Inicio Noticias El entrenador McCarthy utilizó la semana de descanso para enfocarse en los...

El entrenador McCarthy utilizó la semana de descanso para enfocarse en los detalles a mejorar del equipo

4342
0

En el medio de los resultados positivos de los Cowboys, aún no se puede decir con total autoridad que el equipo está completamente perfecto. Claro está, no hay un solo equipo en la NFL que no tenga falencias, pero se puede decir con autoridad que Dallas es en este instante uno de los mejores grupos de la Conferencia Nacional y la liga.

Ahora bien, durante la semana de descanso, el entrenador Mike McCarthy aprovechó la oportunidad para reunirse con su cuerpo técnico y evaluar los puntos débiles del equipo. El objetivo por supuesto es evitar las equivocaciones y que el grupo llegue más fuerte que nunca ante los Vikings y el resto de duelos que tengan más adelante.

A medida que el equipo se esfuerza por la excelencia, el entrenador en jefe McCarthy y el resto de su cuerpo técnico participan en reuniones “de vestíbulo”. Esto tiene como finalidad evaluar las diferentes áreas de desempeño del equipo. Por lo tanto, es una gran oportunidad para obtener una comprensión general de lo que los puede dañar e identificar las causas fundamentales a medida que buscan mejorar.

Tras seis semanas de juegos continuos en la temporada regular, hay algunos aspectos de preocupación dentro del equipo. Uno en particular de la ofensiva y otros referentes a la defensiva. Los cuales necesitan pulirse cuanto antes. Más ante la dura prueba que tendrán en la semana 8 ante Minnesota.

En el aspecto ofensivo, los Cowboys se han visto muy bien en producción de puntos y yardas que han estado ganando durante el campeonato. Sin embargo, hay un detalle a tomar en cuenta y es la poca producción que tienen al momento de ganar pocas yardas. En resumen, se complican mucho al momento de ganar unas pocas pulgadas que les pueda dar una anotación clara o que puedan mover las cadenas para seguir avanzando claro en el campo.

Esta situación se vio claramente en el encuentro ante los Patriots en los minutos finales antes del medio tiempo. En oportunidades de tercera y cuarta y gol, Dallas simplemente no pudo hacer la anotación para buscar adelantarse en el marcador. Ya que para ese instante, el equipo de la estrella solitaria iba perdiendo por 10 a 14. En su lugar, terminaron perdiendo el balón y lo recuperó el apoyador rival Kyle Van Noy. Hubo ciertas controversias en esa serie ofensiva, sobre todo de parte del arbitraje. Pero el punto es que no se pudo convertir y hay que evitar esto.

Esto es algo que ciertamente hay que mejorar, porque la idea es distanciarse de los rivales lo más rápido posible. Si es algo que no se puede lograr, pueden ponerse en aprietos de manera muy sencilla y sin ningún tipo de necesidad.

Ahora bien, los problemas defensivos también aquejan a pesar que hay muy buenos resultados. El equipo está teniendo problemas en defender los pases profundos. A pesar de tener 11 intercepciones (de las cuales siete son de Trevon Diggs) están promediando 295 yardas por encuentro. Este claramente es el tercer peor récord en la liga.

Hay problemas puntuales en coberturas y no ha sido algo de una vez, se ha presentado en diversas ocasiones. La última de ellas fue el pase profundo de 75 yardas del Mariscal rival Mac Jones a su receptor Kendrick Bourne. El cual dejó en aprietos a Dallas a poco más de dos minutos de terminar el juego ante New England. De haber sido un resultado distinto, quizás el equipo no habría tenido tiempo extra y la necesidad de seguir explotando a Prescott y la ofensiva vaquera para ganar el juego.

Otro aspecto fundamental es la defensiva del juego por tierra rival. Dallas no ha sido un equipo que esta campaña haya concedido mucho. No obstante, durante el duelo en el Gillette Stadium, es la primera vez en toda la temporada que los Cowboys permiten más de 100 yardas en un jugador en específico. Hablamos del corredor de los Patriots Damien Harris, quien terminó la semana 6 con 101 yardas y una anotación.

En resumen, a pesar de las mejorías, la defensiva se ha visto mal en situaciones puntuales. Esto es algo que se puede mejorar, y hay que evitar a toda costa en futuras presentaciones. Si Dallas aspira a llegar a grandes instancias, todos los jugadores del roster tendrán que poner de su parte. Esto incluye a los que quizás puedan llegar por medio de un canje o los que están por volver de la reserva de lesionados.

Lo que si queda claro es que se espera que con estas reuniones y análisis el equipo pueda llegar en mucha mejor forma para la semana 8. Su próximo rival en el calendario son los Vikings este 31 de octubre. Por lo tanto, hay que evitar la mayor cantidad de errores posibles. Y tratar de tener una buena ventaja en el marcador antes del medio tiempo de ser posible.