Inicio Noticias ¿En qué punto se encuentran las negociaciones por la extensión de Dak...

¿En qué punto se encuentran las negociaciones por la extensión de Dak Prescott?

1740
0

Tras la mala temporada de los Cowboys en 2020, ha llegado el momento de planificar todo lo referente a la offseason y evaluar las prioridades. Por supuesto, la primera de ellas es finalmente renovar al Mariscal Dak Prescott. Quien desde 2019 está buscando una extensión y ni su agente Todd France como la organización han llegado a un acuerdo. Definitivamente, 2021 tiene que ser el año que esto se lleve a cabo. De lo contrario no dejará de ser un duro golpe para el tope salarial de los Cowboys.

Y es que colocando las cosas en contexto, hay que remontarnos al año 2019, en donde Prescott jugaba en su último año de contrato de novato. Los Cowboys quienes en ese momento contaban con Jason Garrett como entrenador en jefe, querían asegurar a Prescott a largo plazo. La primera oferta llegó para el mes de juio de ese año, promediando unos 30 millones por temporada y unos 90 de ellos totalmente asegurados. Igualmente en septiembre se subió la oferta un poco más, promediando unos 33 millones de dólares anuales. Ambas ofertas no llegaron a concretarse, y Dak apostó por aumentar su valor y jugar ese año por tan solo poco más de dos millones de dólares.

Llegaría el año siguiente y ambas partes volverían a reunirse para llegar a un posible acuerdo. En el primer trimestre de 2020, a Dak le ofrecieron un promedio de 34 millones de dólares. En donde la última oferta llegaría en abril, ofreciendo 110 millones de dólares garantizados. Nuevamente, no se llegó a ningún acuerdo, por lo que los Cowboys decidieron darle la etiqueta exclusiva de franquicia, con un total de 34,4 millones de dólares. El QB terminaría firmando la misma en la última semana de junio.

Ahora bien, algo que se supo de esta situación es que tanto Dak como su agente buscaban un contrato más corto. Esto quiere decir, de unos cuatro años, mientras que la franquicia buscaba retenerlo por muchos años más. Con un promedio de cinco a seis años aproximadamente.

Prescott nuevamente volvió a apostar por si mismo pero las cosas no salieron como se planeraron. Ya que en la semana 5 ante los New York Giants, tuvo una fractura que lo dejó por fuera todo el resto de la temporada. Era la primera vez en toda la carrera de Prescott desde que llegara como profesional en 2016 que se perdía algunos encuentros por lesión. En su lugar, jugaron Andy Dalton, Garrett Gilbert y Ben DiNucci, con resultados sumamente mediocres en algunos casos.

Todo esto dejó como resultado que la organización busque retener a Prescott a como de lugar. Ya que sus números en tan solo cuatro juegos y medio en 2020 (porque no llegó a terminar el quinto) son extremadamente favorables. Terminó con 1856 yardas por jugadas de pase y nueve anotaciones. A pesar de estos números, la defensiva no aportó realmente mucho en el juego ofensivo de Prescott y terminó con un récord de 2-3. Para dar un ejemplo de la importancia de Dak en el equipo, el Mariscal de respaldo Andy Dalton tan solo terminó con 2169 yardas y 14 anotaciones en 11 apariciones en el campo con los Cowboys en 2020. Habría sido interesante de ver la cantidad que pudo haber logrado Prescott en plena forma.

El gran dilema que hay con toda esta extensión ahora es el tope salarial. Bajó drásticamente gracias a la pandemia del Covid-19, así que los Cowboys deben buscar la manera de poder pagarle a Prescott sin arriesgar muchos elementos de su roster. Asimismo, si existe la posibilidad que tampoco se alcance un acuerdo, el equipo estaría obligado a etiquetar por segunda vez a Dak y con una tasa de 37,7 millones de dólares. En resumen, esto se está buscando evitar, y en las oficinas se cree que ya para mediados de marzo la extensión de Prescott debería estar lista.

“No sé cómo se podría tener más ventaja”, afirmó Jerry Jones con respecto a su Mariscal y el hecho que tiene todo el apoyo del dueño del equipo. “Dak podría ser una postal, por así decirlo. Su evolución como Mariscal de campo de la NFL ha sido una imagen perfecta”.

Por otro lado, está por ver como podría afectar su lesión a su futuro y su rendimiento. Hasta el momento, su recuperación se ha dado de manera positiva, y de acuerdo con lo que han dicho en el equipo, podría estar volviendo al campo entre abril y mayo. De hecho, realizó una visita sorpresa a principios de diciembre en los entrenamientos. Y a pesar de las burlas de su compañero Zeke Elliott, Dak demostró que pueda dar algunos pasos sin la necesidad de muletas.

Como ya se ha mencionado, es muy probable que Prescott llegue a estar disponible para parte de los entrenamientos de la offseason. Ahora el gran detalle será ver si ambas partes finalmente llegan a un acuerdo que pueda beneficiar tanto al jugador como a la organización.