Inicio Noticias Dak Prescott podría no jugar hasta la semana 1: ¿Está bien o...

Dak Prescott podría no jugar hasta la semana 1: ¿Está bien o mal que ocurra eso?

773
1

El plan de los Cowboys estaba claro en torno al regreso del quarterback al equipo. Tras una ausencia que llegará casi a un año, se esperaba que fuera ganando ritmo de a poco. Con los campeones defensores en el horizonte para iniciar la competencia, algo de acción en la pretemporada era el deseo del staff, de los Jones y del propio jugador.

Todo marchaba bien. Las actividades de equipo organizadas presentaron la oportunidad de ver a Dak Prescott en el terreno después de la fractura de tobillo. La conclusión de los presentes fue unánime coincidiendo en que se lo vio mejor de lo previsto. Si bien no tuvo oposición en sus participaciones, lo importante radicó en que tuvo buena movilidad y fluidez al lanzar.

Aunque esa intención de tener un juego real comenzó a desvanecerse el 28 de julio. Aquel día en el que Prescott no fue una parte activa de la práctica dio indicios de una posible modificación. La lesión no terminó siendo grave al ser una dolencia muscular, pero le prohibió entrenarse con el equipo normalmente desde entonces porque fue en su hombro derecho.

La intención de Prescott sigue siendo la de competir antes de tener que visitar a los Buccaneers. En el primer episodio de la serie Hard Knocks se lo vio al QB muy enojado cuando le limitaron los snaps en los que estuvo bajo centro. “No sé por qué diablos me sacaron. Me senté lo suficiente. Les haré saber a todos si estoy adolorido o si algo me molesta”, expresó muy molesto.

Una aclaración necesaria es que esta situación ocurrió antes de que sintiera el dolor en su brazo de lanzar. Por esa razón Mike McCarthy está tomando un foco conservador. Teniendo en cuenta que lo relevante está más adelante, optó por reducir sus tareas en el campamento de entrenamiento. Algo que se añade a este contexto es la declaración reciente del head coach.

“Veremos cómo va la semana, pero no hay urgencia desde mi perspectiva de ver a Dak jugar contra Houston”, comentó acerca de una potencial presencia este sábado. Esto implica que en caso de no estar volverá directamente en Tampa Bay. El HC se encargó de resaltar que el último choque lo visualiza sencillamente para definir los puestos finales del roster.

Opinión: ¿Qué deberían hacer los Cowboys?

Ahora bien, ¿está bien el enfoque que está aplicando McCarthy o debería escuchar más a Prescott. En mi opinión, es correcto cuidar tanto como sea posible al único jugador irremplazable de la franquicia. Lógicamente que el líder del equipo tiene que hacer valer su pensamiento, pero su deseo ferviente de volver a competir ya lo perjudicó.

La lesión en su hombro tuvo que ver con sobre exigir esa zona durante su recuperación. Dak siguió lanzando incluso cuando no podía desplazarse con libertad para no perder el ritmo. Esa rutina la aplicó también durante la offseason. Por esa razón acumula una carga excesiva para esta altura del año.

“Se trata más de que no queremos crear un posible retroceso. Su volumen de lanzamientos antes de este punto, quiero decir, probablemente estaba en forma de mitad de temporada debido a la cantidad de trabajo que hizo durante el verano, saliendo de las OTA. Sólo trato de llevar ese volumen a donde pertenece”, explicó McCarthy.

Es real que no estaría mal que tenga una mínima confrontación antes de enfrentar a la temible defensiva de los Bucs. Sin embargo, hay mucho más para perder que para ganar. Podría decirse de hecho que tiene todo para finalizar en lamento y las observaciones no tendrían tanto valor si no ocurre nada malo.

Los titulares suelen estar en una serie ofensiva. Quizás dos en algunos casos, pero lo común es que no superen esa cifra. El rival será además el peor de la NFL. ¿Qué conclusión podría obtener de 15 o 20 snaps ante los Texans? ¿Es lo suficientemente valioso para que valga la pena el riesgo? ¿Cuánto podría perder en realidad si no participa en absoluto?

Todos seguramente tendrán su punto de vista formado acerca de estas preguntas. Para mi sería bueno que juegue en un contexto perfecto, pero en esta oportunidad debería ser resguardado como si fuera de cristal hasta la semana 1. Viendo el desastre que fueron las dos temporadas anteriores de Dallas, sería jugar con fuego hacerlo competir antes de tiempo.

Hay más razones para que no esté ni en una jugada. La línea ofensiva debe responder como nunca si el staff piensa en utilizar a Prescott, por lo que ese punto debe ser tenido en cuenta. El ejemplo de Tony Romo en 2016 debería ser prueba suficiente. En ese fatídico duelo contra los Seahawks Romo fue el quarterback por apenas tres jugadas por un golpe.

Una razón adicional es que el calendario ahora consta de un juego más. Esa es otra posibilidad de demostrar su talento liderando a los Cowboys al éxito. O cuatro cuartos más de sufrimiento si él no está a disposición y el pasador es Garrett Gilbert, Cooper Rush o Ben DiNucci. Lo único importante iniciará el 9 de septiembre. Lo que pase hasta ese día no vale la pena el riesgo.

1 COMENTARIO

  1. Sólo espero que no sea resultado de tener ahora un contrato por muchos USD y aplique el dicho popular ‘”músico pagado toca mal son”

Comments are closed.