Inicio Seleccionado Para Ti Analizando las posibilidades de cada jugador: alas defensivas

Analizando las posibilidades de cada jugador: alas defensivas

832
0

El campamento de entrenamiento es la prueba de que la temporada se acerca. Allí se suele definir cómo estará conformado el roster a partir de los rendimientos individuales. Esa preparación no comenzará sino hasta fines de julio, aunque vale la pena tener una vista previa del equipo para saber quiénes tienen más probabilidades de estar en el depth chart. Observaremos también a los que tienen un puesto asegurado, para cuáles jugadores sería una hazaña superar el corte y qué batalla posicional resultará interesante. Hoy: defensive ends.

Lista completa de jugadores disponibles

DeMarcus Lawrence, Dorance Armstrong, Sam Williams, Dante Fowler Jr., Chauncey Golston, Tarell Basham, Markaviest Bryant y Mike Tafua.

Los que tienen un lugar asegurado

En la posición de alas defensivas ocurre la particularidad de que tiene a casi todos sus integrantes predeterminados. Si bien el campamento de entrenamiento siempre es muy importante, en este caso no da la sensación de haber ningún tipo de espacio para una sorpresa. Los que serán parte del roster final están bien definidos de no mediar algún hecho demasiado inesperado.

Lawrence lógicamente continúa siendo el líder den te grupo posicional. La presencia de Micah Parsons con su personalidad es para tener en cuenta, aunque el egresado de Boise State es la voz experimentada de la unidad. Más allá de que su producción estadística bajó mucho con respecto a sus mejores años, es una pieza indispensable.

Sobre todo en la defensiva terrestre su participación resulta invaluable. Pero una cuestión elemental para que recupere su forma será mantenerse saludable. La temporada pasada se perdió diez semanas por una fractura durante una práctica posterior al juego inaugural. Para no ceder ese liderazgo necesita contribuir sin ausentarse tanto.

Armstrong era uno de los varios agentes libres sin restricciones por los que la franquicia debía optar si quedarse con ellos o no. Su trayectoria en los Cowboys lo catalogaba como un miembro de la rotación, pero tras la salida de Randy Gregory hacia los Broncos eso se modificó. La polémica situación derivó en que la gerencia se vio obligada a firmarle a Armstrong un contrato de dos años a cambio de 12 millones. Su rol ahora será el de defensive end opuesto a Tank.

El que debe ser designado como fijo a continuación es un novato. Williams fue un pick de segunda ronda en abril, por lo que la alta inversión de recursos en él lo convierte automáticamente en parte del equipo. Los ejercicios que realizó con Dan Quinn previo al draft indican además que el coordinador defensivo seguramente impulsó su selección. Al principio podría tener una tarea limitada, pero será esencial a futuro.

Quien surge como alguien con una plaza básicamente en su poder es una selección de tercera ronda en 2021. Golston se proyectaba como un liniero con una capacidad atlética no muy destacada, aunque con un piso alto que garantiza cierta solidez. Teniendo en cuenta que recién está comenzando su carrera, la confianza en él le dará más oportunidades. La versatilidad de alinearse en el interior es un factor que le añade herramientas.

Un elemento restante en esta categoría llegó en la agencia libre. La contratación de Fowler Jr. desde los Falcons fue una respuesta al desaire de Gregory. Dallas suele apostar por jugadores que fueron drafteados muy alto tal como sucedió con el pick global 3 en 2015. Sin embargo, sus pasos siguientes no fueron buenos salvo una temporada en los Rams. El dato que sube sus probabilidades es que Quinn lo reclutó en Atlanta cuando era entrenador.

En la burbuja

Hay un ala defensiva que fue el más perjudicado por los nuevos arribos de la offseason. Basham está en esta instancia en el límite de ingreso al equipo. Algo que podría favorecerlo es la versatilidad de Golston para alinearse por dentro, pero indudablemente debe demostrar una buena preparación porque no tiene nada confirmado. Su vínculo es otro punto relevante considerando que en caso de ser cortado liberaría espacio salarial.

Menos chances

Como ocurre en todos los grupos hay algunos undrafted free agents para completar el roster tan amplio que se arma en esta parte del año. En esta oportunidad tanto Bryant como Tafua surgen como situaciones verdaderamente shockeantes si están en el depth chart en septiembre. La escuadra de prácticas podría ser un paso anterior a dar el salto.

Una batalla posicional para seguir

Antes de comenzar el training camp los titulares están definidos. En los costados de la línea formarán Lawrence y Armstrong. Aunque quién será la tercera opción es algo que generará competencia. El favorito para serlo al menos en las primeras semanas es Fowler Jr. por haber estado tanto tiempo en la liga. Sin embargo, un rookie intentará ocupar esa colocación.

Williams aún atraviesa un proceso de desarrollo que podría llevar incluso toda la temporada. No suele ser nada fácil adaptarse a una exigencia tan complicada como la que ejercen algunos tackles ofensivos. Por ese motivo posiblemente la mayor parte de sus snaps se vean en situaciones de pase, pero esta lucha por un lugar será muy interesante.

Expectativas del puesto

Lo que se espera de los defensive ends es ayuda para la estrella en ascenso de la franquicia. Parsons fue por una distancia enorme el mejor jugador del equipo en 2021. Su capacidad de presionar al quarterback solucionó demasiadas falencias. Sin embargo, será imperioso que reciba más ayuda de la que tuvo la temporada parada.

La salida de Gregory añade un poco más de urgencia a la tarea de Lawrence. Armstrong ahora tendrá más snaps, por lo que está obligado a responder con producción. En caso de funcionar la rotación de pass rushers la unidad se podrá dar el lujo de tener al linebacker alineado en todos lados para causar disrupción. Pero si sucede lo contrario la defensiva podría perder la polifuncionalidad que le otorga pieza más preciada.