Inicio Campo de Entrenamiento ¿Están preocupados los Cowboys por las recientes lesiones?

¿Están preocupados los Cowboys por las recientes lesiones?

1705
0

La temporada pasada fue un desastre de principio a fin por muchos factores. Hubo errores individuales como las coberturas de los esquineros o los fumbles en ofensiva. Varias equivocaciones del staff de coacheo no hicieron otra cosa que añadir caos al equipo. Sin embargo, las lesiones implicaron caer cada vez más bajo con el transcurrir de los juegos.

Esa mala fortuna siguió a Dallas desde antes del duelo inaugural cuando se conoció que La’el Collins iniciaba en la lista IR. Durante ese choque con los Rams, Blake Jarwin sufrió una rotura de ligamentos cruzados. En los días siguientes quedaría descartado Tyron Smith. En la semana 5 fue el momento en el que el tren se descarrilaría por completo con la fractura de Dak Prescott.

Por ese motivo se generó cierto pánico en las últimas horas. Los Cowboys tuvieron una muy buena actuación el jueves pasado a pesar de caer frente a los Buccaneers, pero de ahí en más recibieron bastantes noticias adversas. La suspensión de Collins, la lesión de Michael Gallup y la situación de Randy Gregory con el coronavirus significaron pérdidas importantes.

Este miércoles se agregó a la lista de bajas DeMarcus Lawrence. La ausencia del ala defensiva se especula que será hasta noviembre, por lo que se podría hacer un paralelismo con lo ocurrido en 2020. Tantas bajas, una detrás de la otra, es una imagen que ya se vivió antes. Aunque por el lado de Mike McCarthy no hay preocupación.

“Así es como ocurre año tras año. Es sólo una cuestión de cuántos. Las lesiones son muy personales para el individuo. Pero en el concepto de equipo y el entorno, estamos enfocados en quién es el próximo jugador. Y desde la perspectiva del entrenador queremos asegurarnos de poner a estos muchachos en posición de tener éxito”, explicó McCarthy.

En la semana 1 hubo únicamente dos franquicias que no consiguieron ninguna captura y Dallas está en esa nómina. El panorama que de por sí no era tan prometedor con Lawrence en el terreno se volvió más oscuro. En caso de que Gregory tampoco juegue ante los Chargers, la presión al quarterback dependerá mucho de Dorance Armstrong y Tarell Basham.

La oportunidad para ambos será enorme porque tendrán una cantidad de snaps que no habían recibido en otras ocasiones. Armstrong se mostró mejorado en los juegos de pretemporada y ganó consideración. Basham llegó en la agencia libre, pero no pudo participar tanto por una lesión en el campamento de entrenamiento. Los dos defensive ends se tienen mucha confianza.

“Yo personalmente quería jugar contra Bryan Bulaga. Jugué contra él el año pasado y me divertí. Tenía la esperanza de volver a verlo. Si no puede aparecer es la oportunidad del próximo hombre”, comentó Basham sobre el tackle derecho de Los Angeles. Armstrong fue discreto: “He estado trabajando por un momento como este”, expresó según Calvin Watkins de DMN.

Ese pensamiento será vital para triunfar en LA. La rotación es algo que el head coach siempre busca, por lo que esto no será nada nuevo. A las opciones anteriores hay que agregar a tres jóvenes como Bradlee Anae, Chauncey Golston y Azur Kamara. Todos deben colaborar con lo suyo para contener a la peligrosa ofensiva que tendrán enfrente.