Inicio Noticias Derrota decepcionante de Dallas ante Kansas City que mide realmente las capacidades...

Derrota decepcionante de Dallas ante Kansas City que mide realmente las capacidades del equipo

3548
10

Las cosas no salieron como se esperaban en el Arrowhead Stadium. Tras una presentación decepcionante de la ofensiva vaquera, los Cowboys no pudieron superar a los Chiefs. Quienes terminaron ganando 19 a 9 en su estadio. Y definitivamente este resultado servirá para medir con una barra lo que podrían lograr los Cowboys para este año.

El primer detalle interesante es que momentos antes del encuentro, se supo que Tyron Smith no jugaría por tercera semana consecutiva. En su lugar, volvería a saltar al campo Terence Steele por la izquierda. Cosa que ya se probó fue un error ante los Broncos y que se maquilló muy bien ante Atlanta gracias a la negligencia del rival. A Prescott lo capturarían un total de cinco veces en la semana 11, siendo la gran estrella rival el liniero defensivo Chris Jones, quien terminó con 3,5 capturas de esas cinco.

Ciertamente, las cosas no se estaban dando bien para el equipo de la estrella solitaria desde el arranque. Sin Tyron Smith y sin Amari Cooper, el equipo se supone que tenía los elementos de reserva necesarios para solventar este problema. Realmente eso no fue así, ya que con tan solo evaluar las tres primeras series ofensivas vaqueras, Dallas terminó tan solo con un gol de campo y un fumble. Para el momento del FG, ya Kansas City tenía nueve puntos. Para un equipo que está acostumbrado a llevar la delantera desde un principio, una diferencia de seis puntos puede ser letal.

De cualquier manera, no hay que achacarle este problema a la defensiva, quienes aguantaron a unos Chiefs a tan solo 19 puntos. Mención aparte a jugadores como Micah Parsons, Dorance Armstrong y Jayron Kearse. En el caso del primero, es el único elemento que realmente dio la cara ante Denver y prácticamente se vio lo mismo acá. Terminando su labor con dos capturas de Mariscal, teniendo en total ya ocho en lo que va de campaña.

Asimismo, Dorance Armstrong también tendría una captura y el back defensivo Jayron Kearse una intercepción de 34 yardas a poco menos de 12 minutos del tercer cuarto. Lamentablemente, esta acción Dallas solo la pudo capitalizar en un segundo gol de campo. Tomando en consideración que Kearse llevó el balón hasta la yarda 36 de Kansas City. Así que en líneas generales, acá la culpa no es de la defensiva, quien hizo un gran trabajo logrando detener a un Mariscal de campo del calibre de Patrick Mahomes.

Para colmo de males, en la última acción del segundo cuarto, en donde Dak recibiría una de las dos intercepciones de la noche, el receptor CeeDee Lamb terminó con una conmoción. Por lo tanto, los protocolos de la NFL son muy rigurosos con el tema, así que es seguro que no estará en el juego de Acción de Gracias ante los Ravens este jueves. Otro duro golpe para el equipo tomando en cuenta que seguirán sin Amari Cooper.

Tanto la intercepción de Prescott como el infortunio de Lamb son cosas que se pudieron evitar con un mejor manejo del tiempo. Hay que destacar que la acción se realizó a 20 segundos de terminar el segundo período. Dallas aún contaba con dos tiempos fuera, que claramente se pudieron haber utilizado para diseñar mejores jugadas. Este es un fallo concreto del cuerpo técnico, en especial del entrenador en jefe Mike McCarthy.

Sin lugar a dudas, los fanáticos estaban buscando un medidor acerca de la verdadera potencia del equipo y esta ha sido la gran prueba. Sin embargo, han dejado mucho que desear, ante el hecho que ni una sola vez han llegado a la zona de anotación. En todo momento estuvieron debajo del marcador, y no hubo ningún tipo de reacción de parte de la ofensiva. Ni siquiera ante las recuperaciones que logró la defensiva. Porque no hay que olvidar que la primera captura de Parsons fue casi terminando el segundo cuarto. En donde la acción terminó en un fumble, recuperando el balón Tarell Basham en la yarda 42 de Kansas City.

El juego por tierra sería totalmente neutralizado, con un Tony Pollard apenas logrando 50 yardas mientras que Ezekiel Elliott 32. Por otro lado, en el juego de pases el ala cerrada Dalton Schultz sería el jugador con mayores números gracias a sus seis recepciones y 53 yardas. Pero más allá de eso, ningún otro jugador pudo responder en una ofensiva que se vio pésima. Sobre todo por un Dak Prescott que corría por su vida gracias a la gran cantidad de espacios que ofreció su línea ofensiva.

Claramente, hay que ver que un récord de 7-3 no es algo malo en la NFL, tomando en cuenta que aún faltan siete juegos más. Sin embargo, se pudo ver que los Dallas Cowboys no tienen el calibre para ser un equipo de Super Bowl. Son un gran grupo, pero hay un montón de debilidades que les pasarán factura en algún momento de la campaña. En la postemporada estos errores no se pueden cometer.

El ejemplo perfecto de ello ha sido que el resto del cuerpo de receptores no han sabido responder ante la baja de Amari Cooper. Mucho menos ante la conmoción de CeeDee Lamb, que se sabe muy bien que pudo haber cambiado el curso del encuentro de haber estado disponible tras el medio tiempo. Con respecto a Tyron Smith, se necesita en el campo. Y si es algo que no se puede lograr, se tendrá que buscar a otro elemento de rigor al menos en el próximo Draft. Realmente es imposible mantenerlo sano una campaña completa estos últimos años.

Se espera que el equipo pueda evaluar este revés y tratar de buscar un resultado positivo ante los Raiders en el AT&T Stadium este jueves. El panorama no se ve muy alentador con las claras ausencias de Lamb y Cooper, pero el equipo tendrá que salir a ganar con lo que tiene. En donde puedan haber mejoras en la línea ofensiva, no deberían haber problemas para seguir manteniendo a los Cowboys en la pelea.

10 COMENTARIOS

  1. Aun cuando yo queria verlos ganar, este juego era un buen parametro para evaluar su crecimiento. Creo que esta derrota llega en buen momento para madurar y aprender de este tropiezo que fortalezca al equipo en lo que resta de temporada para poder afrontar la postemporada cin éxito. El entrenador debe aprender tambien de estos esquemas que encontrara con equipos fuertes para poder pensar en un anillo. Saludos

  2. Excelente reportaje los felicito!!! bien planteados las causas por lo cual se perdió el partido, una línea ofensiva deficiente y un QB Prescott que no termina de dar el ancho en los juegos importantes (se le llama liderazgo) véase el que mostró el novato M Parsons. Por otro lado, continúa el cáncer de mis amados Vaqueros; síndrome de “”Estrellitis” (no hay disciplina!!! x consiguiente lesiones, muchos castigos así como, baja de juego. exacerbado por salarios inequitativos) , fomentada por un dueño que su Ego no lo deja ser ganador, me recuerdan mis vaqueros a los Delfines de Miami de los Ochentas; con Dan Marino números espectaculares cero anillo de SB.

  3. Hola yo considero que a los jefes los ayudaron los árbitros ya que en jugadas claves no marcaban los jalones que fueron cerca de la linea de los jefes jugadas importantes gracias es todo

  4. Debieron haber buscado desde tiempo atrás a un tipo q sustituya al tal tyron smith un buen jugador q se la pasa la mayor parte de la campaña lastimado así no sirve de nada

  5. DEFINITIVAMENTE Y DESAFORTUNADAMENTE SE VIO EL NIVEL DE LOS COWBOYS, ÉSTA EN DUDA SU MATERIAL FUTBOLÍSTICO PARA SER CANDIDATO DE SUPERBOWL, NO HAY QUE SER PESIMISTA PERO QUEDÉ CON DUDAS Y ESPEREMOS QUÉ MEJORE SU JUEGO CON EQUIPOS PROTAGONISTAS MÁS FUERTES.🤔🤦🏻‍♂️🙆🤷🏻‍♂️💪👍

  6. Bueno pues ya sabemos a donde vamos cuando enfrentamos equipos de calibre que nos ubican para poner los pies en el suelo no tenemos nada que hacer contra equipos bien dirigidos y con un líder como Packers o Tampa Bay o Cardenales hay que seguir insistiendo sin desanimarse en este partido yo creo que falló la ejecución,línea ofensiva,receptores y Dakota vamos Vaqueros ¡Ánimo! Los sigo apoyando

  7. La diferencia de 20mdd bien ganados y el otro sólo cifras que no dan un anillo, hasta cara de terror se le veía como han sido los últimos Qb. después del gran T. A.

  8. Ciertamente las dos líneas quedaron a deber, sobre todo la ofensiva. Desafortunadamente como bien se menciona aquí, este partido fue el parámetro para ver qué nuestros Vaqueros no tienen los tamaños para jugar un Superbowl. Quedó más que claro y no hay nada que objetar independientemente de las lesiones que se tengan. Adiós sueño de una campaña ganadora.

  9. Mas bien fue manejo de la ofensiva el tema del porque perdieron vs kansas.
    Tampoco es para aventarse al drama todavía, le falta mucho a la temporada y esto tiene que servir para que el coach y el coordinador ofensivo se pongan a ver sus estrategias y decisiones que eso si dan mucho que desear.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí