Inicio Noticias Zeke Elliott tiene todo lo necesario para dominar esta temporada

Zeke Elliott tiene todo lo necesario para dominar esta temporada

1416
0
Dallas Cowboys running back Ezekiel Elliott (21) stands on the field during warmups before an NFL football game against the Atlanta Falcons in Arlington, Texas, Sunday, Sept. 20, 2020. (AP Photo/Michael Ainsworth)

Cuando los Dallas Cowboys cambiaron a prácticamente todo el cuerpo técnico a principios del año pasado, se esperaba un mejor resultado que lo que terminamos viendo en diciembre. Lamentablemente, los esquemas defensivos híbridos de Mike Nolan no funcionaron en una campaña en donde no existió una pretemporada adecuada gracias a la pandemia.

Pero esto no fue todo, la puerta giratoria de lesiones en la línea ofensiva trajo consecuencias graves que terminaron en malas noticias para elementos titulares del equipo. Por un lado, tenemos la fractura compuesta en el tobillo derecho de Dak Prescott en la semana 5. Pero igualmente, tenemos el bajo rendimiento de Zeke Elliott. Quien tuvo una temporada para el olvido y del que se espera mucho más este año.

Cuando hablamos de Elliott, no hay que dejar pasar por alto sus tres primeros años en la liga. Sobre todo en los años 2016 y 2018, en donde fue el líder en yardas por tierra en ambas ocasiones. Logrando 1631 y 1434 yardas respectivamente. Todo esto daba a entender el gran futuro de Elliott por delante y lo que podía ofrecer no solo en la liga sino para su equipo.

Ahora bien, todo se vio muy diferente en la temporada 2020. Sus números en su última campaña en la NFL dejaron mucho que desear, con un Elliott logrando tan solo 979 yardas por tierra y seis anotaciones. Por si fuera poco, un récord personal de seis fumbles para el jugador. Que por mala suerte, cinco de esos balones los recuperaron los rivales.

Claro está, muchas cosas referentes al bajo rendimiento de Elliott se pueden atribuir a la puerta giratoria de lesiones que representó la línea ofensiva vaquera en 2020. Tan solo con los tackles titulares La’el Collins y Tyron Smith, el primero faltó toda la temporada mientras que el segundo se ausentó un total de 14 encuentros. Si bien es cierto que no se puede atribuir que los fumbles sean culpa de la línea ofensiva, si se puede argumentar que el promedio de Elliott por acarreo de tan solo cuatro yardas sea culpa de ello.

De cualquier manera, es imposible no exigirle resultados a un corredor que está cobrando 15 millones de dólares por temporada. Las críticas siempre van a estar a la orden del día si no se hacen las cosas bien. Más aún cuando el equipo tiene a un elemento de respaldo en la posición que podría hacer lo mismo por mucho menos. Se trata de Tony Pollard, quien logró 69 yardas y dos anotaciones por tierra ante los 49ers. Pero eso no sería todo, 66 yardas extra en seis recepciones. A pesar de ser la primera ausencia por lesión de Zeke en toda su carrera, se habló mucho de esta situación durante unas cuantas semanas.

Ahora bien, puede que toda esta actualidad negativa para Elliott se pueda revertir en 2021. El jugador ya sabe la responsabilidad que tiene y sabe que es una pieza fundamental en el esquema ofensivo del equipo. Por lo tanto, el mismo RB ha estado tomando cartas en el asunto.

Durante tres veces a la semana, el corredor ha estado practicando con el entrenador personal Josh Hicks. Todo esto con el objetivo que Elliott tenga un juego de pies mucho más rápido, que sea sumamente esquivo a los rivales y que pueda desequilibrarlos. Los resultados se han estado viendo, al menos en las actividades organizadas. Pero la evaluación final llegará en Oxnard, en donde el equipo está a menos de una semana de comenzar sus entrenamientos.

Asimismo, a pesar que tiene un montón de detractores, aún hay personas que creen en las capacidades de Zeke y que aún tiene mucho que probar en la liga. De acuerdo con un entrenador defensivo de la AFC que se mantiene anónimo, a Zeke deberían darle parte del dinero de Prescott. Además, este entrenador también comentó que Elliott es quien mayormente atemoriza en la ofensiva vaquera. Esto da a entender que el corredor puede tener un gran 2021 si tanto el equipo como su persona hacen las cosas bien. Y hay que aclarar que finalmente Dallas ha logrado tener una offseason acorde con la normalidad. Por lo que Zeke seguirá siendo un referente en el equipo, y más con lo que se ha estado viendo.

Queda por ver al final lo que podrá presentar el corredor en Oxnard. Si tiene todo lo necesario para volver a la élite nuevamente y si puede dejar atrás los malos resultados de 2020. El jugador está comprometido con el equipo y quiere recuperar su rendimiento. Por lo que no hay que descartar que Zeke sea una amenaza para las defensivas rivales una vez que comience la temporada regular ante Tampa Bay. De volver a tener el nivel de sus primeros años, ciertamente no quedan dudas al respecto.