Inicio Noticias ¿Trysten Hill estará en los Cowboys en 2021?

¿Trysten Hill estará en los Cowboys en 2021?

2412
0

Entre todas las noticias y elementos que se han estado hablando en la organización, hay un jugador en particular del que no se comenta mucho. Se trata del tackle defensivo Trysten Hill, del cual no se tiene tanta información desde su lesión en la semana 5 ante los New York Giants. Claro está, durante ese juego también ocupó todos los titulares la lesión del Mariscal de campo Dak Prescott.

Ahora bien, analizando lo que pueda ofrecer Trysten Hill al roster vaquero, el jugador está entrando en su tercer año como profesional y está dejando serias dudas al respecto. En líneas generales, ni su producción ni el contexto actual le están dando muchas oportunidades para tener un lugar seguro en el vestuario. Todo esto por un montón de razones tanto deportivas como de actualidad.

En el aspecto deportivo, Hill tuvo una temporada de novato muy por debajo de la mesa.  Bajo las órdenes del coordinador defensivo en ese momento Rod Marinelli, tuvo muy poca participación con tan solo cinco tacleadas combinadas. Lo único positivo que se puede sacar de su año de novato es que cuatro de ellas fueron en solitario. Sin embargo, esto no es suficiente para un jugador que en el Draft de 2019 fue selección de segunda ronda. Cuando hablamos de las selecciones más altas del evento, se espera una producción que supere inclusive las expectativas reales.

Tras su segundo año,  se vio a un Hill mucho más decidido quien salió al campo gracias a la oportunidad de la lesión de Gerald McCoy. En los cinco encuentros en los que participó en Dallas, logró 11 tacleadas combinadas, de las cuales seis de ellas fueron en solitario. Pero como ya mencionamos, su lesión en la semana 5 ante los Giants lo dejó por fuera el resto de la temporada.

La lesión en si fue un desgarro del ligamento cruzado anterior, y a pesar que Hill se vio con energía en sus cortes, decisivo en sus movimientos y sólido, tendrá que demostrar nuevamente sus capacidades en el campamento de entrenamiento en Oxnard.

Porque ahora ya no hablamos de la recuperación en sí, sino del hecho de la gran competencia que tiene en la posición. Y no solo esto, sino el cambio de técnicos durante todo este tiempo. Hay que acotar que cuando Trysten llegó a la franquicia, Jason Garrett era el entrenador en jefe y Marinelli el coordinador defensivo. Ahora en el primer rol está Mike McCarthy y encargándose de la defensiva está Dan Quinn. Quien ya de por sí suplantó a Mike Nolan tras sus malos resultados en 2020.

Acá se trata de un cambio de entrenador y dos cambios de coordinadores defensivos. Por supuesto, cuando llega alguien nuevo en el cuerpo técnico, busca a jugadores que cumplan con los esquemas que tienen en mente. De hecho, durante el Draft de este año los Cowboys seleccionaron a dos tackles defensivos, junto a un ala defensiva que también puede cumplir labores en el interior. Aparte, durante la agencia libre la organización contrató tanto a Brent Urban como a Carlos Watkins. Y sin dejar a un lado, tampoco podemos olvidarnos que Neville Gallimore entrará en su segundo año como profesional. Dejando gratas impresiones en 2020 y siendo uno de los puntos positivos en una temporada más que atropellada para los Cowboys.

En adición a todo lo que se ha expuesto, hay ciertos comportamientos de Hill que no han agradado a muchos en la organización. Algunos afirman que tiene cierta inmadurez en momentos clave, como por ejemplo en sus hábitos de práctica y una actitud muy pobre en las reuniones del equipo. Además de las multas que recibió por las acciones ilegales contra algunos jugadores de los Seahawks en la semana 3 de la temporada pasada. En total, fueron más 13 mil dólares de multa que tuvo que pagar el defensivo gracias a este tipo de acciones.

Hay que dejar en claro que nada está dicho y Hill puede dejar una gran impresión en Oxnard y en los encuentros de pretemporada. Sin embargo, todo dependerá de su persona y lo que termine decidiendo el cuerpo técnico. No es algo muy fácil de admitir que la organización podría prescindir de un jugador en su tercer año de novato, además de ser selección de segunda ronda. Pero ante todas los aspectos que se han comentado, no sería algo descabellado de pensar. Después de todo, la posición está más que cubierta y lo que se verá en California será la lucha por los puestos titulares. En este instante, Trysten está en desventaja, pero todo podría cambiar en las próximas semanas.