estos momentos”, dijo Parsons sobre su progresión durante una rueda de prensa el pasado jueves. “Tengo una base, y estoy construyendo a partir de la base de lo que sé y de lo que entiendo hasta ahora. Aquí hay muchas más llamadas de jugadas de las que tenido antes”.

En los entrenamientos de las últimas semanas, el trabajo de Micah Parsons se ha centrado en la posición de linebacker medio. Sin embargo, el novato también ha estado practicando durante las OTAs como apoyador interior e incluso como cazamariscales. A pesar del nivel de exigencia, Parsons ha mostrado que tiene las capacidades para jugar en cualquier puesto de apoyador.

“Una cosa es cubrir y otra es taclear”, dijo el producto de Penn State. “Pero si puedes lograr la trifecta y hacer las tres -cubrir, taclear y presionar al mariscal- entonces eso es lo que te convierte en un buen jugador”.

A pesar de estar todavía en proceso de adaptación y aprendizaje, Parsons ha dejado su huella en los entrenamientos. Durante el día 5 de Las OTAs, llevado a cabo este jueves, Parsons logró varias jugadas destacables. Una de ellas fue interceptando un pase del mariscal Ben DiNucci, produciendo una devolución que terminó en touchdown.

Parsons, ¿obligado a no decepcionar?

Es cierto que la llegada de Parsons no era algo que muchos analistas y fanáticos de los Cowboys esperaban en el Draft de este año. Recordemos que el equipo vaquero esperaba elegir a un esquinero en la primera ronda, siendo Patrick Surtain II y Jaycee Horn sus primeras opciones. Sin embargo, y al estar ambos fuera de la tabla antes de su turno, Dallas se decantó por el linebacker de Penn State.

De hecho, buena parte de las críticas hacia este movimiento de los Cowboys en el Draft se debe a que le han dado mucha importancia a la posición de linebacker en los últimos años. Leighton Vander Esch fue pick de primera ronda en 2018, y Jaylon Smith se convirtió en uno de los mejor pagados del equipo. Ahora, el futuro de ambos jugadores está en entredicho, y se piensa que Dallas pudo enfocarse más en otras posiciones en el pasado.

Además, la posición de linebacker es una de las que más incógnitas depara actualmente. LVE y Smith no han tenido un buen rendimiento y son firmes candidatos a no seguir en el equipo en 2022. Aparte, el retiro de Sean Lee y la salida de Joe Thomas llevó a Dallas a buscar refuerzos: Micah Parsons y Jabril Cox en el Draft, y Keanu Neal en la agencia libre.

Con la incertidumbre respecto a los apoyadores más veteranos, Parsons está llamado a ser quien marque diferencias en la defensiva vaquera. No se espera que sea un tacleador decente, sino que sea un defensor capaz de lograr intercepciones y generar cambios de posesión. Incluso, se espera que Parsons sea la piedra angular en la construcción de la nueva defensa de Dallas bajo la dirección de Dan Quinn.

Sin embargo, el novato linebacker parece estar a la altura del reto que tendrá por delante jugando para los Cowboys. Su proceso de adaptación y aprendizaje sigue, pero Parsons se muestra seguro de sí mismo actualmente.

 “En estos momentos estoy construyendo esa confianza, y pienso que estoy comenzando a tener no solo la atención de los veteranos, sino también su fe en mi”, dijo Parsons tras los entrenamientos del jueves. “Una vez tenga su fe y siga construyendo mi propia confianza, pienso que el cielo es el límite para mí y para el equipo”.

Es cierto que Micah Parsons lleva poco menos de un mes entrenando con el equipo vaquero, y que sacar conclusiones en estos momentos es muy apresurado. Sin embargo, el novato linebacker tendrá mucho que probar en su primer año con los Cowboys. No sólo por el hecho de ser un pick de primera ronda, sino por lo que Dallas necesita de él para mejorar en el aspecto defensivo este año.