Inicio Noticias Tres predicciones audaces que los Cowboys podrían cumplir

Tres predicciones audaces que los Cowboys podrían cumplir

5228
2

Las expectativas sobre lo que podría ser la temporada 2021 son muy altas. La ofensiva tiene un potencial enorme que genera temor en cualquier defensiva. Sin embargo, esa historia ya se escuchó antes muchas veces con resultados por debajo de lo esperado. Aunque, más allá de cierta discreción lógica acerca de los triunfos que pueda conseguir Dallas, ciertamente hay talento individual suficiente como para romper barreras complicadas.

En este artículo realizaremos tres predicciones audaces que podrían darse. Explicado de manera más sencilla se pueden ver como objetivos elevados, pero que no dejan de ser verosímiles. Si bien el contexto lógicamente deberá ayudar para que se logren, no son tan descabellados a pesar de ser ambiciosos. Los protagonistas serán ni más ni menos que el líder de la franquicia, un novato de impacto y posiblemente una futura estrella.

Dak Prescott se unirá al club de las 5.000 yardas

Son pocos los quarterbacks que lograron llegar a esa marca en la historia de la NFL. Peyton Manning, Drew Brees, Tom Brady, Ben Roethlisberger, Jameis Winston, Patrick Mahomes, Dan Marino y Matthew Stafford son los únicos que lo lograron, con Brees haciéndolo en cinco oportunidades. Es una cifra difícil de alcanzar, pero todo apunta a que Prescott podría hacerlo.

Una razón fundamental es la cantidad de juegos. Al haber por primera vez una temporada de 17 duelos, será obviamente más fácil que antes. Sin embargo, el antecedente que hace ver a esto como obtenible para Dak son sus números en 2019. En aquel año el QB lanzó para 4902 yardas, quedando una por detrás del récord de Tony Romo.

La ofensiva estará de nuevo plagada de armas para que aproveche al máximo sus opciones. Desde la contratación de Kellen Moore como coordinador, la unidad se ubica entre las mejores. En ese crecimiento fue clave la libertad que le dio Moore a Prescott para que lance más. Con los receptores abiertos que lo acompañan llegar a las 5.000 yardas por aire no es nada imposible.

Micah Parsons finalizará en el Top 5 de la liga en tackles

El rookie que se llevará todos los reflectores será indudablemente el linebacker. Cuando todos creían que los Cowboys iba a seleccionar a un esquinero, los planes debieron cambiar en tiempo real porque Jaycee Horn y Patrick Surtain ya no estaban disponibles. Eso obligó a Jerry Jones a ir por el mejor defensivo en su board.

La estadística en cuestión quizás no sea la más relevante o descriptiva porque un tackleador puede conseguir un derribo tras ser arrastrado varias yardas. Una muestra es que Jaylon Smith suele estar en buenos lugares de la lista, pero su actuación real dice otra cosa. Sin embargo, creo que en el caso del egresado de Penn State el significado podría ser diferente.

No hay dudas de que Parsons estará dentro de la cancha tanto como sea posible. Una inversión tan importante no suele esperar en el banco. A su vez, el rol que le dará Dan Quinn seguramente constará de mucha movilidad para hacer jugadas sobre el balón. Lo que añadiría aún más relevancia a estar en el Top 5 en tackles es complementarlo con capturas o fumbles forzados.

CeeDee Lamb conseguirá al menos diez anotaciones por aire

La tercera predicción es la más arriesgada de todas en cuanto a las probabilidades que existan de que se cumpla. De más está decir que no tiene que ver con la calidad del wide receiver, quien siendo novato demostró que se puede convertir en una estrella en el futuro inmediato. Lo que haría grandioso lograr esta cifra es que no ocurre tan a menudo.

En la temporada pasada fueron nueve los jugadores que obtuvieron una decena o más recepciones de anotación. Esa lista incluye nombres establecidos como Tyreek Hill, Davante Adams y Travis Kelce. Si bien en 2018 también se repitió ese número, en 2017 y 2019 hubo apenas tres y en 2016 fueron cinco. Un dato muy interesante que demuestra la complejidad de esa conquista surge de analizar lo sucedido en Dallas en tiempos recientes.

El tope de touchdowns obtenidos por un receptor en una competencia desde que Dak llegó a través del draft es de ocho. En esos cinco años, Dez Bryant y Amari Cooper lo lograron una vez cada uno. Una cuestión que podría perjudicarlo es la cantidad de opciones que tiene el QB para repartir el ovoide, pero las cualidades están. Lamb finalizó con cinco anotaciones por aire, aunque con el regreso de Prescott no debería sorprender a nadie una mejoría en su producción.

2 COMENTARIOS

  1. No estoy de acuerdo, si te fijas bien , en los 5 juegos en los que participo Dak, la mayoría de las veces iban perdiendo y tenían que utilizar los pases , se que el HC, le gusta el juego aero, por qué tenía a Roger , pero con una defensiva mejorada, mejor plan de juego defensivo, Dak va anotar y Elliott va a brillar más porque van a manejar mejor el reloj de juego y no tanto los pases. Se que en la actualidad la NFL , está buscando más juego por pase . Pero creo que está nueva campaña va ser más eficiente en defensiva . Y eso va permitir no tirar tantos pases y yardas por juego aéreo

Comments are closed.