Inicio Noticias ¿Qué están haciendo los Cowboys para corregir las penalizaciones?

¿Qué están haciendo los Cowboys para corregir las penalizaciones?

2522
0

Con los Cowboys volviendo a las prácticas tras unos días extra de descanso, hay una tarea en el tope de la lista: corregir su problema con las penalizaciones. Es cierto que el equipo viene en un buen momento anímico tras sus victorias contra Vikings y Giants. Más aún luego que el equipo lograra mejorar su defensa terrestre y su juego de pases.

Sin embargo, las faltas siguen ocurriendo. Y los fantasmas del 2021 están reapareciendo.

Contra los Giants el Día de Acción de Gracias, los Cowboys cometieron 13 penalizaciones para 84 yardas de castigo. De hecho, hubo dos de ellas en defensa que dieron continuidad a series ofensivas rivales en la primera mitad que terminaron en puntos. Sin embargo, el equipo logró sobreponerse en la segunda parte, llevándose la victoria por 28-20.

A pesar de esto, las estadísticas preocupan. Tras la semana 12, los Cowboys son el segundo más penalizado en la NFL en lo que va de temporada. El equipo vaquero suma 83 castigos para 636 yardas en 11 juegos, siendo superado solo por los Broncos (87 penalizaciones para 739 yardas). Aparte, son el tercer equipo con más penalizaciones previas al snap, y el equipo más penalizado como local con 45 castigos en total.

Tras lo sucedido en 2021, y tras cometer 17 faltas contra Denver en su primer juego de pretemporada, es inaceptable que estas penalizaciones sigan ocurriendo. Sin embargo, la línea ofensiva (una de las unidades que más presenta este problema) ya está trabajando en ese aspecto. Así lo dejó ver Terence Steele, tackle derecho de Dallas, en declaraciones para la web oficial del equipo vaquero.

“(El lunes) trabajamos un poco el ritmo, todos tratando de empezar con el mismo ritmo”, dijo Steele el martes. “Solo tenemos que seguir haciendo eso y lo haremos bien. Los entrenadores estaban tratando de imitar el conteo de snaps de Dak (Prescott), haciendo repeticiones con eso. Durante toda la semana haremos una línea completa con Dak como mariscal para acostumbrarnos a su ritmo.”

Al parecer, parte de los problemas de penalizaciones en la línea ofensiva tienen que ver con los cambios de mariscal durante la temporada. Tras la baja de Dak Prescott durante cinco juegos, la línea de cinco tuvo que adaptarse al ritmo de Cooper Rush. Por lo tanto, tras la vuelta de Prescott, ha sido necesario “recalibrar” el ritmo. Y esto es algo que deben mejorar cuanto antes para evitar que cueste juegos importantes en 2021.

“No podemos tener penalizaciones previas al snap”, añadió Steele. “Ellas nos muerden en el trasero.”

Por supuesto, la línea ofensiva no es la única unidad de Dallas que debe evitar faltas innecesarias. Este es un problema de disciplina que afecta tanto a la ofensiva como a la defensiva y los equipos especiales. Sin embargo, esto aún está bajo el control del equipo. Así lo dejó ver Jerry Jones, dueño y gerente general de los Cowboys, durante una entrevista reciente.

“Eso está bajo nuestro control, es algo en lo que nos podemos concentrar y que podemos mejorar”, dijo Jones el martes en 105.3 The Fan. “Nuestros propios errores realmente nos quitaron el impulso el otro día. Tenemos que asegurarnos de que somos conscientes de eso. Los equipos tienen que hacer eso y tienen que hacerlo individualmente, pero luego eso tiene que trasladarse a la unidad. Tenemos que mejorar.”

Sin embargo, el head coach Mike McCarthy quiere abordar este problema sin que cambie la identidad de juego del equipo. Así lo dejó ver en sus declaraciones durante una rueda de prensa este lunes.

“Créanme, claramente estoy al tanto de las cosas que no van bien (en el equipo)”, dijo McCarthy ante los reporteros presentes. “Las penalizaciones y la prevención de las penalizaciones es algo en lo que dedicamos más tiempo. Pero no quiero perder la agresividad de nuestro estilo de juego y nuestra eficiencia.”

En el papel, los próximos tres juegos (contra Colts, Texans y Jaguars) serían ideales para que Dallas vaya corrigiendo su problema con las penalizaciones. Las pruebas más duras vendrán contra Eagles y Titans en las semanas 16 y 17. En ellas, los Cowboys tendrán que demostrar si de verdad están preparados para los playoffs en caso de clasificar. O bien, si seremos testigos de otra debacle donde todas las fallas del equipo salgan a flote.