Inicio Noticias La línea ofensiva necesitará cambios fundamentales para el 2021

La línea ofensiva necesitará cambios fundamentales para el 2021

3075
0

Si hay algo que le enseñó a los Cowboys en 2020 es que no solo deben tener una línea ofensiva de primer nivel, sino que tienen que tener respaldos de calidad que hagan un buen trabajo. De nada sirve tener titulares de prestigio si un buen porcentaje de ellos llegan a lesionarse. Por lo tanto, no solo hay que invertir en posibles elementos titulares para 2021. Sino que hay que tener profundidad que pueda asegurar resultados positivos.

Cuando hablamos en particular de las lesiones en 2020, hay que hablar principalmente de ambos tackles ofensivos. La’el Collins se perdió toda la temporada y tuvo que pasar por el quirófano para una cirugía de cadera. Mientras que en el caso del tackle izquierdo Tyron Smith, tan solo participó en dos encuentros y tuvo que someterse a una cirugía en su cuello que también lo dejaría por fuera el resto del año.

En su lugar, jugarían la mayoría de la temporada tanto Brandon Knight como Terence Steele. Si bien es cierto que Knight hizo un trabajo más que decente en la temporada, no se puede decir lo mismo de Steele. En cuyo caso, inclusive Zack Martin tuvo que cambiar de posición en algunas oportunidades para no mantener al novato no seleccionado del Draft 2020 en el campo.

Un ejemplo de las fallas de Steele se pueden ver en el encuentro por la semana 4 ante los Cleveland Browns. En donde fue el segundo y último encuentro de la temporada 2020 en donde participó Smith. El ala defensiva rival Myles Garrett se la vio muy complicada para enfrentarse a Smith, por lo que optó por el eslabón más débil y terminó el encuentro con dos capturas de Mariscal. La culpa de esto fue gracias al pobre desempeño de Steele protegiendo a Prescott.

Estos no fueron todos los problemas en la profundidad de la línea ofensiva en 2020. De la agencia libre se trajo al veterano Cameron Erving para reemplazar a Cameron Fleming. La verdad es que el resultado no fue el esperado. Ya que el jugador se perdió diez encuentros gracias a las lesiones y en los seis que participó, tampoco es que fuera muy determinante.

Igualmente, lesiones en algunos encuentros de los centros Joe Looney y el novato Tyler Biadasz no ayudaron en lo absoluto al desempeño de la línea. Tan solo el guardia Connor Williams jugó los 16 encuentros de la temporada regular sin problemas, cosa que no sucedió para el resto de sus compañeros en la posición. Incluyendo a Zack Martin, quien tan solo participó en diez encuentros gracias a molestias en su pantorrilla. Sobre todo en los últimos encuentros de la campaña.

Ahora bien, hay ciertas soluciones que se podrían tomar con respecto a esta situación. Hay que buscar un liniero ofensivo en el Draft de ser posible en primera ronda. Como podrían ser los casos de Penei Sewell o Rashawn Slater de llegar a estar disponibles para la selección 10. Por otro lado, también hay que pensar en el tope salarial, ya que la prioridad número uno de la organización es renovar a Dak Prescott. En dado caso que las negociaciones no lleven a nada nuevamente, tendrá que volver a etiquetarse al Mariscal.

En el caso de esto último, aquí es donde no se ve a ciencia cierta lo que pasará con Tyron Smith. Bien podrían liberarlo tras el primero de junio y ahorrarse 10,5 millones de dólares en el tope salarial. No obstante, hay que ver si hay garantías de que La’el Collins esté en plenas condiciones para poder jugar en el 2021. Además, si Tyron ha brindado grandes presentaciones con molestias previas en su cuello, es probable que la operación haya erradicado el problema y el jugador tenga al menos uno o dos años más de gran nivel.

Quizás no sea muy inteligente dejar ir a Smith si no se ha resuelto el problema de la línea, pero serán decisiones que se tomarán en las oficinas en los próximos meses. Después de todo, hay que buscar lo mejor para el equipo y si puede llegar sangre nueva con talento y con hambre de ganar, que sean bienvenidos.