Inicio Noticias Ezekiel Elliott y Tony Pollard estarán en el terreno de juego juntos...

Ezekiel Elliott y Tony Pollard estarán en el terreno de juego juntos con más frecuencia

3496
1

La contratación de Mike McCarthy junto con un staff prácticamente nuevo implica que había muchas cosas que estaban mal. Para mala fortuna de los Cowboys, la expansión del Coronavirus complicó de gran manera el proceso de adaptación de todos los asistentes con los jugadores por la suspensión de los OTAs y los rookie minicamps. Sin embargo, ya hay cuestiones que están comenzando a ser corregidas en las primeras prácticas del año.

Hace algunos días hicimos referencia a la defensiva. Esta unidad es la que seguramente sufrirá la mayor cantidad de cambios. El recién llegado coordinador defensivo Mike Nolan está trabajando en darle más versatilidad a una unidad que dio un paso atrás en 2019. De los equipos especiales no se sabe mucho, pero se dio a conocer que CeeDee Lamb fue parte recibiendo patadas de despeje.

Resta entonces saber qué está sucediendo con la ofensiva. Por lo pronto hay que remarcar que Dallas lideró la NFL en yardas totales con 6.904, según Pro Football Reference. Eso representó casi 500 más que los Ravens. En yardas por aire fue segundo con 4.751, apenas detrás de las 4.845 de los Buccaneers. E incluso a pesar de haber pasado el balón mucho más que en ocasiones anteriores, la unidad terminó quinta con 2.153.

Esto deja claro que estadísticamente no hay que modificar mucho. McCarthy fue el primero en hacer hincapié en este tema al decir que serán cambiados únicamente algunos detalles técnicos sobre cómo serán llamadas las jugadas o detalles de ese estilo. La continuidad de Kellen Moore como coordinador ofensivo es una muestra más que evidente.

Aunque eso no significa que los Cowboys deban conformarse con lo realizado la temporada pasada. Un equipo contendiente debe estar buscando constantemente áreas para mejorar. La adición de CeeDee Lamb quizás sea en lo que más deberá enfocarse la dupla McCarthy-Moore. Sin embargo, hay un condimento extra que podría agregarse a una muy completa ofensiva.

La posibilidad de contar con una combinación de Ezekiel Elliott con Tony Pollard es algo que no debe ser desaprovechada. Pero no me refiero al corredor de segundo año ingresando únicamente para darle descanso a Elliott, sino a la utilización de ambos simultáneamente en el terreno de juego para que la unidad sea más impredecible.

Un error es etiquetar a los jugadores por una cosa que hacen bien y encasillarlos allí. No hay ninguna duda de que Zeke es un running back Top 3 de la liga. En lo que a potencia se refiere, la discusión está entre él y Derrick Henry. No hay nadie más que se acerque en esa faceta. Sin embargo, el RB también puede lastimar por aire. Quizás no al nivel de Christian McCaffrey, pero allí también es muy productivo.

En su carrera acumula 1619 yardas por aire en 189 recepciones. Esto significa que promedia aproximadamente 400 yardas y 50 recepciones por temporada. En 2019 finalizó 12° en yardas con 420 y noveno en recepciones con 54, pero casi todos los que finalizaron por delante ni siquiera se acercan en su producción terrestre. Un dato relevante para tener en cuenta es que Elliott fue el segundo jugador de la NFL con más yardas combinadas con 1.777.

Pero acerca de Pollard también podría haber una percepción errónea. Al no tener la potencia que posee Zeke podría creerse que es simplemente un running back que corre por fuera de los tackles. Eso está muy lejos de ser cierto, ya que su balance le permite ser muy difícil de derribar para los defensivos rivales.

Pollard tiene además la ventaja de haber sido utilizado mucho como receptor abierto a nivel universitario en Memphis. Por eso es que hay muchas opciones en las que podría ser utilizado más allá de pases pantalla. En la imagen que aparece a continuación se lo ve venciendo a Joe Thomas seguramente gracias a un buen diseño de jugada que lo emparejó con un linebacker.

Hay muchos motivos entonces para creer que la distribución de snaps no será tan despareja como la temporada pasada. Pero también será muy interesante la manera en que ambos podrían ser utilizados al mismo tiempo en el terreno de juego. Esto representaría una posibilidad que debe ser aprovechada por los Cowboys en 2020.

1 COMENTARIO

  1. Totalmente cierto todos lo sabíamos menos el miope ex entrenador así como todos sabemos que Dak ya no va dar más es un desperdicio de dinero lo que le están pagando y lo que quiere que le paguen que desperdicio de talento el que tienen en sus manos los vaqueros otra vez los hará quedar mal una vez más ya nos lamentaremos otra vez

Comments are closed.