Inicio Noticias Dak está de vuelta en el campo de juego

Dak está de vuelta en el campo de juego

1190
0

Una de las grandes dudas que se llegaron a mantener durante todo el año 2020 estaban relacionadas con el Mariscal de campo Dak Prescott. Si la magnitud de la lesión lo dejaría por fuera de manera indefinida o si estaría listo para la siguiente campaña. Después de todo, una fractura compuesta ante los Giants en la semana 5 de 2020 no se veía como poca cosa. Y ciertamente, quizás esta fue la lesión que acabó con la temporada de los Cowboys de una manera indirecta. Por supuesto, junto a otros problemas, como las lesiones de la línea ofensiva y los malos manejos en los esquemas defensivos.

Ahora bien, tras 225 días de rehabilitación, en donde el Mariscal tuvo que pasar dos veces por el quirófano entre octubre y diciembre, Dak está de vuelta en las actividades organizadas del equipo. O las OTA como se les conoce.

Todo esto junto al detalle que no se sabía a ciencia cierta si el QB tendría su extensión con los Cowboys. Tras 18 meses de conversaciones, el jugador finalmente firmó su contrato por cuatro años y 160 millones de dólares a principios de marzo. Todo esto dio a entender que la organización tiene plena confianza en que Dak estará listo para afrontar los retos que están por venir para este 2021.

Como se puede observar en la imagen, Dak se encuentra en el campo de juego realizando sus prácticas. Además, lleva el respectivo casco del equipo y lanzando pases a receptores que se encuentran lidiando con elementos defensivos. Por lo tanto, ya se encuentra lanzando diversas rutas.

Lo que más llama la atención de todo este asunto, es que a pesar que la lesión acabó con toda su temporada pasada, el jugador ha tenido el temple para recuperarse a plenitud. Claro está, siguiendo todas las indicaciones de sus doctores. Pero en este tipo de situaciones también influyen las ganas que pueda tener el atleta de querer volver al campo de juego. Así que el factor mental juega un papel muy importante en estos casos.

Asimismo, el jugador también colocó en su cuenta personal de Instagram una imagen con un mensaje motivador que cualquiera podría tomar. “Querida adversidad, gracias por la oportunidad”, el cual claramente refleja la situación del Mariscal de campo todos estos meses. Con la incertidumbre de saber cuando podría estar de vuelta practicando con sus compañeros.

Cabe destacar que el mismo Dak tiene su versión de lo que sucedió en ese encuentro ante los Giants. En donde dio detalles específicos de todo lo que pasó en el momento de la lesión hasta que lo sacaron del AT&T Stadium.

“En realidad pensé que me había estirado el tobillo, de hecho pensé que eso era lo que había pasado”, le comentó Prescott a Sage Steele a través de SportsCenter. “Y cuando estaba en el suelo, miré para ver si mi tobillo se había estirado, estaba totalmente en otra dirección. En ese momento, estaba en shock”.

“De hecho, gracias a Dios por el shock y no sentir el dolor, pero en ese momento, solo quería salir del campo y no podía”, continuó Prescott. “Y no fue hasta que mis compañeros vinieron a tocarme el hombro, que me dijeron que todo iba a estar bien, que me querían, fue cuando me estresé porque no he perdido mucho tiempo en el fútbol americano. Pero saber en ese momento que se terminó, fue difícil”.

El mismo Mariscal afirmó en ese programa que podría jugar un encuentro ahora mismo. De hecho, que podía comenzarlo, terminarlo, y no siquiera preocuparse por la pierna. Sin lugar a dudas, son grandes afirmaciones de un jugador que ha logrado superar las adversidades y ya está listo para nuevos retos.

Ya veremos lo que suceda entre la pretemporada y ese primer encuentro oficial ante Tampa Bay el próximo 9 de septiembre. Lo que si está claro es que Dak Prescott viene con todo y eso es una excelente noticia.