Inicio Noticias Los proyectos en desarrollo con los que cuentan los Cowboys

Los proyectos en desarrollo con los que cuentan los Cowboys

1994
1

En un roster tan amplio como el de un equipo de fútbol americano, ciertamente habrán elementos que se van a destacar, otros que solo estarán por un año y algunos simplemente no van a rendir. Igualmente, algunos terminan siendo unas increíbles sorpresas y se quedan por muchos años en la organización. Los Cowboys por supuesto no son la excepción a la regla, y cuentan con muchos jugadores que pueden llegar a ser grandes proyectos a futuro.

Cuando hablamos del término “proyectos”, nos referimos a jugadores que pasan por debajo del radar. Que podrían tener uno que otro titular en una noticia al momento que aparecen en una organización. No obstante, terminan siendo eclipsados por los jugadores titulares y el cuerpo técnico los ve como elementos a utilizar en situaciones clave o en próximas temporadas. En resumen, se trata de novatos de menor jerarquía que los de las primeras rondas, o inclusive jugadores con un segundo año como profesionales en donde no rindieron a plenitud en el primero. Con respecto a estos últimos, puede ser por bajo rendimiento o simplemente que no tenían mucho espacio en el roster.

De cualquier manera, estaremos nombrando a algunos de esos elementos, tanto en la ofensiva como la defensiva. Las cosas son muy distintas a 2020, ya que Dallas ha podido tener sus respectivas actividades organizadas y minicampamento. Por lo tanto, han podido ver de cerca la evolución de estos jugadores en específico.

Ofensiva

Sin lugar a dudas, hay ciertos elementos en los Cowboys que pueden colaborar de manera superlativa en la ofensiva. La cual ya de por si es bastante prominente.

Simi Fehoko (receptor)

Una de las posiciones que está plenamente cubierta es la de receptores. Con Amari Cooper, CeeDee Lamb y Michael Gallup no se ven problemas al respecto. Sin embargo, hay que desarrollar a los nuevos elementos que vayan llegando. Y de ser posible, que tengan una oportunidad en el campo cuando la situación lo amerite.

Este es el caso de Simi Fehoko, el novato que llegó por medio del Draft en la quinta ronda del mismo. Con su 1,93 metros de estatura y 103 kilos, ciertamente el muchacho se ve como una gran amenaza en el campo. Aunque si bien el tamaño ayuda mucho en la NFL, la técnica también. Por lo tanto, el equipo buscará la forma de combinar sus grandes dimensiones con una mayor habilidad. Es decir, que el receptor pueda mejorar en sus rutas y adaptarse de manera positiva al paso de universitario a profesional.

Ben DiNucci (Mariscal de campo)

Se le pidió mucho al novato de séptima ronda de 2020 salir el primero de noviembre de ese año un domingo por la noche contra los Philadelphia Eagles. El resultado sería una derrota para Dallas por 23 a 9 y que DiNucci quedara en el olvido. Sin embargo, hay que tomar en cuenta el factor que el QB como todos los de la clase de ese año, no llegaron a tener una pretemporada adecuada gracias a la pandemia.

Su transición ciertamente no fue la más apropiada, y se espera que este año el Mariscal de campo pueda progresar un poco más. Si bien es cierto que Micah Parsons ya le realizó una intercepción en las actividades organizadas, esto no limita el hecho que Ben tiene todavía todo el mes de julio y la pretemporada para seguir mejorando. Ya no hay más excusas, y entre ejercicios con el equipo junto a prácticas personalizadas, el muchacho proveniente de James Madison debería dar un paso al frente.

Rico Dowdle (corredor)

En el caso de Dowdle, hablamos de un corredor que fue un agente no seleccionado del Draft de 2020, en una posición que ya está tomada tanto por Zeke Elliott como por Tony Pollard. Durante la campaña pasada, tan solo realizó siete acarreos para 24 yardas. Pero son sus capacidades atléticas las que lo hicieron destacarse y darle un espacio en el roster.

Dadas las condiciones en las que se encuentra el RB, es probable que en un futuro termine en otra franquicia de la NFL. No obstante, si sigue avanzando como profesional, puede tener una gran oportunidad en el campo de juego si se llega a dar una situación adversa. Ya quedó claro el año pasado que en los equipos especiales es una gran amenaza.

Josh Ball (tackle/ liniero ofensivo)

El lo que respecta a Josh Ball, la selección de cuarta ronda de este año se ve como un potencial swing tackle a futuro. Por supuesto, de acuerdo a lo que se ha manejado con las prácticas y los resultados, se cree que ese puesto sea para el veterano Ty Nsekhe. No obstante, no hay que descartar a Ball que en un futuro pueda ocupar el lugar de La’el Collins o Tyron Smith.

Una de las cosas en la que si debe mejorar Josh es el momento y la manera de colocar las manos en el campo de juego. Ya que son muy poderosas y esto puede llevar a sanciones dentro de un encuentro y esto es perjudicial. Claro está, aún hay tiempo de sobra para desarrollar al jugador, apenas está comenzando sus andanzas en la liga.

Defensiva

Ahora ha llegado el momento de hablar de uno de los aspectos más criticados en el juego de los Cowboys en 2020. Afortunadamente, se ve un cambio de aires con la contratación de Dan Quinn como nuevo coordinador defensivo. Por lo tanto, hay algunos diamantes por allí que hay que pulir. En especial en ciertas posiciones en específico.

Nahshon Wright (esquinero)

Cuando los Cowboys al final de la segunda noche del Draft de 2021 seleccionaron con el pick 99 al esquinero Nahshon Wright, tanto fanáticos como periodistas sabían muy poco sobre él. De hecho, la única información que se manejaba es que colocaban al back defensivo como prospecto de séptima ronda o inclusive undrafted.

Sin embargo, esta ha sido una de esas situaciones en donde Dallas no ha prestado atención y puede que obtenga grandes beneficios por ello. Wright se ha convertido en una gran sensación en el mini campamento y uno de esos jugadores sorpresa que ha logrado tener un alto rendimiento.

De acuerdo con los posibles esquemas de coberturas uno y tres que pueda implementar Quinn, Nahshon es perfecto por sus dimensiones. Hay algunos detalles a tomar en cuenta y que hay que pulir. Pero el jugador tiene todo el mes de julio y los encuentros de pretemporada para hacerse con un lugar en el roster.

Israel Mukuamu (profundo)

Desde su selección en la sexta ronda del Draft, Israel Mukuamu estaba dispuesto a jugar en cualquier posición de ser necesario. Sería el mismo Dan Quinn a momentos de su selección que le comentó que lo cambiarían de esquinero a profundo durante el mini campamento de novatos.

Y es que precisamente en estas actividades el prospecto se destacó en gran medida, sin realizar movimientos en falso y grandes coberturas. Puede que quizás Israel no tenga tantas oportunidades este año en la temporada regular, pero tampoco es secreto que no hay muchos elementos de rigor en la posición de profundo en Dallas. Bien podría pelear el puesto de titular con Damontae Kazee eventualmente. Pero para ello, hay que ver los resultados de los entrenamientos el próximo mes.

Quinton Bohanna (tackle defensivo)

Si bien es cierto que Dan Quinn en una rueda de prensa afirmó que Bohanna estaría jugando en el centro, también se comenta que estará participando como tackle nariz tras la marcha de Antwaun Woods a los Colts.

No sería descabellado pensar que el novato que también fue seleccionado en la sexta ronda del Draft juegue como titular desde la semana 1. Cuenta con las dimensiones y las capacidades atléticas en su posición que le gustan a Quinn. Pero habrá que ver si tiene lo necesario para arrancar desde septiembre. En todo caso, Quinton no deja de ser un elemento de interés que podría colaborar en el desempeño del equipo en un futuro.

Estos son tan solo algunos nombres en el roster actual de los Cowboys que se manejan como proyectos a futuro. No obstante, no hay que dejar pasar por alto que algunos de ellos puedan llegar a ser titulares en el encuentro contra Tampa Bay. Así como que algunos otros eventualmente se puedan destacar. Como son los casos puntuales del tackle ofensivo Isaac Alarcón, el fullback Nick Ralston o el ala cerrada Sean McKeon. Lo que queda es esperar por los resultados de los entrenamientos en Oxnard y la pretemporada, para llegar a una evaluación total de todos estos proyectos dentro de la organización.

1 COMENTARIO

Comments are closed.