Inicio Noticias Dallas le da alta prioridad a un receptor novato no seleccionado en...

Dallas le da alta prioridad a un receptor novato no seleccionado en el Draft. ¿De quién se trata?

5382
0

En el Draft 2021 de la NFL celebrado la semana pasada, los Cowboys incorporaron un total de once jugadores novatos, ocho de ellos de corte defensivo. Y, como es costumbre, después del Draft vino la contratación de los novatos no seleccionados en el Draft, donde Dallas optó mayormente por prospectos ofensivos. Sin embargo, uno de estos novatos llama especialmente la atención.

Se trata de Brandon Smith, receptor abierto proveniente de la Universidad de Iowa. Smith estaba proyectado como una selección de séptima ronda por parte de muchos analistas. Sin embargo, no fue elegido por ningún equipo. Y los Cowboys no desaprovecharon la oportunidad de reclutarlo. De hecho, Smith recibió un contrato de alta prioridad como novato no seleccionado en el Draft, incluyendo un bono por firmar en dicho contrato.

Ahora, ¿qué tiene de especial este receptor abierto? ¿Y por qué los Cowboys le dieron un contrato algo diferente al de los demás novatos agentes libres del Draft?

Lo primero que llama la atención de Brandon Smith es su físico. Con 1.85 metros y 98.8 kg de peso, lo más impresionante de este receptor son sus brazos, de 86.99 cm de longitud. Esto, sin duda, es bastante inusual e impresionante para un jugador en su posición.

Pero eso no es todo. Smith también atrajo algunas miradas durante el Pro Day de House of Athlete. Allí, el producto de Iowa logró un impresionante salto vertical de 44 pulgadas (1.11 metros), además de un salto de longitud de 135 pulgadas (3.42 metros). Además, logró hacer la carrera de 40 yardas en 4.56 segundos. Registros muy impresionantes.

Por supuesto, su rendimiento en el campo también habla a su favor. Durante su etapa universitaria, Brandon Smith destacó por ser un receptor bastante productivo. Tras un primer año de poca acción con Iowa, en las tres temporadas siguientes se consolidaría como titular. En toda su carrera universitaria, Smith logró 91 recepciones para 1.041 yardas y 9 touchdowns, todo esto en 29 encuentros.

En base a su desempeño, puede decirse que Brandon Smith es un receptor de manos excelentes, buen control corporal y con gran nivel de concentración. Smith usa también su físico a su favor, lo que le hace capaz de luchar y dar grandes saltos para hacerse con el balón incluso en las situaciones más complicadas.

De hecho, algunos analistas destacan lo fuerte y dominante que puede ser este novato receptor. Debido a sus características, incluso hay quienes comparan a Brandon Smith con Calvin Johnson, el legendario receptor abierto de los Lions apodado como “Megatron”.

Sin embargo, Smith tiene sus debilidades, y ellas explican por qué terminó como novato no seleccionado en el Draft. A pesar de sus espectaculares atrapadas, este novato nunca produjo un juego con más de 100 yardas de recepción. Aparte, sus rutas pueden ser fáciles de leer por los esquineros de la NFL, además que suele ceder ante las coberturas físicas.

¿Qué puede aportar Brandon Smith a los Cowboys?

Sin duda, Brandon Smith tendrá un trayecto complicado para hacerse un lugar en el roster de los Cowboys. La posición de receptor abierto es una de las que cuenta con mayor profundidad esta temporada. Aparte, Dallas también sumó al receptor abierto Simi Fehoko en el Draft, además de dos receptores más como novatos agentes libres no seleccionados.

Ahora, si Smith rinde a buen nivel y logra entrar al escuadrón de prácticas o incluso a los equipos especiales de los Cowboys, es posible que tenga una oportunidad a futuro en la rotación. Varios receptores de Dallas tienen contrato hasta 2022, a saber: Michael Gallup, Cedrick Wilson, Noah Brown, Malik Turner y Aaron Parker. Por supuesto, la salida de ellos le daría una oportunidad a Smith, siempre y cuando él siga con Dallas.

De momento, quedará en manos de Brandon Smith aprovechar esta oportunidad al máximo. Si recibió un contrato de alta prioridad de parte de los Cowboys, eso quiere decir que la dirigencia le ve como un jugador talentoso que podría explotar a futuro. Por supuesto, su desempeño en el campamento de entrenamiento dirá si este novato receptor está a la altura de las expectativas que está generando.