Inicio Noticias ¿Cómo será el desempeño de los novatos de Dallas en la temporada...

¿Cómo será el desempeño de los novatos de Dallas en la temporada 2021?

1095
0

No queda duda que los Cowboys hicieron lo posible para incorporar muchos refuerzos a través del Draft 2021. Este año, el equipo vaquero fue quien más novatos sumó a su equipo, con 11 picks en total. Incluso, cinco fueron dentro de las primeras 100 selecciones globales. Esto, por supuesto, levanta muchas expectativas de cara a esta temporada y las siguientes.

Incluso, hay un antecedente particular que invita al optimismo. Esta es la sexta ocasión en que los Cowboys tienen tres picks en tercera ronda. En cuatro de las cinco veces anteriores, al menos uno de los seleccionados se convirtió en un jugador importante para el equipo vaquero. La única excepción a esto ocurrió en la temporada 1996, donde ninguno de los tres elegidos en ronda 3 logró marcar diferencias.

Cantidad no siempre implica calidad, y cada posición del roster de Dallas tiene una situación particular. Debido a esto, cada uno de los novatos podría tener un desempeño diferente en su primer año en la NFL. A continuación, vamos a analizar el posible papel que tendría cada uno de los novatos llegados a Dallas este año a través del Draft.

Ronda 1: Micah Parsons (apoyador)

Tal y como se espera de un novato elegido en la primera ronda, el apoyador Micah Parsons se perfila a ser titular en su temporada de novato. Buena parte de la reconstrucción que está haciendo Dan Quinn de la defensa de Dallas tiene a Parsons como piedra angular. De hecho, el coordinador defensivo ha probado al producto de Penn State en diferentes posiciones del campo.

De momento, Parsons se perfila a jugar como apoyador medio. Incluso, podría llegar a ser caza mariscales designado gracias a sus habilidades para jugar como ala defensiva. Lo cierto es que se trata de una pieza versátil a disposición de Quinn, y se espera que tenga un impacto inmediato en la defensa de Dallas. Incluso, podría ser titular en el juego inaugural ante Tampa Bay.

Ronda 2: Kelvin Joseph (esquinero)

Aunque se proyectaba como posible esquinero titular, las cosas no han salido como se esperaba con Kelvin Joseph. El producto de Kentucky no llegó en un buen estado de forma al mini campamento de novatos de los Cowboys. Aparte, Joseph se perdió buena parte de las OTAs y del mini campamento al estar en cuarentena debido al COVID-19. Y lo poco que mostró no fue convincente.

De momento, Joseph tendrá que emplearse a fondo para convencer al cuerpo técnico durante el campamento de entrenamiento y la pretemporada. Es cierto que ha perdido mucho terreno en el camino hacia la titularidad, pero eso no debería frenarle para probar su valía. Como mínimo, Joseph debería darle profundidad a la posición de esquinero este año e incluso ver algo de acción.

Ronda 3: Osa Odighizuwa (tacleador defensivo), Chauncey Golston (ala defensiva) y Chauncey Golston (esquinero)

Si los antecedentes de los Cowboys al tener tres picks de ronda 3 se mantienen, al menos uno de estos novatos debería convertirse en un jugador relevante para el equipo vaquero. Aparte, la última vez que sucedió esto fue en 1997 y las cosas han cambiado en la NFL en todo este tiempo. Así que… ¿quién dice que dos de estos novatos, o incluso los tres, no puedan marcar diferencias en Dallas?

Expectativas aparte, lo cierto es que cada uno de ellos tiene proyecciones diferentes para este año.

Por un lado tenemos a Osa Odighizuwa. El desempeño de este tacleador defensivo no ha podido evaluarse con objetividad, esto debido a la falta de contacto físico durante las OTAs. Sin embargo, Odighizuwa tiene chances de entrar en la rotación de Dallas como tercer tackle. Esto, en buena parte, dependerá del desempeño de Trysten Hill y Brent Urban, candidatos a acompañar a Neville Gallimore en la titularidad.

El caso del ala defensiva Chauncey Golston es algo diferente. El producto de Iowa tiene a favor su versatilidad para jugar en cualquier esquema defensivo, ya sea como externo, interno, o incuso como caza mariscales designado. De momento, Golston servirá para darle profundidad a la línea defensiva, y puede ser usado para la defensa terrestre en situaciones de primer down.

Finalmente, tenemos al esquinero Nahshon Wright. A pesar de ser un novato infravalorado por muchos analistas antes del Draft, el producto de Oregon State logró destacarse durante la temporada baja de Dallas. De hecho, Wright aprovechó la ausencia de Kelvin Joseph para tener más snaps y probar su valía.

Gracias a este desempeño, Wright sería un candidato a ganarse la titularidad en Dallas en el transcurso de la temporada. Eso, o bien, tener una participación frecuente en la rotación. Para esto, Wright tendrá que mantener el paso firme y no ceder el terreno ganado ante Joseph, su virtual competidor. Por supuesto, el hecho de tener características físicas del gusto del coordinador defensivo Dan Quinn también es una ventaja para Wright.

Ronda 4: Jabril Cox (apoyador) y Josh Ball (tacleador ofensivo)

Muchos opinan que los Cowboys fueron afortunados al poder elegir en la cuarta ronda a Jabril Cox , a quien muchos proyectaban como pick de ronda 2. Incluso, hay quienes creen que Cox y Micah Parsons pueden reemplazar de inmediato a Leighton Vander Esch y Jaylon Smith como apoyadores titulares. Sin embargo, la realidad es otra.

Recordemos que el equipo vaquero sumó a Keanu Neal, profundo que jugará como apoyador en Dallas. Por lo tanto, Cox se perfilaría a ser el quinto linebacker de los Cowboys este año. Esto no es una mala noticia, considerando que la continuidad de LVE y de Smith más allá de esta campaña está en duda. Por supuesto, Cox tendrá que hacer méritos durante los entrenamientos para ser un candidato a la titularidad.

Por otra parte, Josh Ball es un firme candidato para ir directo al escuadrón de prácticas de Dallas. El puesto de tacleador de respaldo estaría cubierto con Ty Nsekhe, aunque Ball podría entrar al roster si el equipo decide tener un segundo respaldo. Sin embargo, el producto de la Universidad Marshall no lo tendrá fácil.

De momento, Ball tendría como principales competidores a Terence Steele y a Brandon Knight, quienes fueron titulares en 2020 debido a las numerosas bajas en línea ofensiva. Estos dos tacleadores deberían mostrar una mejora en su rendimiento, lo cual complicaría el panorama para el novato. Aparte, Ball tendrá que demostrar también que sus problemas de conducta durante su etapa universitaria son cosa del pasado.

Ronda 5: Simi Fehoko (receptor)

Otro novato que podría tener una participación mínima este año es Simi Fehoko. El prospecto de Stanford llega a la posición con más competencia en el equipo vaquero. De hecho, Fehoko podría entrar al roster este año sólo si el equipo decide contar con seis receptores este año. O bien, si John Fassel decide usar sus habilidades para idear algunos trucos en los equipos especiales de Dallas.

Sin embargo, lo mejor que puede hacer Fehoko este año es mostrar un gran nivel y probar su valía. Aunque Dallas cuenta con muchos receptores abiertos, la mayoría termina contrato con el equipo en 2022: Michael Gallup, Cedrick Wilson, Noah Brown, Malik Turner, entre otros. Por lo tanto, Simi Fehoko puede aprovechar este año para pulir sus habilidades y ganar enteros para tratar de escalar algunos puestos en la rotación.

Ronda 6: Quinton Bohanna (tacleador defensivo) e Israel Mukuamu (profundo)

Tras la liberación de Antwaun Woods, tal parece que Quinton Bohanna será el nuevo tacleador nariz de los Cowboys. Es muy probable que este pick de sexta ronda vea pocos snaps en su primer año. Sin embargo, podría ser una pieza valiosa en línea defensiva haciéndose cargo de los bloqueadores rivales.

Vale mencionar que algunos analistas proyectan a Bohanna como otro candidato a ir directo al escuadrón de prácticas de Dallas. Sin embargo, su caso sería distinto al de Josh Ball. Este movimiento sería una estrategia para mantener a Bohanna como “carta extra” del equipo este año. Además, los tacleadores nariz no son tan buscados por otros equipos.

El caso de Israel Mukuamu es distinto. Aunque jugó como esquinero en Carolina del Sur, este novato llega a Dallas para jugar como profundo libre. De hecho, Israel encaja en el perfil preferido por Dan Quinn para esa posición. Por lo tanto, Mukuamu se proyecta para ser el respaldo de Demontae Kazee. Incluso, puede tener una participación frecuente en los equipos especiales de Dallas.

Ronda 7: Matt Farniok (liniero ofensivo)

En teoría, Matt Farniok debería ser quien lo tenga más difícil para entrar al roster de 53 de los Cowboys este año. Sin embargo, la falta de un respaldo para Tyler Biadasz puede abrirle una oportunidad como segundo centro de Dallas. Para ello, Farniok tendrá que competir con Connor McGovern, otro candidato al puesto. Y esto, claro, si los Cowboys no suman a un centro veterano o firman de nuevo a Joe Looney en las próximas semanas.

De cualquier manera, la versatilidad de Farniok para jugar en cualquier posición de línea ofensiva está a su favor. En caso de ocurrir una nueva plaga de lesiones, el producto de Nebraska podría ser una solución de emergencia. Esto, de hecho, le da más chances de entrar al roster de las que tiene el también novato Josh Ball. Aparte, Farniok no tiene un historial negativo que juegue en su contra, como es el caso de Ball.

Como podemos ver, cada uno de los once novatos elegidos por los Cowboys en el Draft 2021 tiene diferentes posibilidades de ser titular este año, o bien, de entrar en el roster. A diferencia del año pasado, estos jugadores sí tendrán la oportunidad de probar su valía durante los juegos de pretemporada. Por lo tanto, los meses de julio y agosto serán vitales para estos novatos, esto si quieren que sus primeros pasos en la NFL sean firmes y exitosos.