Inicio Noticias Amari Cooper y DeMarcus Lawrence podrían tardar en incorporarse a las prácticas...

Amari Cooper y DeMarcus Lawrence podrían tardar en incorporarse a las prácticas del campamento de Dallas

867
0

La semana pasada, los Cowboys anunciaron al comienzo del campamento de entrenamiento quienes estarían en la lista PUP (o lista de jugadores inhabilitados para jugar). Dos jugadores presentes en esa lista son el receptor Amari Cooper y el ala defensiva DeMarcus Lawrence. Y aunque se estimó que se sumarían pronto a las prácticas, parece que esa expectativa cambió un poco.

Así lo dejó ver Jerry Jones, dueño y director general de los Cowboys, en una entrevista reciente. Al ser preguntado sobre el regreso de ambos jugadores a los entrenamientos, la respuesta de Jones fue bastante breve y concisa.

“Apuesto que será después de Arizona”, dijo Jones durante la entrevista.

Viendo el calendario de pretemporada de los Cowboys, esto daría a entender que Cooper y Lawrence se sumarían a las prácticas a mediados de agosto. Esto sería después del segundo juego de temporada contra los Cardinals, a disputarse el próximo 13 de agosto. Después de este encuentro, los Cowboys darían por terminado su campamento en Oxnard y continuarían sus entrenamientos en las instalaciones de The Star en Frisco.

Cabe recordar que Amari Cooper se sometió a comienzos de enero a una operación de mantenimiento en el tobillo. No obstante, la recuperación del receptor se retrasó a causa de una irritación en la zona operada. Esto requirió que Cooper guardara reposo absoluto al menos por tres semanas, lo cual el receptor hizo durante el mes de junio.

Aunque Cooper hizo lo que pudo para estar al 100% al comienzo del campamento, todavía necesita un poco más de tiempo. Por ahora, el receptor está en Oxnard trabajando a un costado del campo con el entrenador Britt Brown, director de rehabilitación de los Cowboys.

DeMarcus Lawrence, por otro lado, se sometió a una cirugía de limpieza en su espalda durante la temporada baja. Esta es la tercera operación en esta área a la que se somete el “sackmaster” en su carrera profesional, siendo las anteriores en 2016 y 2017. Debido a esto, Lawrence tampoco participó de las prácticas de primavera (OTAs y minicampamento) de los Cowboys.

Al igual que Cooper y los otros jugadores en la lista PUP de Dallas, Lawrence está también en Oxnard haciendo trabajo de rehabilitación con Britt Brown. Si las expectativas de Jerry Jones son realistas, tanto Cooper como Lawrence estarían sumándose a los ejercicios de equipo a mediados del mes de agosto cuando el equipo regrese a Frisco.

Recordemos que, aparte de Cooper y Lawrence, hay cuatro jugadores más en la lista PUP de Dallas debido a diferentes lesiones: Trysten Hill (tacleador defensivo), Greg Zuerlein (pateador), Mitch Hyatt (tacleador ofensivo) y el novato Chauncey Golston (ala defensiva). A ellos se les suma el receptor T.J. Vasher, quien está en la lista NFI (lesionados fuera del campo) y el apoyador Francis Bernard, quien sufrió una lesión en el tendón de la corva.

Respecto a quienes están en la lista PUP, la intención del cuerpo técnico es no apurar los plazos en el caso de los jugadores más importantes. Aunque pueden ver algo de acción al final de la pretemporada, el plan es que puedan estar aptos físicamente para el juego inaugural ante Tampa Bay el próximo 9 de septiembre. Además, para la mayoría de ellos no peligra su lugar en el equipo.

La única excepción a esto es Trysten Hill. Tras un mal año de novato en 2019 y una progresión interrumpida en 2020, el tacleador defensivo tiene mucho terreno por ganar este año. Sin embargo, su recuperación tras la lesión de rodilla sufrida el año pasado ha tomado más de lo esperado, y es quien más tardaría en salir de la lista PUP. Por ello, es serio candidato a quedar fuera del roster de 53 jugadores.

Quedará por ver en las próximas semanas si Amari Cooper y DeMarcus Lawrence, además de los demás lesionados, pueden sumarse pronto a las prácticas. E, incluso, si pueden ver algunos minutos ante los Texans y los Jaguars al final de la pretemporada. Lo cierto es que se espera que estén al 100% cuando comience la acción en septiembre, ya que los Cowboys necesitarán de sus mejores piezas para tener una gran temporada 2021.