Inicio Noticias Dallas dejó una muy mala impresión contra los Commanders y previa a...

Dallas dejó una muy mala impresión contra los Commanders y previa a los playoffs

2216
3

Sin lugar a dudas, se esperaba un poco más de los Cowboys en la semana 18 ante los Commanders. El resultado final sería de 26 a 6 con victoria para los de Washington en el FedExField. Lo que ha dejado a Dallas con un récord de 12 victorias y cinco derrotas. Junto a la victoria de Philadelphia ante los Giants por 22 a 16, ahora los Vaqueros se han quedado con la quinta semilla de la Conferencia Nacional y se verán las caras con los Buccaneers en el Raymond James Stadium. 

A pesar de la victoria de los Eagles y el hecho que se quedaron con la NFC Este de cualquier forma, el estado de juego de los Cowboys fue totalmente absurdo ante los Commanders. Para comenzar, errores puntuales de los equipos especiales no ayudaron en lo absoluto a un buen arranque en el encuentro. En primer lugar, el pateador de despejes Bryan Anger terminaría con un fumble que dejaría a los rivales en una primera serie ofensiva en la yarda 20 de Dallas. Tras dos snaps, el novato Sam Howell tendría su primera anotación como profesional tras un pase de 16 yardas a Terry McLaurin.

Durante la segunda serie ofensiva de Washington, los rivales despejarían el balón y esta vez un error de Kavontae Turpin en la recepción del despeje colocaría a los Commanders en la yarda 15 de Dallas. Todo gracias a que no pudo capturar el balón de manera adecuada y lo terminaría recuperando para los enemigos el esquinero Christian Holmes. A pesar del susto, los Commanders no podrían anotar tras esa recuperación.

Sin embargo, esto solo fue el preludio de una producción de los Cowboys que pasó por debajo de la mesa. Dak Prescott terminaría la jornada con apenas 14 pases completos de 37 intentos, con solo una anotación y además de esto, otra intercepción.

Si bien Prescott se ha visto bastante contundente durante lo que pudo estar en la campaña 2022, también sus intercepciones son algo a preocupar. La misma que tuvo contra Washington de parte del esquinero Kendall Fuller terminaría en una anotación defensiva de 29 yardas. En lo que respecta a Dak, este ha sido su séptimo encuentro de manera consecutiva con al menos una intercepción en la temporada. Además, en sus cuatro últimos choques, han sido tres en donde un defensivo rival realizó una anotación gracias a este tipo de acciones.

Con las últimas estadísticas de la semana 18, Prescott terminó con 15 intercepciones en un total de 12 encuentros. Algo que preocupa y que hay que tomar en consideración para la postemporada.

Apartando el pobre desempeño de Prescott, también hay que hablar del juego por tierra prácticamente inexistente de los Vaqueros. Tony Pollard terminaría solo con 19 yardas en siete acarreos. Mientras que Zeke Elliott tan solo añadiría 10 yardas en ocho jugadas por tierra. Otro aspecto que se ve preocupante de cara a verse con los Bucs en la ronda de comodines.

De hecho la única serie ofensiva en donde los Vaqueros llegaron a anotar sería gracias a 14 jugadas y 77 yardas. En donde la única anotación del equipo de la estrella solitaria vendría por medio de un pase de 15 yardas de Prescott a CeeDee Lamb. Todo esto a seis segundos de ir al medio tiempo. El TD colocaría el marcador parcial por 13 a 6, ya que Brett Maher también fallaría el punto extra.

En el apartado defensivo, también se vieron fallas deteniendo el juego por tierra rival y la cobertura del juego de pases. Permitiendo 151 yardas en 41 acarreos, sin que los rivales contaran siquiera con Brian Robinson y Antonio Gibson. Asimismo, Terry McLaurin terminaría con tres recepciones para 74 yardas y la anotación al principio del partido. Jahan Dotson tendría algo similar con tres recepciones más pero sumando 72 yardas.

Y sin dejarlo por fuera, el Mariscal novato Sam Howell tuvo una jornada interesante en su primera salida como profesional en la NFL. Lograría completar 11 pases de 19 intentos, para 169 yardas, una anotación y una intercepción. Y en el apartado por tierra, también lograría cinco acarreos para 35 yardas y otra anotación por tierra de nueve yardas.

Ciertamente, este tiene que haber sido el peor juego de los Cowboys en toda la campaña, inclusive se puede colocar por encima del de la semana 1. La inconsistencia de la que se vino hablando durante toda la temporada se manifestó en el FedExField. Tanto así, que los titulares se llegaron a mantener durante una buena parte del último cuarto, sin ningún tipo de resultado.

Ahora lo que les queda es analizar toda esta gran combinación de errores y mejorar de cara a los playoffs. De mantener esta tendencia, Dallas no podrá superar la ronda de comodines jugando de esta manera. Y es que esa es la gran incógnita, nunca se sabe la versión de los Cowboys que van a recibir los fanáticos. Un día pueden ser muy contundentes, pero en otras oportunidades puede suceder lo que se pudo observar este domingo. En dado caso, se espera que sea la primera versión ante Brady y Tampa Bay en condición de visitantes.

3 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores salvo por una sola observación. En lo personal, el único jugador que está jalando a la mediocridad a los demás es el decepcionante mariscal que tenemos. Creo que en general, tenemos, si no extraordinarios jugadores, creo que buenos y bastante aceptables. Pienso que la mala calidad de Prescott es como un imán para que, a excepción de la línea defensiva que ha sido la salvadora en muchas ocasiones, los demás jugadores estén a un nivel mucho muy abajo de su capacidad. A ver hasta cuando el presidente del equipo JJ se le va a caer la venda o va a dejar a un lado su estúpido orgullo y su soberbia y va a tomar decisiones para que el equipo haga las depuraciones pertinentes, empezando por Dak.

  2. Alfredo, comparto por completo tu opinión, JJ no le gusto que Jimmy J lo opacara, cómo dueño de equipo de NFL es mediocre, aunque sea un empresario exitoso, a los malos jugadores agregar que el HC también es mediocre, mientras la familia Jones siga de dueño, el equipo jamás ganará el SB

  3. Así han sido los últimos 26 años y seguirán mientras esté JJ al frente del equipo y seleccionando jugadores mediocres, pudo tener una dinastía pero su ego y soberbia de correr a un coach ganador y pensar que sabía más que él tenemos como resultado 26 años de sequía y así seguirás sin ver levantar un VL

Comments are closed.