Inicio Noticias Analizando a Justin Herbert, mariscal de los Chargers: ¿Cómo podrían los Cowboys...

Analizando a Justin Herbert, mariscal de los Chargers: ¿Cómo podrían los Cowboys detenerlo?

1719
2

Este domingo los Cowboys enfrentarán en Los Ángeles a los Chargers, equipo encabezado por uno de los mejores jugadores de la pasada campaña: el mariscal Justin Herbert. Elegido como el Novato Ofensivo del Año en 2020, Herbert genera muchas expectativas de cara a esta temporada. Y tras los registros que rompió el año pasado, no es para menos.

En 2020, Herbert estableció nuevos records para novatos en la NFL en los siguientes apartados: pases completados (396), pases para touchdown (31), yardas de pase por juego (289.1) y más juegos con 300 o más yardas de pase (8). Además, se convirtió en el jugador más joven en lograr 30 pases para anotación en una temporada. Nada mal para su primer año en la NFL.

Aunque Herbert tuvo una gran campaña, esto no se vio reflejada en los resultados del equipo. En 2020, Los Chargers terminaron terceros en la AFC Oeste con 7 victorias y 9 derrotas. De los 16 encuentros, Herbert disputó 15 de ellos dejando record de 6-9. Esto llevó a la dirigencia del equipo a despedir al head coach Anthony Lynn, quien encadenó dos temporadas seguidas con record negativo.

Ahora, los Chargers tienen como entrenador en jefe a Brandon Staley (ex coordinador defensivo de los Rams), además de Joe Lombardi (ex coach de mariscales de los Saints) como nuevo coordinador ofensivo. Con estos cambios, sumado a los refuerzos llegados a través del Draft y la agencia libre, el equipo angelino se planta como un equipo que puede dar pelea. Y así lo mostraron en su primer juego de la temporada.

El pasado domingo, los Chargers derrotaron al Washington Football Team por marcador de 20 a 16. En ese encuentro, Justin Herbert completó 31 pases de 47 intentos lanzando para 337 yardas y una anotación. Considerando que se enfrentaba a una de las mejores defensas de la temporada 2021, el equipo de Los Ángeles dejó un buen resultado en un juego marcado por las numerosas faltas cometidas por ambos equipos.

Fortalezas y debilidades de Justin Herbert

Ahora bien, es momento de analizar a fondo al joven mariscal de los Chargers.

La principal fortaleza con la que cuenta Justin Herbert es su potente brazo. El producto de la Universidad de Oregon es una seria amenaza en los pases profundos, ofreciendo además una gran precisión en ellos.

De hecho, Herbert ocupó el puesto 9 entre los 10 mejores mariscales con pases profundos en 2020 según Next Gen Stats, justo por delante de Josh Allen (Bills). En este apartado, el joven mariscal completó 23 pases de 61 intentos, completando 885 yardas para 11 touchdowns y 3 intercepciones.

Aparte, Herbert destaca también por su movilidad, siendo capaz de lanzar el balón mientras corre y sin perder precisión. Aparte, su atleticismo le permite correr para ganar yardas e incluso anotar touchdowns de amplio yardaje, tal como hizo en su etapa universitaria en Oregon.

El mariscal de los Chargers también tiene la particularidad de ser un buen pasador bajo presión. Herbert es capaz de desprenderse del balón con relativa rapidez, y comete pocos errores al ser acosado por los defensores rivales.

Sin embargo, Herbert no debería tener problemas en este apartado. Los Chargers reforzaron su línea ofensiva incorporando al tackle novato Rashawn Slater (pick de ronda 1 en el Draft 2021), además de tres veteranos agentes libres. Con ellos, sumados al veterano tackle Bryan Bulaga, el equipo angelino cuenta con una sólida línea de cinco que fue capaz de contener a la peligrosa línea defensiva de Washington el pasado domingo.

En cuanto a debilidades, Justin Herbert tiene pocas que puedan atacarse. Curiosamente, el mariscal de los Chargers es poco efectivo cuando no está bajo presión. En 2020, tuvo un promedio de 7.1 yardas por intento de pase en estas situaciones. Aparte, su porcentaje de touchdowns y pases completados estuvo por debajo del promedio de la NFL en esos casos, mientras que su porcentaje de intercepciones estuvo un poco por encima.

Otra posible debilidad de Herbert, en teoría, sería el hecho de tener que asimilar nuevos esquemas ofensivos en su segundo año en la NFL. Sin embargo, esto quizás no sea problema para él joven mariscal. Herbert tuvo que asimilar tres esquemas diferentes en cuatro años en Oregon, en los cuales tuvo un gran desempeño. De hecho, sus hábitos de estudio y su conocimiento del libro de jugadas juegan más a su favor que en su contra.

Finalmente, Justin Herbert suele complicarse ante las defensas con engaños complejos, y también contra el esquema “single high safety” que suele usar Dan Quinn. Este esquema, recordemos, consiste en usar a un profundo libre de dos maneras: formando un tándem con los esquineros, o delegándole todas las labores de cobertura en pases profundos. Si Quinn apela a este esquema, quizás podría tener éxito contra el joven mariscal.

¿Cómo podría la defensa de Dallas frenar a Herbert?

Primero que nada, los Cowboys podrían tener ante los Chargers el mismo dolor de cabeza que tuvieron contra los Buccaneers la semana pasada: los pases profundos. Es vital que los backs defensivos de Dallas jueguen a su mejor nivel y destaquen en cobertura, ya que los balones profundos son la especialidad de Herbert.

En este apartado, todas las miradas apuntarán a Anthony Brown. El esquinero fue el punto débil de la secundaria vaquera contra Tampa, quedando retratado más de una vez contra el receptor Antonio Brown. Y aunque el nivel de los receptores de los Chargers no es tan alto como el de los Bucs, los backs defensivos no pueden equivocarse en labores de cobertura.

Por otro lado, los 7 del frente en la defensa de Dallas tendrán que sobrepasar a la renovada línea ofensiva de los Chargers para llegar a Herbert. Como mencionamos, el joven mariscal es capaz de deshacerse rápido del balón y tiene un buen desempeño lanzando bajo presión. Por lo tanto, tratar de llegar hasta él y forzarlo a equivocarse será clave.

Para ello, jugadores como DeMarcus Lawrence y Micah Parsons tendrán que esforzarse al máximo contra los Chargers. Otro que podría sumarse en este apartado es Dorance Armstrong. Esto, claro, si finalmente Randy Gregory queda descartado tras ser incluido en el protocolo de COVID-19 de Dallas.

Sin duda, Justin Herbert será un mariscal duro de frenar para los Cowboys. Sin embargo, el buen desempeño de la defensa vaquera la semana pasada ante Tom Brady invita al optimismo. Solo quedará por ver si el cuerpo técnico hace los ajustes necesarios en su defensiva, y así, ofrecer un desempeño que encamine a Dallas a su primera victoria de la campaña.

2 COMENTARIOS

    • ¡Hola Jaime! En teoría, Canady es el respaldo de Jourdan Lewis como esquinero interno. Si Brown vuelve a fallar, quedará por ver si el cuerpo técnico opta por Nahshon Wright, o bien, por Canady como solución alternativa.

Comments are closed.