Inicio Noticias El novato Bradlee Anae comienza a brillar de manera silenciosa

El novato Bradlee Anae comienza a brillar de manera silenciosa

3584
0

El sector que más modificaciones sufrió fue indudablemente la línea defensiva. Con excepción de DeMarcus Lawrence, el resto es prácticamente nuevo con respecto a la temporada pasada. Incluso el regreso de Tyrone Crawford podría considerarse como alguien recién llegado teniendo en cuenta que apenas estuvo en cuatro juegos por una lesión.

Toda la atención se la están llevando por ahora los tres linieros estelares. Principalmente son Aldon Smith y Everson Griffen los que más expectativas generan por las ganas que hay de verlos en el terreno causándoles terror a los quarterbacks. Esa combinación de los tres podría ser decisiva para los Cowboys. Sin embargo, hay alguien más para considerar seriamente.

Nos referimos a Bradlee Anae. Porque CeeDee Lamb y Trevon Diggs no son los únicos novatos que están destacándose en el campamento de entrenamiento. La selección de quinta ronda de a poco se va haciendo un lugar detrás de los pass rushers que llevarán adelante al equipo. Sin hacer mucho espectáculo, está logrando ser disruptivo en los snaps en los que compite.

La tarea de aquellos encargados de presionar al mariscal de campo nunca es fácil de analizar en esta etapa por obvias razones. Si bien es importante hacer todo el esfuerzo posible, está prohibido que efectivamente realicen una captura para evitar lesiones innecesarias. Aún así el rookie está logrando llamar la atención de quienes pueden asistir a las prácticas.

Tampoco ayuda mucho para una evaluación más completa que los tackles ofensivos a los que enfrenta no siempre sean los que van a ser titulares. Pero eso no significa que no se puedan ver cosas positivas en él. Según lo que informó David Helman del sitio oficial, el DE “hubiera conseguido dos o tres sacks” en la práctica más reciente.

Una consecuencia decisiva en los pass rushers son los ajustes que le obligan a realizar al QB. Las capturas no son la única manera de juzgar a los alas defensivas. Si logran hacer que se deshagan rápidamente del balón, su impacto podría ser incluso más valioso al obligarlos a un lanzamiento apresurado. Esto es algo que se vio mucho en el último entrenamiento de Dallas.

Anae fue uno de los varios picks de valor que tuvo la franquicia en el último draft. Para muchos especialistas era un talento que podría haber sido seleccionado en la tercera ronda. Sin embargo, su no tan buena capacidad atlética hizo que cayera muchos puestos. Pero no hay dudas de que podrá aportarle una interesante dosis de disrupción a la línea defensiva.

El motor que tiene es su punto más fuerte a nivel general. Este joven compite en cada snap como si fuera el último, por lo que no le faltará oportunidad de ganarse un lugar interesante. Su gran explosividad para dar el primer paso es la característica técnica que más lo destaca. Allí es donde está su herramienta más confiable al presionar al quarterback.

Lógicamente el producto de Utah State será un integrante secundario dentro de la rotación. Aunque más allá de lo que termine produciendo estadísticamente, lo más importante será que aproveche al máximo cada sesión de entrenamiento para aprender tanto de sus experimentados compañeros como del reconocido coach de línea defensiva Jim Tomsula.