Inicio Noticias Las próximas dos semanas serán importantes para el futuro de Dak Prescott...

Las próximas dos semanas serán importantes para el futuro de Dak Prescott en Dallas

3751
1

Las negociaciones para resolver la situación de contrato de Dak Prescott con los Cowboys prometen ser tema de conversación durante las próximas dos semanas, y no es para menos. Es cierto que las cosas han estado tranquilas estos últimos días. Sin embargo, hay algunas cosas que se pondrán en movimiento a partir de esta semana en la NFL, y que podrían incidir en una pronta decisión en torno a Prescott.

A continuación, detallamos las tres situaciones que deben afrontar los Cowboys en las próximas semanas y que tendrán un claro efecto en las negociaciones con Prescott.

#1 – El lapso de la NFL para las etiquetas de franquicia

Desde el 23 de febrero y hasta el 9 de marzo, todos los equipos de la NFL podrán aplicar etiquetas de franquicia a los jugadores que así lo requieran. Es decir, estas dos semanas deberían determinar si los Cowboys y Prescott acordarán un contrato de larga duración, o bien, si alargarán las negociaciones por unos meses más.

Recordemos que los jugadores que reciban la etiqueta de franquicia tienen hasta el 15 de julio como fecha tope para firmarla. Eso quiere decir que, en caso de no llegar a un acuerdo en las próximas dos semanas, las negociaciones entre el agente de Prescott y la dirigencia de los Cowboys podrían extenderse. Sin embargo, esto sería repetir la situación del año pasado. Por lo tanto, no tendría sentido seguir alargando las negociaciones.

Aparte, no olvidemos que el Draft 2021 será el próximo 29 de abril, justo entre ambas fechas límite para las etiquetas de franquicia. Si los Cowboys llegan al Draft sin resolver la situación de Prescott (es decir, dándole una nueva etiqueta de franquicia), es probable que el equipo opte por elegir a un mariscal en la primera ronda del Draft.

#2 – Anuncio del tope salarial para 2021

Según reportes recientes, tanto el agente de Dak Prescott como la dirigencia de los Cowboys están esperando algo para poder avanzar en las negociaciones: que la NFL anuncie el tope salarial para la temporada 2021.

De momento, esta semana se adelantó que el piso del tope salarial será de $180 millones, cifra que se esperaba que fuera el límite para este año. Recordemos que, debido a la crisis generada por la pandemia de COVID-19, se esperaba un tope salarial de 175 millones. Sin embargo, tal parece que la cifra no será tan baja. Por supuesto, hay que esperar el anuncio final de la NFL, esto una vez finalicen las negociaciones de los nuevos acuerdos televisivos.

Recordemos que una de las principales limitantes en las negociaciones con Prescott es el tope salarial. Según información de Over The Cap, los Cowboys cuentan en este momento con $19.3 millones de espacio bajo el tope salarial. Si deciden darle una nueva etiqueta de franquicia a Dak Prescott, esta tendría un costo de $37.7 millones. Esto quiere decir que el equipo debería liberar al menos unos 20 millones bajo el tope salarial.

#3 – Reestructuraciones de contractos y liberaciones de jugadores

¿Cómo podrían entonces los Cowboys liberar el espacio que necesitan bajo el tope salarial? De momento, tendrían dos soluciones para poder ajustar sus números.

La primera de ellas sería reestructurar los contratos de los jugadores mejor pagados del equipo. Esto es algo que ya se hizo el año pasado con los contratos de Tyron Smith, DeMarcus Lawrence y Zack Martin. Ahora, parece que la dirigencia vaquera necesita apelar a esto nuevamente, y los principales candidatos serían el receptor Amari Cooper y el tackle ofensivo La’el Collins.

Esta reestructuración consiste en convertir parte del salario del jugador en un bono por firmar. Sin entrar en mayores detalles, podemos decir que este movimiento generalmente ayuda a liberar un poco de espacio bajo el tope salarial de la presente campaña. Sin embargo, en algunos casos puede complicar las finanzas del equipo en futuras temporadas.

La segunda solución sería cortar a algunos jugadores cuya salida del equipo logre ahorrar algo de dinero contra el tope salarial. En este aspecto, los principales candidatos serían el linebacker Jaylon Smith, el esquinero Anthony Brown, el tackle ofensivo Tyron Smith, el safety Darian Thompson y el punter Chris Jones.

Las salidas que generarían más ingresos serían las de Jaylon Smith y Tyron Smith, esto si ellos son cortados después del 1º de junio. Sin embargo, esto dependerá de los planes que el equipo vaquero tenga para ellos. Por otro lado, Chris Jones sería el más descartable de los cinco, esto considerando el nivel que tuvo Hunter Niswander ocupando su puesto como punter en la temporada 2020.

Más allá de esto, Dallas tiene muy pocas opciones para liberar espacio bajo el tope salarial. Por ello, las próximas semanas no se antojan fáciles. Si bien los Cowboys pueden ofrecerle un contrato de larga duración a Prescott antes del 9 de marzo, las cosas pueden terminar alargándose hasta julio si se aplica nuevamente la etiqueta de franquicia. Sin duda, la dirigencia vaquera tiene que sacar muchas cuentas y hacer sus movimientos con cautela.

1 COMENTARIO

Comments are closed.