Inicio Noticias ¿Qué debería hacer la ofensiva de los Cowboys para superar a los...

¿Qué debería hacer la ofensiva de los Cowboys para superar a los Steelers?

1896
0

Una semana antes de la bye week la ofensiva tendrá el desafío más complicado de la temporada. Seguramente esta pregunta no tenga una aplicación en la práctica porque la defensiva de Pittsburgh es sencillamente extraordinaria. Sin embargo, es interesante ver los emparejamientos que tendrán lugar el domingo. La incertidumbre en torno al quarterback no hace más que dificultar las cosas.

Línea ofensiva vs. Pass rushers

Ninguno equipo de la NFL tiene una dupla de edge rushers más temible que los Steelers. Un candidato a ser el mejor defensivo del año en 2019 indudablemente fue T.J. Watt. Eso no es un regalo por la simple cuestión de ser el hermano de J.J., sino que se basa en mérito puro. Si bien tiene otro estilo que el ala defensiva de los Texans, está demostrando un nivel de dominio sorprendente que lo coloca como un Top 5 en su puesto.

Lo que lo convierte en un OLB aún más peligroso es que opuesto a él está alineado alguien con una calidad similar. Bud Dupree es un complemento ideal para Watt. La combinación de ambos hace que las ofensivas rivales no pueden utilizar bloqueos dobles sobre ellos con tanta facilidad. Sus presencias a los costados de la formación condicionan notablemente el plan de juego de cualquier equipo rival.

Hasta aquí acumulan 12.5 capturas combinadas únicamente entre ellos. A su vez hay que añadir a un tercer elemento como Stephon Tuitt, quien también totaliza seis sacks. Esto implica que la tarde será muy complicada para la línea ofensiva. El puesto de los tackles es específicamente el más débil, por lo que será necesario ayudarlos tanto como sea posible. Las alas cerradas podrían ser fundamentales.

Receptores abiertos vs. Backs defensivos

La incertidumbre sobre el quarterback afecta lógicamente a todo el equipo. Sin embargo, podría decirse que los wide receivers son los afectados de manera directa. Tener como lanzador a Dak Prescott o es una situación que varía mucho de contar con un novato. Por eso es que la evaluación de los receptores será bastante relativa.

Los Steelers permiten en la actualidad apenas 213.9 yardas por aire en promedio. Este número habla muy bien acerca de su capacidad en cobertura, por lo que esta será otra área en la que habrá que presar mucha atención. Hay un destacado nivel en varios backs, pero el líder de la defensiva secundaria es indudablemente Minkah Fitzpatrick.

El gran inconveniente no estará en la incapacidad de los Cowboys de conseguir separación. Lo que dificultará su tarea es que la enorme presión que generan los frontales obliga a los quarterbacks a tomar decisiones rápidamente. Otra vez será vital deshacerse del balón lo antes posible porque no se ve muy probable que la línea ofensiva pueda proteger al QB.

Corredores vs. Defensiva terrestre

La conclusión que podría hacerse viendo únicamente el último juego de Pittsburgh sería errada si no se tiene en cuenta todo lo anterior. En el triunfo 28-24 frente a Baltimore fueron completamente superados en casi todas las estadísticas. Aunque fue específicamente sorprendente la facilidad con la que los Ravens Baltimore avanzaron por tierra.

En la primera mitad permitieron más de 150 yardas por esa vía, con tres ofensivos acumulando al menos 50 cada uno. Aunque eso no mermó en el complemento, por lo que en total fueron 265 las yardas que los Steelers concedieron en el juego terrestre. Pero esas cifras no son representativas de lo que puede hacer esa defensiva regularmente.

El quinto puesto es el que ocupan en la NFL con apenas 96.9 yardas permitidas de esta forma. Esto implica que la tarea no será fácil para los corredores de Dallas. Si bien no es novedad que Ezekiel Elliott no está teniendo una gran temporada, eso quizás no se detenga este domingo. Una mejoría en la línea ofensiva será vital para hacer resurgir el ataque terrestre.