Inicio Noticias Dak Prescott niega su bajón, pero el éxito de los Cowboys en...

Dak Prescott niega su bajón, pero el éxito de los Cowboys en los playoffs dependería de él

3206
2

La temporada regular de la NFL está llegando a su fin, y ya se están perfilando los equipos que lucharán en los playoffs por un lugar en el Super Bowl LVI. En este punto, los mariscales tienen un papel decisivo al ser un gran factor en el éxito de sus equipos. Y alguien que necesita volver a ser determinante, tal como lo fue al comienzo de la campaña, es Dak Prescott.

Mucho se ha hablado en los últimos días del desempeño del mariscal de los Cowboys en los últimos juegos. En concreto, Prescott no ha estado a su mejor nivel desde la semana 9, esto luego de perderse un encuentro debido a una lesión de pantorrilla. Su imprecisión y su mala toma de decisiones han afectado mucho a un equipo vaquero que está teniendo dificultades en ofensiva.

Ahora bien, muchos analistas y reporteros en Estados Unidos opinaban que Dak Prescott estaba pasando por un bajón. Estas presunciones fueron parcialmente afirmadas por Jerry Jones, dueño y gerente general de los Cowboys. Durante una entrevista radial a comienzos de semana, Jones dio a entender que Prescott si está pasando por un bajón y que, en efecto, la ofensiva no está al mismo nivel que durante el primer tercio de la campaña.

Sin embargo, el mismo Dak Prescott desmintió que esté teniendo un bajón. Así lo dejó ver durante sus declaraciones a la prensa después de las prácticas del equipo este jueves.

“Me doy cuenta que no estoy jugando a mi mejor nivel, y que se podría decir que he tomado algunas malas decisiones”, dijo Prescott este jueves. “Eso es parte del juego. No diría que se trata de un bajón, pero definitivamente no estoy al nivel de mis estándares o expectativas. Y cuando juegas a un alto nivel, eso es lo que creas. Así que me contenta que la gente tiene las mismas expectativas que yo tengo con respecto a mi juego”.

Así mismo, Prescott aseguró ante los reporteros que está 100% saludable a pesar de no estar jugando a su mejor nivel. Esto, en parte, para despejar posibles dudas sobre su estado físico tras recuperarse de la lesión de pantorrilla sufrida en la semana 6.

Sin embargo, los números dicen otra cosa. Desde su regreso tras lesión en la semana 9, Prescott ha lanzado para ocho touchdowns y seis intercepciones. Mientras, en las primeras seis semanas de la campaña, lanzó para 16 touchdowns y sólo fue interceptado cuatro veces.

Pero eso no ha sido todo. En los últimos juegos se ha visto a un Prescott muy impreciso y tomando muchas malas decisiones en sus pases. Aparte, ha tenido problemas de comunicación con su cuerpo de receptores. Sin embargo, el mariscal aseguró que está trabajando en este aspecto junto a CeeDee Lamb, Amari Cooper y Michael Gallup. De hecho, está teniendo trabajo extra con ellos después de las prácticas del equipo.

Por otra parte, Dak Prescott sabe que está siendo objeto de muchas críticas durante los últimos días. No obstante, el mariscal piensa utilizar eso como motivación para volver a estar a su mejor nivel cuanto antes.

“Estaría mintiendo si dijera que no las he escuchado, pero si, en cierto modo me motivan”, dijo Prescott sobre las críticas. “Se me ha puesto en duda toda mi vida, diciendo que no puedo hacer esto o aquello, así que de cierto modo me alegra que hayan vuelto. Me alegra que así se esté sintiendo la gente y que se dice mucho sobre eso en este momento”.

A pesar del bajo rendimiento de Prescott y de la ofensiva en general, el ataque vaquero sigue estando entre los mejores de la NFL en varios apartados. En estos momentos, Dallas es segundo en la liga en yardas totales por juego (409,1) y puntos por juego (29,2). Aparte, ocupa el 5º lugar en yardas de pase (280,6 por juego) y el 6º en yardas terrestres (128,5 por juego).

Sin embargo, Dak Prescott necesita volver a su mejor nivel cuanto antes. Es cierto que el mariscal no es la única pieza ofensiva de Dallas cuyo desempeño está fallando. No obstante, Dak debe ser determinante en el ataque vaquero de cara a los playoffs. Recordemos que los Cowboys no llegan a esta instancia desde la campaña 2018. Y, con la ofensiva en el nivel actual, Dallas podría caer eliminado en la primera ronda de la postemporada.

Con el título divisional casi asegurado, los Cowboys deben tratar de escalar posiciones en la clasificación de la Conferencia Nacional de cara a los playoffs. Su actual cuarto lugar les enfrentaría a primeras de cambio con el mejor comodín. Y esto, en el papel, implicaría un duelo contra los Rams, los 49ers, o incluso con los Cardinals en caso que pierdan el liderato en la NFC Oeste.

Por ello, el equipo vaquero debe seguir luchando por mejorar su clasificación. Un primer lugar les daría una semana de descanso y la ventaja de jugar en casa, mientras que el segundo les permitiría abrir los playoffs contra un rival en teoría asequible. Y con lo convulsa que quedó la clasificación tras la semana 14, Dallas aún podría mejorar su actual cuarto lugar.

De nuevo, que los Cowboys puedan llegar lejos en los playoffs dependerá de su rendimiento ofensivo. Y esto, a su vez, dependerá de que Dak Prescott vuelva a estar a su mejor nivel. Aunque la defensa podría seguir sosteniendo a Dallas como en los últimos encuentros, esto no servirá de nada si los problemas de la ofensiva persisten. Y esto lo saben muy bien dentro del equipo vaquero.

2 COMENTARIOS

  1. Como se le puede llamar a tipo sinvergüenza que no está cobrando,está robando 40 mdd anuales creyéndose que está aún nivel extraordinario ,por favor que alguien lo haga poner los pies sobre la Tierra,este individuo no tiene autocrítica ,ni sabe reconocer sus errores,les menciono a los culpables ,los Jones padre e hijo , McCarthy ,Moore ,no es posible estar viendo tanta ineficacia y no hacer nada , con todo respeto son una pinché bola de estúpidos pendejos , el dinero no comprá la inteligencia,me pasó a retirar como aficionado de los cowboys (los cuida bueyes ).

  2. Uy!! Pues entonces salió peor porque si ese es su mejor nivel estamos fritos. Un QB sin precisión, sin poder aéreo y mucho menos inteligencia y visión de campo para saber cuando lanzar y cuando correr es un mariscal mocho o limitado. Y eso es lo que Prescott ha mostrado en estos últimos tiempos, un QB demasiado corto para lo que se necesita. Espero que en lugar de decir que está en su mejor momento, mejor lo demuestre.

Comments are closed.